Felices fiestas a todos

h1 Escrito el 24-12-2006 por dosmanzanas

Felices fiestas

Desde dosmanzanas queremos desearos unas muy felices fiestas con estas bellas palabras escritas por elputojacktwist, uno de nuestros colaboradores.

Es una ingenuidad, lo sé, pero me gusta pensar que la Navidad no es sólo la época de los grandes almacenes, de las cenas de empresa, de las cestas, los turrones, la lotería y el cava. Lo que es evidente es que, independientemente de las creencias religiosas de cada uno, a partir del veintidós de diciembre hay más luz en el hemisferio norte, y por eso me imagino que lo que celebramos no es la noche más larga del año sino que el mundo ha frenado su avance inexorable hacia la oscuridad total. Me gusta vaciarme de todas las miserias y mirar todo otra vez con los ojos limpios. De esa manera veo la Navidad como un sueño de que la esperanza es posible, de que el mundo podría ser mejor, de que, con un poco de esfuerzo, podemos hacer la vida más alegre al que tenemos al lado. Es una ingenuidad, lo sé, pero esos árboles luminosos, esas calles que rebosan, los conciertos con velas, las niñas suecas con coronas de luz, las galletas caseras, los brindis, ese primer beso del año que entra…¿no es todo diferente? ¿no hay algo en todo eso que hace que un apretón de manos o un cruce de miradas sea distinto en esta época?

Es una ingenuidad pero, el veinticuatro de diciembre salgo corriendo al balcón para ver si ha nevado (creo que sólo ha ocurrido una vez), vuelvo a la cama e intento recordar el ruido que mi madre hacía en la cocina, trasteando desde las seis de la mañana, y no me levanto hasta que huelo (o imagino que huelo) a horno encendido, y me apresuro a dar ese primer paseo con la calle helada hasta el mercado, para regocijarme con la algarabía de gritos, carnes y pescados, felicitaciones, las caras rojas de frío, los chavales y sus ojos brillantes de excitación, para volver a casa y sestear delante de una tele en la que indefectiblemente Donald o Pluto o Mickey llevan un gorro blanco y rojo y suenan campanillas y montan en trineo.

Sé que es ingenuo pero creo que la Navidad es el momento de ser mejores y de querernos más, sin ningún motivo, simplemente porque nos da la gana, tenemos el resto del año para ser los mismos malnacidos de siempre.

Desde la taberna del mar y dosmanzanas queremos desearos a todos una feliz fiesta de la luz.


del.icio.us Guarda esta noticia en del.icio.us

8 comentarios en “Felices fiestas a todos”

  1. Enhorabuena, putojacktwist, como siempre unas palabras que emocionan a cualquiera.

    Feliz Navidad a todo el mundo!!!!


  2. Gracias, igualmente. Pero a veces, estos días no son tan felices como seguro que lo serán para vosotros. De hecho, no lo son. Las navidades seguro que son felices, pero cuando tienes a quien amas a tu lado. Si no, se pasa mal. Ves las luces encendidas de las calles, la gente paseando con sus parejas… Y tú estás solo, solo. Y piensas que a ti también te gustaría estar allí con esa persona a la que tanto amas, pero sabes que nunca va a poder ser porque ella no te ama y no te amará nunca. Entonces, para no sentirte tan solo, sales a la calle a pasear, porque almenos hay más gente y es como si ya no estuvieras tan solo. Pero ves que hay algo que no cuadra, que las calles están casi vacías, no hay nadie. Todos están en sus casas, con su familia, con sus parejas…

    Para mí la navidad es una gran mentira, una gran falsedad, una hipocresía. Siento decir esto, pero es lo que siento. No es mi intención amargaros las fiestas ni nada de eso, sólo que como habéis puesto esto aquí pues mira, me han venido ganas de escribir. Además, supongo que tampoco lo leeréis; tendréis cosas muhco mejores que hacer ahora.

    Y no es sólo la nochebuena; es la navidad, la nochevieja, año nuevo… Todo te recuerda que estás solo, que no tienes nadie a tu lado para abrazar, besar, nadie al otro lado de la cama. Está vacío. Al final llegas a la conclusión que en este mundo hay personas que están hechas para vivir solas, porque quizás tu carácter no haría feliz a nadie. O quizás porque no hay nadie que te pueda amar.

    Y tú le echas de menos, y te das cuenta de que ni siquiera sabes dónde está, qué hace, cómo está… No sabes nada. Y a ti, a ti te gustaría estar a su lado en esta noche y en todas las noches de tu vida, cogiéndole de la mano, abrazándole, mirándole a los ojos, dándote cuenta de que tienes un tesoro y hacérselo saber. Siendo su compañero…

    En fin, nada más que decir. Necesitaba decirlo, escribirlo en algún lado. Pero como me gusta ser sincero, he de deciros que me da rabia y que me dáis mucha envidia, muchísima.

    Pero bueno, supongo que no he dicho nada que no sepáis, Vosotros mejor que yo sabéis que tenéis un tesoro que no tiene precio.

    Feliz Navidad


  3. Feliz NAvidad Jordi…los que tenemos creencias pensamos que las celenraciones de hoy son un anticipo de un mundo con esperanza y mejor….Mis mejores deseos para todos….


  4. NOCHE DE HIELO EN LOS ESTABLOS DEL MUNDO

    Celebramos ritos sin ahondar en su significado real. Las sociedades actuales los convierten en simple costumbres del tiempo y de la vida.
    La Nochebuena es uno de ellos porque en realidad si nos ceñimos al relato atávico del pesebre fue, en realidad, una noche muy mala, personas pobres en una noche muy triste que buscaban donde poder dar a luz al hijo de un obrero con las manos llagadas y resignado a la peor de las afrentas para un hombre, en una sociedad patriarcal, cargar con el hijo de un desconocido en el vientre de su propia mujer.
    Finalmente, esa noche de hielo y oscuridad se rasga por la compasión seguramente de unos casi tan pobres como ellos y les ofrecen no su casa sino su establo. Esta historia ya universal, nos presenta a tres seres desarraigados y sin fortuna alguna tan sólo poseen la promesa de la esperanza más común, la que contiene una nueva vida. Vagan y vagan mientras tocan de puerta en puerta sin comprender casi nada más que la extraña voluntad de un dios desconocido entre miles. El miedo y la desesperanza puede con ellos hasta que se topan con unos corazones compasivos de los que poco se habla en el relato bíblico, pero quizás deberían ser la piedra angular de este relato, porque somos nosotros mismos en esta noche de consumo absurdo y festividades egocéntricas. Rompen su noche de sueño familiar y de buena pitanza para ofrecerles no de muy buena gana el establo de su pequeña hacienda.

    Y una pequeña candela de amor permite desencadenar una noche que cambiaría el destino de la humanidad para bien o para mal. Nace nuestro niño interior en mayúsculas, aquel que como todo los niños no debe hacer nada para que lo amen sólo ser un recién nacido. Y así ha sido desde las noches de los tiempos y será hasta las noches de los tiempos venideros. Una memoria emocional que olvidamos pronto y no sólo hacia los demás sino hacia nosotros mismos.

    A partir de aquí todo se conjuga en una bella escenografía de estrellas, pastores y magos que llegan desde tierras muy lejanas. Se dice que nació un rey para otros un guerrillero y para muchos el mensaje de amor más descarnado y terrible que se pudo dejar sobre la tierra.

    Dicen santos, místicos y clarividentes muy al contrario de lo que ha predicado durante siglos la iglesia que el infierno no es un lugar de llamas y de fuego sino de frío y de hielos, donde sólo habita la oscuridad. No hay luz. Los mayores infiernos no son necesariamente espacios metafísicos sino que están en los corazones de nosotros los hombres. Aquellos que dando portazos a diestro y siniestro mutilan la vida en sí misma y los corazones de los demás. Son tantos los desconocidos, los marginados anónimos que vagan de puerta en puerta esperando que la noche de hielo se fracture en mil pedazos para recibir un poco de la luz de las estrellas que auguran un mundo mejor transformado por la palabra más importante esta noche y que todos prostituimos hasta las saciedad, amor. El amor que es luz y es vida, por eso encendemos velas y hogares, celebramos la vida alrededor de la familia que nos ha permitido compartir un gran banquete a los que muchos ni se acercan porque no lo ven y otros sencillamente porque los mandamos directamente al establo.

    Estas líneas son mi felicitación para todos esta noche y muy especialmente para una familia italiana a la que se ha negado un funeral católico porque su enfermo ha querido morir o quizás, simplemente, nacer en paz.

    Yo os pido que en esta Noche de Hielo todos encendáis una luz para los establos del mundo, como recuerdo y compromiso con los que cada día nacen y mueren en ellos.

    ¡¡Feliz Navidad a tod@s!!

    http://www.youtube.com/watch?v=9lSAvJ4o-m4


  5. Jordi, entiendo perfectamente como te sientes. No hace aún siete meses que mi compañero falleció repentinamente. Y este mes no dejo de pensar que hace un año estábamos celebrando las navidades en Brasil con sus amigos (durante más de 20 años) y fué como un viaje de novios/despedida de seres queridos. Pero tengo la profunda creencia que cuando se pase el dolor hay alguien que me encontrará o le encontraré pues también estoy convencido que el mundo está hecho de segundas oportunidades. Un abrazo a todos/as.


  6. Vaya, lo siento muchísimo Barlovento. Debería de haberme callado la boca… ¿Hay alguna forma en que podamos ponernos en contacto? Si quieres, claro.


  7. No debes disculparte hombre, dabas tu opinión, eso es todo. Y claro que hay modo de ponerse en contacto, mi correo es ascuaascua@hotmail.com.
    Un saludo.
    Antes olvidé felicitaros las fiestas, disculpad.
    Un abrazo


  8. http://miarroba.com/libros/leer.php?id=66689

    “La homosexualidad es un trastorno mental del comportamiento sexual, como la zoofilia, etc…”