La ciudad de la noche

h1 Escrito el 16-03-2007 por elputojacktwist

La ciudad de la noche

La ciudad de la noche
John Rechy (1963)

Editorial Egales (libro cedido por librería Berkana)

All√° por 1962, varias editoriales de Estados Unidos, Espa√Īa, Alemania, Reino Unido y Francia decidieron crear conjuntamente la categor√≠a de “premio a la mejor primera novela” dentro del Prix Formentor, comprometi√©ndose a publicar la novela ganadora en los respectivos pa√≠ses. En nuestra querida Espa√Īa, la editorial Seix Barral, para su eterna verg√ľenza, amenaz√≥ con retirarse si se conced√≠a el premio a la novela que hoy nos ocupa: “La ciudad de la noche“, que estaba entre las favoritas.

Unos cuantos a√Īos despu√©s (cuarenta y cuatro nada menos), Egales nos la trae por fin, despu√©s de haber publicado tambi√©n “Numerados“, otra de las novelas de John Rechy, profesor universitario de cine y literatura en Los Angeles.

La ciudad de la noche cuenta la historia de un chapero a trav√©s de sus encuentros con clientes, polic√≠as, compa√Īeros de calle, camareros, drag queens y toda una serie de personajes, habitantes de esas ciudades de la noche en que se convierten Los Angeles, Chicago, Nueva York, Nueva Orleans o Dallas una vez que el sol se oculta. Una narraci√≥n llena de blues, rock & roll, jazz, dixieland, escrita a borbotones, improvisada, meditada, aterradora, que se encamina lentamente a ese cl√≠max final que es el Carnaval de Nueva Orleans y la fiesta del Mardi Gras.

El se√Īor King, el chapero Pete, el profesor que agoniza junto a su mayordomo Larry, Miss Destino, Chuck, el guapo Skipper, el actor venido a menos Lance y el fantasma de su benefactor Esmeralda Drake, el hombre de la playa (”Qu√© triste ¬Ņno te parece?, que la gente no tenga tambi√©n alas“), Neil y sus armarios llenos de ropa militar y l√°tigos, Sylvia, que ha abierto un bar de ambiente porque tiene un secreto, Chi-chi (‚Äúnunca, pero nunca, nunca, intent√©is meteros con una reinona“), Jeremy….

Y todo en 1963: homosexualidad, masoquismo, prostituci√≥n masculina, drag queens, bares de sexo, saunas, parques, cruising, corrupci√≥n, drogas, org√≠as (y por estos lares ni siquiera Nadiuska hab√≠a empezado a ense√Īar las tetas). Vamos, que si se la llega a leer el Caudillo no da tiempo ni a organizar el funeral. ¬ŅO s√≠?.

elputojacktwist


del.icio.us Guarda esta noticia en del.icio.us

13 comentarios en “La ciudad de la noche”

  1. No s√≥lo la homosexualidad sino la pol√≠tica penitenciaria del Franquismo es un terrero especialmente interesante para que alguien dirija o escriba una obra maestra tragic√≥mica, como son en verdad todas las tragedias que ocurren en Espa√Īa.

    Y es que una vez detenidos, los pasivos eran enviados al penal de Badajoz y los activos a Huelva. Las pretendidas medidas de rehabilitaci√≥n y reeducaci√≥n empezaban y acababan en esta selecci√≥n, como reconocen todos aquellos que sufrieron aquel tormento. Adem√°s, en los centros de Badajoz o Huelva, hab√≠a una galer√≠a de invertidos. En Carabanchel, era la √ļltima planta. En Oca√Īa, los homosexuales eran enviados a cocina o lavander√≠a en vez de ir a picar piedra, se√Īala Juan Soto en su autobiograf√≠a ‚ÄúUn hombre llamado Kathy‚Ä?, que desconozco si se encuentra publicada, pero que a buen seguro constituye un imprescindible gui√≥n cinematogr√°fico.

    Las penas de prisi√≥n iban de los tres meses ‚Äďcomo m√≠nimo en todos los casos- a cuatro a√Īos, condena a la que se a√Īad√≠a la de destierro hasta dos a√Īos cuando en la ficha polic√≠a se hac√≠a la indicaci√≥n de ‚Äúhomosexual peligroso‚Ä?.

    Un precioso art√≠culo publicado en el diario El Pa√≠s en diciembre de 2004 relata algunas experiencias, y comienza precisamente con ‚Äúuna monja me delat√≥ a la Brigada Criminal‚Ķ‚Ä?. Pasteleros, camareros, agricultores y pobres de solemnidad -nunca nadie de la √©lite social- compartieron celda y castigo, pero tambi√©n amor, ilusi√≥n y esperanzas. ¬ŅA qu√© est√°s esperando Pedro Almod√≥var? ¬ŅO a qu√© esperas Putojacktwist para escribir este historia?

    Para más información: http://www.afar2rep.org/articulos/persecucion.htm


  2. Muy, pero que muy interesante, joven amaril.

    ¬Ņlo hacemos a medias?

    (aunque ya est√° “Redada de Violetas”, “El l√°tigo y la pluma” y alguno m√°s) Pero no tienen nada de tragic√≥micos


  3. Un artículo tan bueno como necesario.
    Debe difundirse: unos ya no se quieren acordar y otros desconocen lo que pas√≥. Hace tan poco tiempo…


  4. los vers√°tiles donde iban ¬Ņa Fregenal de la Sierra?


  5. Eso est√° hecho… adem√°s, estar√≠a bien un libro que intercalara una nueva estructura, es decir, en lugar de cap√≠tulos pares e impares, un cap√≠tulo activo, otro pasivo, otro versatil… Mira que estoy dispuesto a tomarme en serio tu propuesta.


  6. Los psiquiatras de la √©poca (todav√≠a sobrevive alguno como Aquilino Polaino) consideraban que los pasivos quer√≠an ser mujeres y que eran homosexuales por enfermedad. Cre√≠an que los activos eran capaces de fecundar a una mujer y lo suyo era “por vicio”. Todav√≠a hay mucha gente que piensa as√≠, id a una manifestaci√≥n del PP y preguntad. ¬ŅC√≥mo los distingu√≠an? pues por el m√©todo de ver si eran afeminados o no.

    Eso de ser versátil (o redondo) era algo que rompía sus esquemas nacional-católicos y por tanto no existía, más o menos como la homosexualidad femenina.


  7. Y no hay que olvidarse de algo muy importante que fueron miles de hombres y mujeres que el √ļnico refugio que encontraron para no acabar en la c√°rcel ni bajo el repudio social, de forma principal en los pueblos, fue la iglesia. Era la √ļnica forma posible de depurar su imagen p√ļblica. Esa misma iglesia que ahora nos calumnia y nos discrimina, los recib√≠a con los brazos abiertos y cuando se produc√≠a un caso muy escandaloso pues para las misiones. Otra historia que escribir y denunciar.

    ¬°¬°Outing eclesi√°stico, ya!!!

    Jack, me cuesta creer que Carlos Barral fuera censor moral de la novela, quiz√°s por miedo a represalias pol√≠ticas y a perder la editorial s√≠, pero por motivos moralistas se me hace extra√Īo.

    Y el “miserabil√≠simo” vivi√≥ tanto porque no le√≠a, hombre, porque no le√≠a. S√≥lo su mujer le contaba en alto el “Hola” para que se durmiera despu√©s del caf√©.


  8. oveja, es lo que pone en el propio libro, pero estamos hablando del a√Īo 1963 y hoy, cuarenta y cuatro a√Īos despu√©s, volvemos a la censura con las fotos (espantosas por cierto) de un extreme√Īo

    vamos, que es explicable, pero permíteme que lo recuerde


  9. Sea espantoso o no ninguna justificaci√≥n tiene la censura.Este se√Īor tiene otras muchas series de fotos y una carrera ya sobre sus hombros. M√°s all√° de su mal o peor gusto, lo denunciable es que todo es un c√ļmulo de plagios ya tratados por grandes fot√≥grafos y pintores anteriores siendo su obra bastante banal y poco arriesgada.
    L√°stima que en la cultura judeocristiana no sea hermoso y digno de veneraci√≥n el “ligam” y las figuras de los dioses en actitudes sexuales como en la India y en otras culturas. El Tranta yoga y el Kriya yoga son dos buenos ejemplos de ello. En fin, nos quedaremos con nuestro San Sebasti√°n lacerado y morboso que, por cierto, es la mejor foto de todas de esas im√°genes controvertidas,no te la pierdas.

    http://www.doris.com.br/imagens/logo-t-Shiva-Shakti.jpg


  10. prefiero el de guido reni

    http://www.habanaelegante.com/Summer2004/guido2.jpg

    besos pa ti


  11. No os perd√°is el art√≠culo de Manuel Talens “La er√≥tica del martirio”, y sus observaciones sobre la iconograf√≠a homosexual pasiva de San Sebastian penetrado por flechas f√°licas que le producen un dulce sufrimiento. La leche…

    Podéis leerlo en: http://www.rebelion.org/docs/10753.pdf


  12. Doy por hecho que estáis de broma con lo de que San Sebastián asaeteado tiene alguna erótica.
    Vamos que lo de “la er√≥tica del martirio” como que me choca. Eso de pas√°rtelo bien mientras te torturan no es lo m√≠o. No tengo el m√°s m√≠nimo lado masoquista (s√°dico igual s√≠…).
    En cuanto a lo que dices Oveja: eso va en mentalidades: personalmente no me gusta mezclar Dios y sexo como tampoco me gusta mezclar sexo y monta√Īa…
    Encuentro pacatas las declaraciones de Amigo: las fotos sólo son muy feas pero nada más.


  13. San Sebasti√°n, por excelencia patr√≥n de los gays desde el Renacimiento hasta Lorca o Yukio Mishima.La figura m√°s homoer√≥tica que pudieron entrar los homosexuales en las iglesias con alevosia y premeditaci√≥n.Nunca se me olvidar√° la primera vez que vi su escultura siendo ni√Īo…

    Aquí os dejó esta web,como regalo primaveral que es una delicia en torno a nuestro santo y patrón:

    http://bode.diee.unica.it/~giua/SEBASTIAN/

    Lobo, no s√© si los m√≠sticos del mundo pod√≠an concebir forma m√°s elevada de uni√≥n con lo divino,desde el “Cantar de los Cantares”,donde existen vers√≠culos homoer√≥ticos sea dicho de paso.El sexo crea la vida y para muchas teogon√≠as el propio universo.No veo m√°s que coherencia por todas partes en torno a esa fusi√≥n.Nunca me siento m√°s cerca de Dios como cuando amo a otra persona y ella me ama a m√≠.
    Otro capítulo interesante es el de Juana Arco:
    http://www.youtube.com/watch?v=ievQHdD-qIQ











Escribe tu comentario

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar en nuestra página. No podremos admitir los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar el comentario poniéndose en contacto con el autor del mismo para comunicarle los motivos.

You must be logged in to post a comment.