La Universidad de Baleares organiza un ciclo de conferencias bajo el t√≠tulo ‘Alianza de sexualidades’

h1 Escrito el 26-02-2007 por Diego

Universitat Illes BalearsLa Universidad de Baleares ha organizado un ciclo de conferencias bajo el t√≠tulo ‘Alianza de Sexualidad. Homosexualidad: una aproximaci√≥n‘. La fecha de inicio es el 28 de febrero y la cita ser√° semanal, cada mi√©rcoles a las 19 horas, hasta el 23 de mayo.

Los interesados en inscribirse o para más información, pueden contactar con los organizadores en la dirección toni.aguilo@uib.es o en el teléfono 971 17 30 23.


del.icio.us Guarda esta noticia en del.icio.us

Un comentario en “La Universidad de Baleares organiza un ciclo de conferencias bajo el t√≠tulo ‘Alianza de sexualidades’”

  1. El silencio de los corderos o ‚Äúel arca de la homofobia‚Ä?.

    En estos d√≠as en la Universitat de les Illes Balears se ha organizado, como iniciativa propia de un grupo de alumnos, un ciclo de conferencias sobre la “homosexualitat(S)”, lo cual nos congratula porque es un paso adelante hacia la visibilidad y el avance en nuestros derechos.
    Se han abierto dichas jornadas con el pase de un documental sobre la homosexualidad en el reino animal, que lleva el curioso t√≠tulo de ‚ÄúOut Animals‚Ä?. Se infiere de dicho t√≠tulo la necesidad de sacar del armario a nuestros hermanos menores que comparten este globo, cada d√≠a m√°s doliente, por la supuesta superioridad de la especie dominante y presuntamente racional que presumimos ser.
    No es la primera vez que tengo la oportunidad de leer o ver estos tipos de textos que giran en torno a la posibilidad de dar con una explicaci√≥n gen√©tica de la homosexualidad, aclarando esta anomal√≠a que parece ser la conducta homosexual a trav√©s del descubrimiento de un ‚Äúgen rosa‚Ä?, que evidenciar√≠a un motivo de tipo bioqu√≠mico o neurofisiol√≥gico de dicha pauta de comportamiento.
    Durante la espera inicial son√≥ una simp√°tica cortinilla musical que era la canci√≥n de OBK,‚ÄúEl cielo no entiende‚Ä?. La cultura Queer, tantas veces cuestionada por nosotros mismos, al fin avanza en los Campus Universitarios.
    Los ponentes fueron los profesores Marc Nadal (Departamento de Psicolog√≠a) y Miquel √Ängel Cap√≥, y el catedr√°tico Camilo Jos√© Cela Conde, estos dos √ļltimos del Departamento de Filosof√≠a y Trabajo Social.
    Los dos aspectos que cumplen estas investigaciones etológicas giran, normalmente, en dos vertientes que dejan entrever algo que me parece peligroso por su grado de homofobia explícita e implícita. Esas dos dimensiones manifiestan la ideología oculta y perversa que se esconde hasta en la ciencia, a la que se asimila muchas veces como un paradigma neutral y carente de ideología moral como la nueva religión empírica que ostenta en nuestros días. Este hecho puede dividirse en dos estadios cronológicos, como ya hemos apuntado:
    A) Los documentales que quieren demostrar que la zoología y el naturalismo del siglo XIX, bajo la impronta de la moral victoriana, ocultó deliberadamente la conducta homosexual en el reino animal, sobre todo en los mamíferos y en los primates más cercanos a nosotros.
    S√≥lo cabe imaginar que si la teor√≠a de la evoluci√≥n le supuso casi la cabeza al propio Darwin por poner en tela de juicio el texto sacrosanto de la civilizaci√≥n judeocristiana, ¬Ņqu√© habr√≠a podido suceder si adem√°s de evidenciar que el libro del G√©nesis era s√≥lo una mitolog√≠a y no una revelaci√≥n sobre el origen del mundo y del hombre? ¬ŅQu√© hubiera ocurrido si adem√°s se hubiera defendido que el prop√≥sito de la sexualidad no era s√≥lo la archiconocida m√°xima imperativa del ‚ÄúCreced y multiplicaos‚Ä? y se debiese otorgar otra funci√≥n a la sexualidad, en este caso el mero juego del placer instintivo?
    Con los nuevos medios de filmaci√≥n, una nueva generaci√≥n de cient√≠ficos se dedican literalmente a sacar del armario a ovinos, cet√°ceos, primates, insectos y otra fauna ornitol√≥gica; lo cual resulta jocoso al principio, pero algo irrelevante si dejamos de lado el subtexto subliminal, para m√≠, m√°s importante, y es el otro gran texto que la cultura cre√≥ alrededor de un mito creacionista: la ‚ÄúBiblia de la homofobia‚Ä?, del que se ha derivado una moral que ha supuesto y supone la persecuci√≥n, represi√≥n y exterminio de los homosexuales del mundo entero, y que ha conferido al ser humano el derecho moral de discriminar y forjar una noci√≥n que, estando en estos vericuetos se me debe permitir la expresi√≥n, es ‚Äúla madre del cordero‚Ä?: ‚ÄúContranatura‚Ä?, la cual nos ha tocado vivir a los homosexuales como el peor de los oprobios.

    http://www.youtube.com/watch?v=7RlTAyNI8WE

    B) La segunda fase, que supondr√≠a dar un primer paso hacia delante sobre el oscurantismo de la etiolog√≠a decimon√≥nica y de bien entrado el siglo XX, contiene, desde mi punto de vista, tambi√©n una ideolog√≠a oculta y perversa llena de presuntas buenas intenciones, pero muy discutibles como bien apunt√≥ el doctor Cela desde el punto de la biosociolog√≠a, porque la b√ļsqueda de un ‚Äúgen rosa‚Ä? no dejar de ser la explicaci√≥n de una anomal√≠a dentro de la naturaleza como se vislumbraba en el parlamento del profesor Nadal que, desde su visi√≥n del estudio de la mente humana conductista y cl√≠nica, consideraba la homosexualidad como una opci√≥n B, condicionada en lo que se denomina la construcci√≥n de una identidad bio-sexual. Desde su punto de vista, entend√≠a que este tipo de estudios documentales entra√Īan peligro al conferir un car√°cter antropom√≥rfico a las especies animales cuando forman parejas y familias homosexuales o manifiestan actitudes de cohesi√≥n, afecto o solidaridad entre ellos. No quiero olvidarme aqu√≠ de las interesantes palabras del primat√≥logo Jordi Sabater Pi, de reputado prestigio mundial, cuando en una conferencia afirmaba que para √©l la homosexualidad humana, al contrario de poseer una connotaci√≥n negativa, la parec√≠a un avance evolutivo ya que implicaba superar los instintos deterministas de una especie a favor de una elecci√≥n er√≥tica, a favor de una cultura sentimental; igual que en la heterosexual que no est√° siempre orientada hacia la reproducci√≥n sino hacia al amor. Parece para algunos ocean√≥grafos que la especie m√°s af√≠n a este comportamiento es el delf√≠n que copula fuera del determinismo de las estaciones de apareamiento, por puro instinto l√ļdico y de placer.
    Sin embargo, lo que realmente ha sucedido durante dos mil a√Īos de moral judeocristiana es todo lo contrario. El homosexual ha sido segregado por metaforizarlo a trav√©s de un zoomorfismo y por lo tanto su conducta era la propia de un animal y no de una persona con capacidad de amar y construir una identidad afectiva completa. Se nos ha relegado a las catacumbas de lo nefando y lo contranatural y, en estos momentos de lucha por una plena normalizaci√≥n en el mundo, todav√≠a se equiparan nuestros matrimonios al enlace entre una persona y un can. Se intenta animalizar a nuestras familias a modo de camadas. Y se intenta ejercer un monopolio ling√ľ√≠stico sobre el t√©rmino matrimonio por parte de una confesi√≥n fundamentalista.
    Mucho más interesante fue lo que apuntaron Cela y Capó. La preocupación real es relacionar este tipo de estudios con un concepto moral y sobre todo cuestionar si existe algo mucho más importante que explicar que es la construcción de una identidad homofóbica, que es la causante del odio, la violencia y el asesinato que padecemos los homosexuales desde hace siglos.
    Se están llevando a cabo estudios en laboratorios horripilantes (recuerdan los experimentos nazis a loJosef Mengele) financiados por fundaciones privadas. Así, en la Universidad de Salud y Ciencias de Oregón el científico Charles Roselli estudia a los corderos homosexuales que pudiendo copular con hembras prefieren hacerlo con machos. Los filma y separa del resto del redil (hasta aquí todo parece inofensivo), pero inmediatamente después los matan y se les extrae el cerebro que se conserva en formol para ver las diferencias neurológicas entre el cerebro de un ovino heterosexual y otro homosexual. Después de cientos de disecciones, siempre se llega a la misma conclusión: son idénticos. La finalidad de dichos experimentos crueles, pregunta el presentador de otro documental:
    -¬ŅExtrapolarlos al cerebro humano? La zo√≥loga frankestiniana que colabora en dicho proyecto no se pronuncia. La respuesta no es clara pero a buen entendedor pocas palabras bastan‚Ķ
    Así que, por principio, sospecho sobre cualquier investigación genética porque vislumbro en ellas siempre un subtexto homofóbico y represor que bajo una sociedad totalitaria podría acabar en una eugenesia dantesca.
    ¬ŅPor qu√© no se estudia con el mismo ah√≠nco el gen del racismo, la homofobia, la violencia colectiva, el machismo, la misoginia y un largo etc√©tera? ¬ŅCu√°ntos experimentos similares pueden estar padeciendo cientos de especies animales? Para llevarnos al callej√≥n de la patolog√≠a y de la anormalidad que es donde nos deja la iglesia con su infame y lerda hipocres√≠a cuando pide respeto hacia nosotros como si fu√©ramos enfermos cr√≥nicos a modo de toxic√≥manos o deficientes mentale, pero nos niega los derechos humanos esenciales que cualquier individuo debe disfrutara desde que nace.
    Me sumo a las palabras del doctor Cela que contest√≥ de forma volteriana a la pregunta ‚Äú¬ŅQu√© es la homosexualidad?‚Ä? y lanz√≥ al aire la siguiente reflexi√≥n: si seg√ļn este documental cualquier pr√°ctica que conlleve la estimulaci√≥n y el placer de los genitales de un esp√©cimen a otro de su propio sexo, pues quiz√°s, en ese sentido, todos somos homosexuales cuando efectuamos pr√°cticas onanistas.
    Mientras tanto, manifiesto mi recelo ante este otro silencio de los corderos del que sabemos tan poco y puede ser otra trampa más de los prejuicios morales frente a las minorías sexuales, ahora en nombre de una ciencia de la que sabemos poco, quiénes son sus patrocinadores y sus verdaderas intenciones.

    http://www.borndifferent.org/











Escribe tu comentario

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar en nuestra página. No podremos admitir los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar el comentario poniéndose en contacto con el autor del mismo para comunicarle los motivos.

You must be logged in to post a comment.