Las raíces del odio (1)

h1 Escrito el 31-10-2007 por dosmanzanas

La columna de dosmanzanas¿Cómo debemos interpretar el Holocausto judío? ¿Como una especie de accidente histórico, producto de la llegada al poder en Alemania, por una lamentable combinación de circunstancias, de un demente asesino y un grupito de colaboradores igualmente desequilibrados? ¿Como un monstruoso paréntesis en la historia del progreso de la civilización occidental? Aunque el carácter extremo del horror de los campos de exterminio pueda explicar la tendencia de muchos a insistir en el carácter excepcional del Holocausto, debemos resistirnos a la tentación de sacar la destrucción de los judíos de Europa de la historia, de convertirla en algo tan aberrante y atroz como incomprensible… y, en tanto que incomprensible, en última instancia irrelevante.

No: el horror del Holocausto puede que no tenga –en su escala, en sus características de asesinato masivo organizado industrialmente, en su arbitrariedad y su falta de sentido– precedentes, pero lo que desde luego sí tiene son raíces en la historia de Occidente, como nos hace ver Georges Bensoussan (responsable editorial del Memorial de la Shoah de París) en su libro “Europe. Une passion génocidaire�. Y son raíces muy profundas, raíces que se remontan en el tiempo para dibujar la historia del odio a los judíos a través de largos siglos. Por esta razón, lejos de ser irrelevante, el Holocausto constituye una referencia imprescindible para interpretar la historia y la cultura de Occidente. Y por esta misma razón, la primera sección de la exposición permanente del Memorial de la Shoah está dedicada a explicar la historia de la judeofobia en Europa.

Cuando uno examina con detenimiento esta historia de la judeofobia se da cuenta, si conoce también la historia de la homofobia, de los numerosos paralelismos y coincidencias que existen entre ambas. Empezando por el origen mismo, pues aunque puedan existir precedentes más antiguos, tanto la judeofobia como la homofobia del Occidente medieval y moderno surgen como consecuencia del hecho de que judíos y homosexuales constituyen minorías que no tienen cabida en los rígidos esquemas ideológicos que se imponen a raíz de la alianza entre el poder imperial romano y el cristianismo, y que han seguido dominando nuestras sociedades hasta hace relativamente poco tiempo (y aún siguen ejerciendo una influencia enorme sobre éstas). Dicha alianza se establece en el siglo IV de nuestra era, y el mismo emperador que la inicia, Constantino I, y los hijos de éste serán los primeros en legislar en contra de homosexuales y judíos.

En los siglos VI y VII observamos, en los dos extremos del mundo (ex)romano, ejemplos muy notables de persecución legal a ambas minorías, que son ahora utilizadas como chivos expiatorios para desviar hacia ellas el descontento popular, apartándolo así de quienes ostentan el poder: por un lado, desde Constantinopla, el emperador Justiniano I introduce por primera vez el término “sodomita� para referirse a los homosexuales, y establece para la “sodomía� la pena de muerte en la hoguera; este mismo emperador recorta sensiblemente los derechos de la minoría judía. Por otro lado, los reyes visigodos de Hispania, tras convertirse del arrianismo al catolicismo, pretenderán granjearse la lealtad de la mayoría hispanorromana y católica de sus súbditos mediante la exclusión y la persecución legales de las minorías judía y homosexual.

La intolerancia de las sociedades cristianas hacia judíos y homosexuales se agravará considerablemente a partir del siglo XII, cuando, coincidiendo con las primeras cruzadas, una ola de fanatismo religioso barra la Cristiandad: los judíos de algunas regiones de Europa occidental serán masacrados por los mismos cruzados de camino hacia el Próximo Oriente, y más tarde empezarán las primeras expulsiones de los judíos del territorio de este o aquel monarca cristiano. En el siglo XIII, por otro lado, vemos como la homosexualidad pasa a ser castigada con la pena de muerte en legislaciones de Europa Occidental que antes no la perseguían, pues seguían el modelo carolingio, más tolerante, en lugar del de Justiniano o el visigodo; al mismo tiempo, se empieza a asociar sistemáticamente homosexualidad con herejía y brujería (y viceversa), lo que hará a los homosexuales especialmente vulnerables ante los nuevos guardianes de la ortodoxia cristiana (Inquisición, tribunales eclesiásticos, etc.). A partir del siglo XIV tendrán lugar persecuciones y ejecuciones masivas de “sodomitas� en diversas regiones de Europa.

Un aspecto que merece ser señalado es que tanto la judeofobia como la homofobia se apoyarán, para justificar la represión y seducir a las gentes comunes, en mitos que, a partir de un fundamento religioso, llegan a extremos de irracionalidad que hoy en día encontramos francamente chocantes. Así, la consideración de los judíos como “deicidas� –asesinos de Dios–, basada en los relatos evangélicos de la pasión de Jesús, dará origen a la leyenda de que éstos asesinan a niños cristianos para consumir su sangre en sus rituales, leyenda muy extendida y avalada por las iglesias cristianas durante siglos. También se les acusará, en los tiempos de la peste negra, de envenenar deliberadamente pozos y fuentes para transmitir la enfermedad; a consecuencia de esta idea absurda, miles de judíos de ambos sexos y de todas las edades serán brutalmente asesinados en varias ciudades europeas por sus vecinos cristianos.

En el caso de los homosexuales, determinados textos bíblicos –como la historia de Sodoma y Gomorra, de donde surge el paradigma ideológico de la “sodomía� y su presentación extremadamente negativa del sexo entre hombres– serán interpretados como pruebas de que Dios, a pesar de la infinita bondad que se le atribuye, aborrece a los “sodomitas� hasta el punto de enviar terremotos, pestilencias, hambrunas y todo tipo de catástrofes con el fin de castigarlos no sólo a ellos, sino también a las poblaciones y los territorios donde residen. Por medio de estos y otros mitos similares se logrará que el odio hacia judíos y “sodomitas� se haga sumamente popular en las sociedades cristianas, con lo que las raíces de dicho odio, que como hemos visto son muy profundas, se harán también con el tiempo cada vez más fuertes y gruesas: más difíciles, pues, de arrancar.

(Continuará.)

Nemo


del.icio.us Guarda esta noticia en del.icio.us

64 comentarios en “Las raíces del odio (1)”

  1. Muy interesante este paralelismo histórico establecido entre las minorías judía y homosexual, así como el análisis en relación a la dominación a través de las conciencias, basada en la imposición de un modelo rígido que excluía la diversidad y que, además, servía de mecanismo represor reforzado por la persecución y ejecución ejemplarizante de las minorías que se apartaban de ese modelo rígido útil para el control social por parte de las élites gobernantes.

    Hay que resaltar el hecho de que venimos de una represión antiquísima, a la vez que persistente. Para much@s, pareciera que “lo lésbico, lo gay, lo bi, lo trans” es algo parecido a una “moda” estravagante de los tiempos modernos, negándose así la responsabilidad histórica de la mayoría social que ha ejercido un abuso de dominio pertinaz y descarnado. Claro que esa mayoría social, a su vez, ha sido reprimida por las élites, más moderadamente, eso sí, sobre todo en su conciencia, a través de la ideología dominante, para lo cual se nos ha utilizado como “chivos expiatorios” a las minorías, para desviar la responsabilidad de las élites en el ejercicio de su control interesado.

    Es el establecimiento de un sistema de libertades regladas el que nos ha permitido a las minorías sociales el poder “respirar”, tras siglos de represión inmisericorde.

    Ahora bien. Ocurre que, como el ser humano es tan complejo, no sólo se deja engañar esa mayoría social en su sometimiento a la élite gobernante, sino que también las propias minorías nos autoengañamos. Y una de las evasiones más habituales es la del “camuflaje”, motivado, no sólo para intentar eludir la represión, sino también para querer ser “como tod@s”, para querer ser “igual”, para querer ser “un@ más”, como cualquiera, deseo éste poderosísimo que, siendo lógico y necesario, tiende a producir la confusión, hasta la enajenación, de querer negar el hecho de ser minoría social, y hasta lo que son en sí las diferencias objetivas, en lugar de hacer por luchar por superar, no las diferencias, sino las desigualdades.


  2. Gracias Nemo por esta aportación y reflexion.
    Personalmente me enganche a John Boswell y sus libros, que he leido y releido varias veces, por densos y sabrosos, y van en la misma linea.
    Espero con impaciencia ese “continuará”.
    De verdad, en mi opinión, magnífico.


  3. Excelente carta nemo, si quieres imágenes para tu blog las puedes sacar de aquí:

    http://www.legadosefardi.net/inquisicion.htm

    Historias absurdas similares sobre la homosexualidad las puedes oír de boca del ex-alcalde de Madrid Ã?lvarez del Manzano que dijo que Roma cayó por culpa del matrimonio homosexual. Aunque parezca increíble mucha gente lo cree. A esta gente, aparte de recordarle que un imperio cae por causas económicas y de inseguridad de las comunicaciones, hay que decirles que cuando Roma cayó el cristianismo era religión oficial. Incluso San Agustín tuvo que desmentir en “La Ciudad de Dios” que Roma fuese una “ciudad santa” ya que mucha gente creía que las invasiones eran un castigo por haber abandonado a los antiguos dioses.


  4. Felicidades Nemo por el escrito.
    Siempre va bien recordar la historia sobre todo con tantos intentos como vemos por taparla.
    Espero que en la continuación del artículo llegues al momento presente del odio cerval que tiene la derecha fascista a los homosexuales (y a todo aquel que simplemente piensa) y que propongas alguna pista para combatir a ese odio y a quienes lo fomentan.


  5. Como siempre, un gustazo leerte. Deseando ya la segunda parte (y la tercera, etc….)

    ¿piensas llegar hasta Rajoy?


  6. Basta leer los libros y entrevistas a John Boswell para saber que fue a partir del siglo XII cuando comenzó la verdadera persecución de los homosexuales pero no por sí mismos sino en el marco de la persecución general de todas las minorías. El motivo fue la necesidad que se sintió de un estado fuerte y centralizado. Boswell incluso documenta bodas entre hombres celebradas por religiosos cristianos hasta esa época.
    El famoso castigo divino a Sodoma guarda relación con falta de hospitalidad a los forasteros, algo considerado en la época como imperdonable, no con las prácticas sexuales.
    Resumiendo, otro sermoncito de Nemo para recordarnos lo mucho que odia al Cristianismo y a la “derecha” (como se verá en su “continuará”). Y, desde luego, el paralelismo judíos-gays me parece cogido con calzador: para empezar, los integristas judíos rechazan violentamente la homosexualidad y los abundantes jerarcas gays nazis no creo que fuesen judíos.
    En fin, tampoco debe molestarle tanto a Nemo el nacionalismo alemán cuando él también es nacionalista, como ha demostrado en su defensa de que un niño de familia castellanoparlante no pueda ser educado en su lengua en algunas comunidades nacionalistas.


  7. Cuanta razón tienes en todo Tote: es cierto que el nazismo nunca persiguió ni mató a ningún homosexual y que tampoco fueron perseguidos antes del nazismo, ni nunca…
    Claaaro.
    Tan cierto como que en algunas comunidades nacionalistas obligan, bajo pena de destierro o algo, a los padres a educar en sus casas a los hijos sólo en lenguas no castellanas…

    Como desconocemos la historia y la realidad nos hacéis taaanta falta…

    Si es que…


  8. Oye, Tote, a ver si convences al Vaticano y a la Conferencia Episcopal española de que, ciertamente, el MITO del castigo divino a Sodoma simboliza la deshumanización por el alejamiento, por parte de lxs habitantes de esa ciudad, de la ética de la hospitalidad con lxs extranjerxs.

    Porque, querido Tote, precisamente hoy día el Papa y el cardenal Cañizares están actuando ferozmente en contra de la Ética Humana Universal cuando no dejan de generar rechazo contra todas las personas del colectivo LGTB, actitud en la que les siguen millones de seres humanos que comparten su ideología lunática que, para nada, tiene que ver con el hecho religioso en sí.


  9. De hecho, Javi, la afirmación sobre que la explicación del mito de Sodoma se debe a la falta de hospitalidad, es la única cosa sensata que ha puesto Tote aquí.

    Según la Teología de la Liberación y otras corrientes de pensamiento bíblico/cristiano progresistas (queda alguno suelto) la idolatría (manifestada en la prostitución ritual), así como la no hospitalidad con el forastero es lo que causa el castigo simbólico de Sodoma.
    Evidentemente el Vaticano, la CCE y todos los grupos ultracatólicofachas (como aquellos en los que milita la plana mayor del PP) no aceptan que esa sea la explicación del mito sino que se ciñen a la literalidad del texto para descontextualizarlo e interpretarlo a su manera.
    Lo que no acabo es de imaginarme a Tote como un Teólogo de la Liberación y mira que conozco unos cuantos…


  10. Gracias a todos por leeros el artículo y, a los que lo habéis elogiado, gracias también por ello. El miércoles que viene, la segunda parte (que creo que será la última con este mismo título, aunque desde luego el tema de las semejanzas -y las diferencias- entre las trayectorias históricas de la homofobia y la judeofobia da para mucho más, y supongo que lo volveré a tratar).


  11. Javi(ab): muchas gracias por tu reflexión (siempre me alegra y me interesa leerte, Javi).


  12. Dr. Turbio: gracias por el enlace. Recuerdo haberlo visto cuando lo pusiste por primera vez en DM, hace unas semanas, y haber dejado un comentario al respecto. En realidad es sorprendente que en España sigan exhibiéndose esta clase de “artefactos”, cuando en otras partes de Europa otros muy similares han sido retirados -y sus capillas, su culto y sus leyendas judeófobas, desmantelados- por las propias autoridades religiosas (¡sí, incluso por las católicas!). Pero bueno, ya se sabe que la Iglesia Católica española es como es…

    Las leyendas judeófobas de niños desangrados hasta la muerte por los judíos para consumir su sangre en sus rituales religiosos (denominadas “libelo de sangre”) fueron muy corrientes en el mundo cristiano desde el siglo XII hasta el XIX. En el artículo de la Wikipedia en castellano sobre este “Santo Dominguito de Val” leemos: “Cuentos similares sobre niños martirizados se han repetido en toda Europa, pudiéndose contar seis casos en el siglo XII, quince en el XIII, diez en el XIV, dieciséis en el XV, trece en el XVI, ocho en el XVII, quince en el XVIII y treinta y nueve en el XIX.”

    Todos estos “cuentos” sirvieron para avivar en las gentes sencillas el odio más visceral contra sus vecinos judíos, y dieron pie a atroces actos de violencia contra éstos. La atribución a la ira divina contra los “sodomitas” de todo tipo de catástrofes cumplía -y sigue cumpliendo, como comenté en una columna de hace unas semanas, “gays y terremotos”- esencialmente la misma función.


  13. muy interesante el articulo. la comparacion de xenofobias (entendidas como el odio a todo lo ajeno o diferente) suele ser siempre interesante aunque compleja. Existen diferencias claras de los odios perpetuos hacia transmaribolleras y judios, tanto en razonamiento como forma, pero esta claro que tiene un origen comun en la incapacidad cognitiva del xenofobo, que no reconoce aquello que odia como semejante.
    Es interesante la xenofobia aun mas grave, para mi, q es aquella que tienen miembros de grupos marginados hacia otrxs personas marginadas. Han existido judios homofobos y lgbts judeofobos (palabro). tal vez por eso prefiero plantear la lucha lgbt como una lucha por una sociedad justa e integradora que como una lucha por ser considerados iguales al grupo dominante olvidandonos no solo de nuestro origen marginado sino de aquellas personas del colectivo que no solo sufren por su status afectivo sexual sino tambien por otros status (sexo, genero, etnia, nacionalidad, lengua, poder adquisitivo, religion…).

    Es imposible decir que mi marginacion como lgbt y la de un judio como judio son lo mismo.Las diferentes fobias, los sentimientos que las generan y los que producen no son iguales pero claramente son equiparables.

    y por cierto, que mas da lo que realmente diga la biblia, lo que querian decir, o su origen. El problema es su interpretacion actual. Porque lo de sodomia si que se acuerdan pero medio levitico que acepta la exclavitud, la venta de hijas para el aumento de tierras de labranza, o propone el apedreamiento de las personas que lleven dos tipos de tejido distinto, parece ser olvidado… Paso de la biblia y lo que dice (y la he leido casi entera)


  14. Tote, a tus ataques personales no pienso responder más que esto: argumentar “ad hominem” es signo de falta de argumentos serios por parte de quien esto hace, y cuando además dicho ataque se construye sobre la base de atribuir al atacado cosas que éste jamás ha expresado (”argumento del hombre de paja”), dicha falta de argumentos reales queda en evidencia de un modo particularmente patético.

    Las razones que das para explicar por qué te parece “cogido con calzador” (sic: ¿qué sentido tiene coger algo con un calzador?) establecer un paralelismo entre homofobia y judeofobia me parece obvio que no se sostienen (y la segunda, “los abundantes jerarcas gays nazis no creo que fuesen judíos”, cae ya de lleno en lo grotesco).

    Finalmente, en relación con el sentido de la historia bíblica de Sodoma y Gomorra: puede que desde el punto de vista filológico o de la teologia progresista la interpretación “correcta” sea que el pecado por el que Dios destruyó supuestamente las ciudades del llano era la falta de hospitalidad de sus habitantes, pero no es menos cierto que desde Justiniano hasta nuestros días, la interpretación habitual de dicha historia ha identificado el pecado en cuestión con la homosexualidad, y de hecho, de aquí surgió la idea de llamar “sodomitas” a los gays, y “sodomía” a los actos sexuales entre hombres, como se hizo habitualmente hasta finales del siglo XIX (y algunos siguen haciendo aún hoy). Esta interpretación (”sodomía” = homosexualidad) fue alegada una y otra vez a lo largo de los siglos por las autoridades cristianas para justificar sus leyes y sus actos de persecución brutal contra los “sodomitas”.


  15. Gracias, dlareg. Tienes razón, por supuesto, en que “homofobia” y “judeofobia” no son exactamente lo mismo. Pero sí creo que hay importantes elementos comunes y una trayectoria histórica paralela durante muchos siglos: de esto pretendo hablar en esta columna y en la próxima. Por cierto, es buena idea lo de usar el término “xenofobia” para referirnos a todo tipo de odio a lo ajeno o diferente. Lástima que su uso en un sentido más restringido (”odio al extranjero”) esté tan generalizado…


  16. Nemo: mi crítica no puede ser a tu persona pues de ti sólo sé que te gusta París pero que eres “más de Roma” (como dijiste en ridículo total). Pero, en cambio, sí puedo decir que esos textos pretenciosos y cursis que nos regalas, amén de pretenciosos, no se sostienen porque siempre te buscas lo que sea para acabar atacando al Cristianismo y a “la derecha”. Como aquella vez que nos soltastes el rollo de que alguien había acusado siglos atrás a los homosexuales de ser los culpables de los terremotos.
    Comprendo que prefieras el palmoteo de la Iglesia de la Zerología pero es que tus textos son un coñazo, tío…


  17. El anterior comentario es mío. A veces ha salido Moncho por leches informáticas. Disculpad.


  18. ¿”Ridículo total”? En fin, visto lo visto en los dos últimos comentarios (Tote, Moncho y las “leches informáticas”), la cosa se comenta sola…


  19. Felicidades por tu mensaje, Nemo, como siempre ameno y a la vez documentado.

    Efectivamente, desde el poder siempre se ha intentado controlar a las mayorías a través del ataque a las minorías, fueran las que fueran en cada momento. Y la religión oficial normalmente ha sido cómplice del poder.

    A finales del siglo XIV, en Valencia, las prédicas de algunos religiosos católicos, como el dominicano Vicent Ferrer (hoy santo) infundieron a los valencianos un fanatismo religioso que creó un ambiente de intolerancia. En este contexto tuvo lugar en 1391 la destrucción del Call (la judería) de Valencia, en un asalto en el que un centenar de judíos fueron asesinados. Los asaltantes, además, se dedicaron a robar de los hogares judíos todo lo que pudieron (telas, dinero, vajillas, etc.). Eran años de carestía, y los judíos (que además eran ricos) fueron el chivo expiatorio. Aunque algunos de los asaltantes fueron detenidos por las autoridades, ninguno fue ejecutado.

    A raíz de este pogromo se produjeron conversiones en masa de judíos aterrorizados en todos los calls valencianos, enmedio de una atmósfera antisemita asfixiante. Pero tanto el pueblo como las autoridades consideraron que estas conversiones en masa eran en realidad un milagro de sant Cristòfol (san Cristóbal). La antigua Sinagoga Mayor de Valencia fue reconvertida en templo católico de sant Cristòfol, en agradecimiento al santo por su “milagro�.

    Os leo ahora cual es la versión oficial de la Iglesia Católica sobre sant Vicent Ferrer, por ejemplo a través de la web http://www.dominicos.cl/svfelsanto.html:

    “…Dicen que (Vicent Ferrer) convirtió más de 10,000 judíos y otros tantos musulmanes o moros en España. Y esto es admirable porque no hay gente más difícil de convertirse al catolicismo que un judío o un musulmán…”

    Sin embargo, no explica como los convirtió…


  20. Nemo, algún día tendríamos que intentar determinar entre vari@s de los comentaristas de DM qué significa o en qué medida somos minoría social.

    Creo que la mayoría de gays y lesbianas se consideran pertenecientes a la mayoría social, solo que con la “particularidad” de que le atraen las personas de su mismo sexo o de que forma pareja con una persona de su mismo sexo.

    Entonces, a partir de ahí, si acaso se juntan con otras personas que comparten esa “particularidad”, porque conlleva un cierto grado de complicidad que facilita forjar una cierta amistad o, en otro caso, por pretender una relación sexual o amorosa.


  21. Muy interesante tu artículo, Nemo. Espero con impaciencia la segunda parte.


  22. Gracias, felivet e Ibn Sina.

    Felivet: en 1391 hubo pogromos no sólo en Valencia, sino en muchas otras ciudades de la Península Ibérica. Parece que el foco originario de esta ola de brutalidad intolerante estuvo en Andalucía, y en concreto en Écija, donde el arcediano Ferrand Martínez predicaba con gran virulencia contra los judíos. Los pogromos empezaron pues en Andalucía, pasaron luego a Castilla y de ésta a la Corona de Aragón. En dicha Corona resultaron también destruidas, aparte de la de Valencia, las juderías (o calls) de Barcelona y Palma de Mallorca. El número total de muertos en los pogromos ibéricos de 1391 se ha calculado en más de 10.000.

    Copio del artículo de la Wikipedia sobre “Historia del cristianismo en España”: “La existencia de una población judía se conocía desde época romana y visigoda, pero aumentó notablemente hasta constituir cientos de miles a mediados del siglo XIV. El antisemitismo funcionó eficazmente al aportar un cómodo chivo expiatorio de las tensiones sociales producidas por la crisis del siglo XIV. Las predicaciones antisemitas del arcediano de Écija Ferrand Martínez actuaron como desencadenante de una energía social contenida que estalló en los pogromos de 1391. Lo mismo puede decirse de las de San Vicente Ferrer”.


  23. Javi, la cuestión que planteas es realmente muy interesante. En una columna que me publicó DM antes del verano (”El mundo al revés de Don Pío”) yo asociaba el concepto de “minoría” referido a los homosexuales a la visibilidad: es, decía, ahora que se nos ve cuando somos una “minoría” para la sociedad, antes sólo éramos individuos encerrados en sus respectivos armarios, aislados, invisibles y socialmente casi insignificantes.

    Ésa es una manera de enfocar la cuestión. Pero por otro lado, también creo que lo que nos ha configurado históricamente como minoría ha sido, como dice el pensador francés Didier Eribon, la homofobia. Ha sido la homofobia la que nos ha separado de la mayoría social, ha sido la exclusión homofóbica lo que nos ha delimitado como grupo “diferente”. En este sentido, aún sin visibilidad los homosexuales éramos una minoría. Y por otra parte, en la medida en que hoy sigue habiendo homofobia en nuestra sociedad -y no poca-, me parece absurdo pensar que formamos parte de la mayoría “pero con una pequeña e insignificante diferencia”… que para muchos está muy lejos de ser pequeña o insignificante.

    ¿Deberíamos, sin embargo, al menos esforzarnos por tender hacia esa situación? Bueno, está claro que debemos trabajar por erradicar la homofobia… pero yo no creo que debamos minimizar nuestras diferencias para ser aceptados en “la mayoría”. Yo creo que en una sociedad democrática y liberal la pluralidad, la diversidad, son valores positivos. En una sociedad así, las minorías deberíamos poder sentirnos tan aceptadas e integradas como las mayorías, sin dejar por ello de ser diferentes. Pero tampoco debemos olvidar que cada individuo es distinto de los demás, y por ello la identidad de grupo no debe nunca fagocitar la individual.

    Así que me temo que se nos plantea la necesidad de hacer difíciles equilibrios entre integración y diferencia, por un lado, e identidad de grupo e individual, por el otro. Pero bueno, en eso consiste la vida al fin y al cabo, en hacer difíciles equilibrios a diario.


  24. Excelente carta, Nemo, poco se puede añadir a tu brillante exposición.
    Tote-Moncho: Muchas gracias por tu intervención, es una suerte poder contar en este foro con intervenciones tan clarificadoras, son como “la prueba del algodón”, permiten verificar cuales son las campañas de opinión predominantes en un momento dado en los grupos homófobos (parece que de momento han renunciado a convencernos de que apoyemos al PP y ya se resignan a conseguir atraernos hacia del partido de Díez y Savater), y desde luego está claro que esos mismos grupos no son nada felices cuando se asocia a un sector del cristianismo (quizás el que hoy controla el Vaticano) a las raíces de las corrientes intolerantes del continente europeo, en especial a la persecución antisemita.


  25. Es muy oportuna la reflexión (avanzada) que plantea Javi frente a los sermones (cursis y resentidos) de Nemo, que siempre acaba en lo malos que son el Cristianismo, la derecha y la lengua española y lo buenos que son el Judaísmo, la izquierda y cualquier otra lengua. Eso sí, su odio al Catolicismo no le impide ser “más de Roma”, en ridícula expresión que hizo historia en el foro.
    Tras las leyes de igualdad, todo ha cambiado. Los gays pertenecemos ya a la gran mayoría pues se nos reconoce el mismo nivel de derechos. Lo que procede es influir, ya desde dentro, para que vayan desapareciendo las secuelas de la represión de tantos años, pero sin complejos de “minoría marginada desde el Neolítico” que tanto gratifica a Nemo y a sus palmeros zerolistas.
    Si toda esta carcundia progre sigue insistiendo en sus pánicos ancestrales (en algunos casos, interesados vía subvención) terminará acabando, paradójicamente, en ser minoría, algo que, en el fondo, es lo que le gusta.


  26. Minoría que la extrema derecha a la que defiendes está encantada que sigamos siendo (al famoso recurso me remito ¿o tampoco existe como “no existió” la persecución a los gays?…) al luchar por arrancarnos los derechos que hemos alcanzado gracias a “la carcundia progre zerolista”…

    “Una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad”. Goebbels. Ideólogo del PP…

    A partir de aquí cualquier cosa que digáis carece de valor alguno.
    Seguid, pues…


  27. Muchas gracias, Nazareno.

    Tote: en tu caso lo del “argumento del hombre de paja” llega ya a ser obsesión. Me temo que hasta acabas por creerte tus propias mentiras. Lo siento por ti.


  28. Javi

    En tanto que gay fuera del armario, yo pertenezco a una minoría, y no tengo ningún interés en formar parte del 90% de mayoría heterosexual. Pero tampoco tengo ganas de ser excluido por la mayoría. Especialmente por los miembros de la mayoría que me importan. Por ello, en tanto que miembro de una “minoría�, tengo que trabajarme con especial pedagogía a esos miembros de la “mayoría� que quiero que me acepten como soy. No es fácil explicar a las personas heteros que te importan que ser gay es tan válido como ser como ellos, y convencerlas además. Hay que currárselo, pero vale la pena, y creces como persona.

    De hecho, creo que casi todas las personas (heteros o gays) forman parte de diversas minorías sociales (y si no fuera así, qué vida más aburrida). Además, si perteneces a la minoría gay, es más fácil que formes parte de otras minorías (puestos a ser minoritario en algo, te da igual serlo en más cosas, y pasar de la “normalidad”).

    Yo formo parte de la minoría social que -siempre que puede- habla y defiende el valenciano en la ciudad de Valencia, de la minoría social (masculina) a la que no le interesa el fútbol, de la minoría social que no posee coche, etc.

    Si algunos defensores de la “normalidad� me ven como un bicho raro, me da igual: mantengo una relación superficial con ellos y punto. Sólo me acerco y me trabajo a los que valen la pena. Tu familia, tus amigos íntimos, tus compañeros de trabajo más cercanos, tu jefe (si hay buen rollo). Vale la pena esforzarse y trabajártelos. Si luego te rechazan, descubrirás que realmente no valían tanto la pena.

    Yo me considero afortunado porque he podido escoger mis amigos, pero también quizá haya mucha gente que no pueda, que lo tenga más difícil. Quizá los que tienen pluma lo tienen más difícil, o los que trabajan o estudian en un entorno homófobo o los que viven en un pueblo pequeño, o los adolescentes (porque son emocionalmente más inseguros), etc. Pero en todo caso, no hay que esperar que “todo el mundo” te acepte por completo. Mejor trabajarse a los que te importen y a los que necesites (aunque no te importen mucho). Vale la pena el esfuerzo.


  29. Con respecto al hecho de ser minoría social: sí, yo defiendo que lo somos y que es necesario que seamos conscientes de ello.

    No existe una identidad común, más allá del hecho de lo que nos une por las contradicciones con un mundo hecho a medida de una mayoría social, pero no hecho a medida de tod@s, ni de la diversidad.

    Sí existen, por cierto, necesidades comunes que van a ser permanentes, sobre todo de reflejo y representación, es decir, en gran medida simbólicas y culturales. Ocurre que, tal y como se organiza la sociedad y la política, para lograr satisfacer esas necesidades comunes, hemos de ejercer el empoderamiento en todos los órdenes socio-económicos y políticos, porque así ha funcionado el hombre heterosexual.

    No apartamiento, no segregación, no ocultamiento, no invisibilidad, no disolución.

    Sí incorporación, sí inclusión, sí visibilidad de nuestra realidad específica, sí integración igualitaria.

    Es decir, no se trata de que nos juntemos entre nosotr@s para ejercer como LGTB y luego, cuando estemos con heteros, dejemos a un lado esto de ser LGTB, como si fuera una realidad “a tiempo parcial” de nuestro ser.

    Se trata de ser LGTB a tiempo completo, siempre, en todas partes y de la misma forma ante otr@s LGTB que ante heteros.


  30. Ahora, aquí mismo, voy a aprovechar para dejar claro algo, porque puede que alguien se haya llevado a engaño.

    Doy las gracias a Zerolo y a Zapatero por lo hecho en esta legislatura que termina.

    Con respecto a Zerolo, cada crítica que recibe, considero que es una crítica que se me hace a mí mismo, sólo que él es quien da la cara por mí, quien me representa.

    Con respecto a Zapatero, aunque hay que alabar la posición de IU, perfectamente podría haber optado el actual secretario general del PSOE por una legislación distinta a la plena igualdad/integración civil de las parejas de lesbianas y gays, e IU habría votado a favor y punto final.

    Por tanto, no hay que restar mérito ninguno a Zapatero en su apuesta histórica por hacer justicia a las parejas de gays y lesbianas, dejando atrás nuestra segregación legal. Yo me caso dentro de muy pocas semanas y le tengo que reconocer que no hayamos tenido que esperar más décadas en esta democracia tan acomplejada.

    Ahora bien, Zapatero ha actuado a petición nuestra y gracias a la hábil acción política de Pedro Zerolo, nuestro líder.

    Por el contrario, del PP lo que cabe esperar es que se quede ahí donde está, en la oposición, porque no sabe hacer otra cosa que frenar y empujar hacia atrás, además con muchas ganas por su parte. Pretende nuestra segregación, quiere la supremacía de las familias heteros, que es equivalente a la supremacía de la raza blanca.

    Madremía, me acuerdo del 14 de marzo de 2004: ¡cuánto no lloré de inmensa alegría aquella noche, cuando supe que habíamos desalojado del poder al PP! Se abría un horizonte de esperanza y felicidad, tanto individual como colectiva, gracias al pase a la oposición del PP.

    Hoy día, hemos de seguir avanzando, hemos de seguir esforzándonos por ser cada vez más felices, más iguales de verdad, no sólo la legal de las parejas que, eso sí, ha supuesto un potente mensaje a toda la población y a nosotr@s. Ante ello, el PP se presenta como un negro nubarrón que sigue empeñado en inferiorizarnos, en acomplejarnos, en indignificarnos, en recrear un mundo segregacionista, desigualitario, desvertebrador…

    Yo estoy convencido de la segunda derrota consecutiva del PP. Para ello, no seré yo quien me quede en mi casa esperando que voten otros por mí. Ni seré yo quien le dé un voto no útil a IU en una provincia donde es imposible que saque diputad@ ni senador/a. Importa, además, que el PSOE saque más votos que el PP.

    Lo que sí quiero es que seamos exigentes con el PSOE, en el sentido de que no se deje atrapar por el PP, de que no tenga miedo al PP, de que no se deje frenar por el PP.

    El PP es terrible: ni hace, ni deja. Es un conglomerado que combate activamente contra… ¡¡nuestra felicidad!!


  31. Estimado Amigo, muy interesante tu nota pero observo una contradicción interna en tu discurso que tiende a un maniqueísmo a voz de pronto un tanto resbaladizo e incluso falaz.
    El paralelismo antropológico entre judaísmo y homosexualidad es extensible a cualquier minoría segregada con violencia y espíritu inquisidor en cualquier tiempo y espacio. El odio tiene raíces muy profundas, tan profundas que la cultura judía que se cimenta como la cristiana y la musulmana en torno a su gran profeta principal Abraham pues tampoco queda muy bien parada en su propaganda homofóbica a lo largo de la historia, como tampoco su censura moral a cualquier conducta sexual que se halle fuera de la Torá.
    El odio genocida tiene su génesis en un poder político que busca criterios de autoridad en la religión, en la moral laica o lo que encuentre más a mano, nadie se salva porque todo es muy primitivo y tribal: mi territorio y mi pueblo; no eres como yo y además intentas invadirme pues voy a convertirte en el chivo expiatorio de todos los males del mundo. Son razones de carácter socioeconómico y esgrimidqas en tiempos de criss sociales y fundamentadas, repito, en discursos teológicos o de cualquier signo sean sagrados o profanos.
    El antiguo testamento es un libro lleno de sangre y de una altivez bélica que no tiene parangón en la historia. Las muertes por lapidación que hoy practican los islamistas están basadas en la herencia de ese libro “santo�.
    La lectura de una religión que sólo te reconoce como judío si se tiene lazos consaguíneos directos por vía monoparental materna lo dice todo. El estado de Israel es un estado militarista de la cabeza a los pies. El sionismo es una de las expresiones más tristes que puede alcanzar un pensamiento religioso de un carácter medieval pristino como lo es también el islamismo. Yahvé,es un dios justiciero y representa a un padre lleno de rencor y venganza que es el imago del sentimiento del mismo pueblo que lo creó a su imagen y semejanza. Todavía hoy muchos teólogos judíos defenores del holocausto como un justo castigo hacia su propio pueblo por su ingratitud y una serie de larga de pecados imposibles de enumerar(kapará).
    Te recomiendo un libro muy esclarecedor “Historia judía, religión judía� de Israel Shahak, judío deportado con toda su familia al campo de exterminio de Bergen Belsen en 1942 y con prólogo de Gore Vidal( homosexual notorio).En el que su propio autor lleva a cabo afirmaciones como estas:

    “El estado de Israel discrimina oficialmente a favor de los judíos y en contra de los no judíos en muchos ámbitos de la vida, entre los cuales hay tres que considero de suma importancia: derecho de residencia, derecho al trabajo y derecho de igualdad ante la ley� p.31
    El capítulo quinto donde hay un apartado dedicado a los “delitos sexuales” es de lectura obligada.

    El holocausto fue una tragedia infinita, pero durante mucho tiempo la misma comunidad judía no nombró ni a homosexuales, gitanos, comunistas y otros comunidades religiosas que fueron también deportados y exterminados.Y no no los citó por razones de exclusión étnica, moral y religiosa.
    Los paralelismos victimistas que hacen algunos estudiosos entre el antisemitismo y la represión homosexual, los pongo en tela de juicio ya que ellos mismos durante tres milenios ayudaron y siguen ayudando a la opresión de la homosexualidad. Tampoco debemos omitir que los Estados Unidos es ante todo una nación construida a partir de una moral judía y no tan que cristiana como se cree a simple vista y sin este balón nutricio Israel no estaría en el mapa ni hubiera existido como estado al acabar la guerra.
    Amigo Nemo, que tu “cristofobia� no te deje ver el bosque del odio porque los árboles que lo componen son tantos como seres humanos que son los que al final hacen posibles los campos de exterminio y las alambradas cotidianas llenas de las púas más mortíferas y ardientes.
    Es muy difícil querer separar a estos hermanos siameses de tres cabezas que viven por medio del latido de un mismo corazón. Incurrimos así en unas bases con postulados tendentes a un sofisma insoluble. Cada una de estas religiones tienen sus leyendas negras con respecto a las otras porque sus prejuicios son los mismos, basta con que revises en profundidad sus textos puedes encontrar “manzanas y peras� muy jugosas al respecto.
    Desde mi humilde punto de vista, es más importante saber como un día un pueblo puede encontrarse viviendo en una sociedad democrática y pasar de forma casi invisble a una metamorfosis como la vivida por el personaje de ese gran judío que fue Franz Kafka. Preguntarse cada día de qué está hecho el odio es lo más inteligente que podemos hacer para erradicarlo desde su semilla.

    Gracias por tu comentario que ayuda a replantearse tantas cosas que damos por hecho y perdona que discrepe en algunos puntos de tu exposición primera, seguiremos leyendo…

    http://www.youtube.com/watch?v=Tmfwr-1s9ac


  32. Nadie ha dicho que el judaísmo oficial no haya sido, y siga siendo, homófobo.


  33. Oveja: creo que la intención de nemo es comparar el mecanismo de ambos procesos de generación de odio y posterior agresión. No creo que haya intentado comparar a las víctimas en cuanto al fondo del hecho que les llevó a la discriminación, sino más bien a la forma de ambos discursos.

    Es la limitación importante que tiene el análisis, pero creo que nemo lo deja bien claro. En la siguiente o posteriores partes quizá le dé más recorrido, y no solo más profundidad (que obviamente es imprescindible como punto de partida).

    En cuanto a las fobias que nos vemos los unos en los otros, tú ves en él cristianofobia; con honradez te tengo que decir que en tu comentario he visto (más bien ha sido una sensación) una causa general contra el judaísmo. Probablemente sea una sensación equivocada e injusta, pero mira hasta qué punto podemos unos y otros sentir diferente ante un mismo comentario.


  34. Javi,
    si es verdad que dar un voto a IU en algunos distritos electorales puede parecer una perdida ya que no da lugar a escaño. aun asi me parece insultante decir que un voto a quien sea, hecho en conciencia, aunque no produzca asiento es un voto inutil. Me parece mas inutil votar al menor de los males con la nariz tapada como vota mucha gente en este estado. Eso si aceptando tu mirada de beneficio electoral y no de etica democratica tambien reconoceras que en muchas otras provincias cambiar un numero minimo de votos del PSOE a IU significaria que IU ganaria un escaño mas robandoselo al PP. Hay varios casos a lo largo de la corta democracia española en el que para quitar la mayoria al pp el psoe hubiese necesitado varios miles de votos sin embargo unos pocos cientos a IU hubiesen marcado la diferencia al ser el partido mas cercano al siguiente escaño. El voto util es en si mismo un insulto a la democracia participativa tan grande como el metodo D´hont.
    De quien es lider zerolo por cierto? mio o del colectivo no.
    (q poco me gustan los lideres… todxs ellxs)


  35. No voy a votar con ninguna nariz tapada, sino con plena alegría, al PSOE. Y, sí, Zerolo es mi líder.


  36. y por cierto no queria decir que tu no tuvieses etica ni mucho menos y estoy seguro de que tu voto es en conciencia. siolo que no me gusta las llamadas al voto util sobretodo cuando eso beneficia al partido al que (y aqui interpreto sin tener conocimiento, si me equivoco lo siento) el que las hace parece defender o pertenecer.


  37. se solaparon nuestros mensajes. yo mismo me estaba contestando. jajaja
    me alegro que votes en conciencia, no pidas a los demas que no lo hagan.


  38. Oveja, tienes razón en que la tradición religiosa del judaísmo también es homófoba (de hecho, cabe pensar que la homofobia del cristianismo primitivo responde a la influencia de los textos y las actitudes del judaísmo). Y es cierto que ha habido y sigue habiendo mucha homofobia entre los judíos, especialmente en los integristas (como también ha existido y existe judeofobia en algunos homosexuales, aunque desde luego sean cosas muy diferentes, pues ésta última no se apoya en un discurso considerado por el grupo como “sagrado” (u oficial) y determinante de la pertenencia al mismo). También dlareg comentó lo lamentable que le parecía que existiesen judíos homófobos y homosexuales judeófobos. Y os doy la razón a ambos.

    Eso sí, no creo que nada de lo dicho en el párrafo anterior entre en contradicción con lo que expreso en mi columna. Simplemente amplía la perspectiva, lo que siempre es de agradecer (me parece evidente que uno no puede ni debe aspirar a decirlo todo en un texto de menos de 1.000 palabras). Como le dije a dlareg, aunque homofobia y judeofobia no son, obviamente, la misma cosa, “sí creo que hay importantes elementos comunes y una trayectoria histórica paralela durante muchos siglos: de esto pretendo hablar en esta columna y en la próxima”. Más adelante tengo intención de comentar también las diferencias entre las trayectorias históricas de ambas fobias en determinados contextos. Permíteme que, de momento, no adelante nada más.

    Lo que no te puedo aceptar, Oveja, y lo digo con todo el respeto, es tu acusación de “cristofobia” (por cierto, ¿no debería ser “cristianofobia”?). Yo no fabrico leyendas ni pseudoargumentos irracionales con el fin de esparcer el odio hacia los cristianos, ni los considero como seres humanos inferiores (viciosos, tarados o enfermos), ni propugno su discriminación, persecución o exterminio. No soy cristianófobo. Lo que he defendido siempre en DM es la convivencia de todos desde el respeto a la diversidad y la valoración positiva de ésta. Ya me gustaría a mí que las iglesias cristianas hicieran lo mismo (ya sé que alguna, minoritaria, lo hace, pero las grandes siguen actuando en el sentido opuesto, y con gran repercusión social). También he expresado repetidamente en DM mi apoyo a los cristianos gays y lesbianas que intentan hacerse respetar dentro de sus respectivas iglesias: aunque no soy creyente, creo que tienen derecho a exigir respeto, y que si lo logran redundará en beneficio de todos, pues la religión no va a desaparecer mañana, ni pasado…


  39. Pues yo un poco de catolicofobia si que tengo y la reconozco. nunca la tuve pero desde hace unos años con su reentrada de lleno en politica cada vez que me cruzo por la calle con el blasco o con rouco (cosa que ocurre mas o menos una vez al mes) me dan ganas de insultarles. pero mi odio va solo a la cabeza organica de la iglesia que luego de obispo para abajo no tengo fobias…


  40. Entonces no tienes “catolicofobia” simplemente eres una persona normal.
    Te aseguro con total conocimiento de causa que hay muchos obispos excelentes personas, buenos en su trabajo y consecuentes con el mensaje cristiano.

    Lo de Rouco y demás es demencial. Pero siempre he tenido claro que sólo son hombres de paja de la derecha política. Los obispos, curas, agentes pastorales, o simples católicos de base, que no se dejan manipular por la derecha política españolista que nos ha tocado son buena gente, te lo aseguro.
    Yo también tengo fobia a Rouco (como muchos católicos de los que no se habla). En mi caso pq lo relaciono directamente con el PP, o con grupos de impresentables como los Hazme Reír, el foro de la familia, los e-cristians, sectas como los Kikos o los legionarios de Cristo (donde milita la plana mayor del PP) e impresentables varios.
    Y ten por seguro que conozco a más de un obispo, decenas de curas en activo, varios teólogos y teólogas que también tienen fobia cerval a Rouco y a todos esos impresentables.


  41. Felicidades por la carta, nemo. No tengo los conocimientos históricos o filosóficos de otros comentaristas, pero me parece especialmente pertinente el paralelismo entre antisemitismo y homofobia.

    Por lo que respecta a la religión propiamente dicha, mi opinión sobre TODAS las religiones es simple, aunque muy pensada: creo que el hecho religioso está en la base de buena parte de los males del género humano. Pero sé que otras personas de este foro (de los de verdad, me refiero) a las que respeto no piensan lo mismo… En la variedad está el gusto.


  42. Que sí, nemo, que sufres de cristianofobia y de cristofobia, como te han dicho. Que es un mal profundísimo, tanto, que ni siquiera te das cuenta, tío. Lo destilas en todo lo que dices, cursimente, eso sí…


  43. Los ataques personales basados en mentiras y tergiversaciones (”hombre de paja”) y en acusaciones sin pruebas son, como estrategia de debate, un auténtico desastre, pues tan sólo sirven para poner en evidencia que las limitaciones intelectuales y/o el obtuso fanatismo de quien los perpetra le impiden encontrar otra salida que la mala baba más ramplona. Deberías reflexionar un poco sobre esto, Tote/Moncho o Moncho/Tote (aún no me has dicho cuál es la forma correcta o preferible), antes de seguir haciendo el “ridículo total” en DM.


  44. Pues como cristiano, Tote, lo que me molesta no son los acertados escritos de Nemo sino tus mentiras y tus dentelladas absurdas. Mira tú por donde.
    Pero claro soy cristiano con “derechofobia” (o “fascistobfobia”). Vamos un cristiano católico coherente sin más.
    Que te sea leve, tío.


  45. Muchas gracias, Flick. Espero que, como dices en otro post, podamos pronto volver a disfrutar de tus comentarios en DM de manera habitual y (casi) cotidiana. Un saludo.


  46. Un saludo también para ti, Lobo.


  47. Felicidades, nemo: qué bien lo haces, nemo; sigue así, nemo; Muchas gracias, nazareno; muchas gracias, flick; muchas gracias Lobogrino; muchas gracias…..

    Pero bueno, ¿a nadie se le cae la cara de vergüenza?


  48. A ti es a quien debiera si tuvieses dignidad…
    Pero ni eso entiendes.


  49. Nemo, mi intención no era realizar ningún juicio de valor sobre ti y estuve a punto de escribir “cristianofobia”, pero por una tradición cultural más próxima pues opté por la segunda, aunque lo más acertado hubiera sido elegir otro término “teofóbico”, tal como un muy buen amigo se considera.
    Mis reflexiones iban hacia otros derroteros y es que desde un punto estrictamente antropológico todo conforma un conglomerado cultural y teológico, donde las divisiones y las fronteras entre judeocristianos son tan compactas que es se hace difícil establecer una gradación de colores. Todo pertenece a la fuente de un río común y nunca mejor dicho.
    Y las premisas de una historia de la homofobia no pueden equivaler a la ecuación de moral cristiana antisemita que fue la semilla del III Reich y del exterminio de los cristianos, porque esta semilla estaba esparcida ya desde mil años antes y sigue esparcida en el inconsciente colectivo de este tiempo.
    http://www.ushmm.org/museum/
    El antisemitismo como sinónimo de� judeofobia tan poco es del todo correcto porque semitas no son sólo los judíos, lo cual ya implica un reduccionismo muy común y extendido popularmente. Y que el sionismo olvida cuando agrede y excluye a sus propios hermanos de raza.
    http://enciclopedia.us.es/index.php/Semita

    En un debate de esta índole tus creencias personales no tienen relevancia alguna, estamos en un foro en el que vemos que hay muchas clases de participantes: ateos, creyentes y agnósticos y dentro de este perfil unos son ortodoxos y otros heterodoxos. La naturaleza humana es tan compleja gracias a la vida y para a otros a su dios o dioses. Y todos nosotros somos tan diversos ( suspiro..)
    Los pilares o la génesis del odio integrista en la civilización occidental tiene su base, para mí, e un solo punto de partida del que ha manado toda clase de prejuicios. Se trata de una creencia hebrea que ha girado desde sus mismos inicios en torno a un concepto de exclusión y de discriminación en torno a un sólo Dios que es la tierra. En la cosmovisión judáica donde todo está basado en una teogonía telúrica. Recordemos, a modo de pinceladas, cosas como: paraíso “terrenalâ€?, adam significa “tierraâ€?, expulsión del paraíso desde el que se inicia el sello del malditismo estigmático para acabar cautivos en una “tierraâ€? extraña para iniciar después la búsqueda de una nueva “tierraâ€? prometida… todos estos elementos van forjando una culto de lo territorial y de lo racial, como un rasgo de superioridad frente a otros pueblos, que conlleva la propia génesis de todos los racismos, xenofobias y discriminaciones en función de todos los rasgos de diferencias posibles. De esta locura de religión nacionalista, van expandiéndose todo tipo de herejías una de ellas la cristiana la cual también va a dar a luz a otras muchas versiones de un mismo tema pero que siguen al pie de la letra un mismo pentagrama histórico sobre la ostentación de una visión absolutista, totalitaria y excluyente de una verdad única por la que merece la pena morir y matar. Hasta realizar todo tipo de cruzadas militares y sociales contra el infiel, el pagano y el librepensador.
    Desde mi punto de vista, Hitler que era judío- consultar “Por tu propio bien� de la psicoanalista alemana Alice Miller en Tusquets- es la máxima manifestación de esta cosmovisión del mundo. Hitler fue un hijo de Satanás (utilizando términos de la misma Cábala) que fue la apoteosis de la evolución cancerosa de la semilla primitivista que contiene la Torá. Cristianos de cualquier pelaje, musulmanes, árabes heréticos son los mismos perros con distintos collares. Yo como homosexual veo muchos frentes abiertos; que el antisemitismo lo alentó el catolicismo, no es nada nuevo, hagiografías imposibles como la de Santo Dominguito del Val son sólo la punta de un iceberg literario de signo demencial con ejemplos todavía más oscuros que ese. El “santo oficio�, lo pongo entre comillas porque me da la risa…nos persiguió a todos los diferentes pero el pilar de la moral sexual y la intransigencia de tal persecución se inicia en el inicio de los mitos hebreos que fueron escritos en su mismo tiempo y no por una tradición legendaria y mucho menos divina.
    El judaísmo y la homosexualidad es otro interesante tema de estudio y discusión. En las sinagogas, mezquitas y capillas se aprende mucho. El trabajo de campo es aconsejable siempre.
    Yo creo que el mundo en el que estamos es resultado de una concepción de una mitología que vino a darse junto a un suelo mortal que no fértil. Y las religiones sí desaparecen por ley de vida o se transforman en nuevas versiones de un mismo discurso pero si mueren, cosa por la cual no me siento amenazado en ningún modo.
    Yo con respecto al catolicismo debo apuntar que me defino como totalmente clericofóbico, “vaya palabro… Si eso me hace intolerante o peor ser humano pues mala suerte. Defiendo una estrategia política para erradicar la homofobia y es que cuando más creyentes de todas las confesiones y sobre todo de sus cúpulas de poder nos acepten pues mejor porque su influencia social es enorme sobre los pueblos. Me gustaría acabar con los versos del poema de Pier Paolo Pasolini de su libro “La religione del mio tempo� titulado “A un Papa�

    “Bastava soltanto un tuo gesto, non hai detto una parola .
    Non ti chiedevo di perdonare Marx ! Un’ onda
    immensa che si rifrange da millenni di vita
    ti separava da lui, dalla sua religione :
    ma nella tua religione non si parla di pietà?
    Migliaia di uomini sotto il tuo pontificato,
    davanti ai tuoi occhi, son vissuti in stabbi e porcili.
    Lo sapevi, peccare non significa fare il male:
    non fare il bene ,questo significa peccare .
    Quanto bene tu potevi fare! E non l’ hai fatto:
    non c’è stato un peccatore più grande di te.�

    Y ese es mi juicio sobre las religiones, incluyo el ateísmo integrista como una más de ella ya que su paradigma epistemológico es el mismo, ese gran bien que podrían haber hecho y no han realizado. No me crea violencia alguna el compartir espacios de fraternidad con aquellas comunidades abiertas a todos y estoy predispuesto a cualquier clase de controversia sin esperar conversión alguna por su parte. El proselitismo me produce sarpullidos. Creer en Dios o no creer en él no hace a nadie mejor ni superior es la forma a través de la cual lo hacemos, lo que determina su dimensión social y moral en la realidad que compartimos en este corto viaje.

    Nemo, valoro tu trabajo porque es agudo y también porque es una vieja inquietud que me ha preocupado desde siempre y por ello el estudio del judaísmo ha formado parte de mi itinerario personal. Shalom a todos mis amigos y enemigos :-)
    http://www.youtube.com/watch?v=7hZpKfG1R-0


  50. Vaya, vaya, sorpresa habemus. Texto valiente, oportuno y claro el de la oveja. Más propio de un noble toro que de un lanar. Con posiciones de buen demócrata (”creer en Dios o no creer no hace a nadie mejor ni peor”) y de fino estilista (”el ateísmo es otro integrismo”). Ni una cosa ni la otra me la esperaba en la criatura. Pero da en la diana, deja al descubierto al cursi nemo y nos aporta una verdadera reflexión.
    Esto mejora.


  51. Tote/Moncho o Moncho/Tote: el hecho de que, a falta (total) de ideas propias, te dediques ahora a intentar instrumentalizar los comentarios de otras personas (llegando incluso a manipularlos gravemente cuando se supone que los citas) para tu absurda campaña contra ese hombre de paja que tú mismo has fabricado con tus mentiras y al que has llamado “nemo” tan sólo revela lo desesperado que debes de estar… Me uno al deseo de Lobogrino: que te sea leve.


  52. ¡Qué interesante!, nemo y giligrino unidos en coyunta virtual. Falta Ibn para que tengamos completas las muy homófobas religiones del Libro, esas que ellos tanto aman/odian con matices (cursis, histéricos o cándidos, respectivamente). A ver si le proponen a Zapatero un texto de Alianza de Civilizaciones, pero que no lo escriba nemo, por favor, que Zapatero tampoco es de muy comprender y, además, le daría grima la obsesión de nemo de situar el odio fuera de su mentecita lunar…sin éxito, claro.


  53. Está visto que cada mensaje que escribe el comentarista “bicéfalo” (Tote/Moncho o Moncho/Tote) tiene que ser aún más descerebrado que el anterior… Digo yo si querrá batir un récord. Pena de individuo.


  54. ¿Qué le pasa a nemo, que no llega su segunda parte sobre el odio? ¿está paralizado cual argentino-catalán ante la agresión a una joven ecuatoriana? ¿lo habrán llamado al orden de la sinagoga? ¿le habrá llegado una carta de un jeque saudí con proposiciones? ¿quedarán en Roma?
    La verdad, llevamos días y días esperando esa segunda parte para ver en qué desemboca todo lo que lleva dentro, tan amargo…


  55. Tote/Moncho (o Moncho/Tote: ¿te has aclarado ya sobre qué forma prefieres?): lamento decepcionarte, pero lo que ocurre es, simplemente, que las columnas que los responsables de DM tienen a bien publicarme son ahora semanales, y salen los miércoles por la mañana. De nada.


  56. Gracias, tío. El miércoles por la mañana me va mal pero, al mediodía, encontraré un momento para analizar tu evolución. Reconozco que me intriga ver hacia dónde tuerces, después de lo de tu querido Al Gore (de homófobo a homófilo y ecoalarmista). ¿Chi lo sa?) ¿Rebajarás tu cristianofobia y antiespañolidad?
    Bien sabe Dios (o la Nada, si te gusta más) que me olvidaría de todo y hasta te tomaría cariño (todavía me acuerdo lo mucho que me gustó aquello del matemático gay). Pero tendré que esperar, lo sé.


  57. ¿”Rebajarás tu cristianofobia y antiespañolidad”? Eso deberías preguntártelo a ti mismo, Tote/Moncho, pues ambas caracteristicas se encuentran únicamente en tu coco, Moncho/Tote. Bueno, en tu coco y en las cibermajaderías con las que últimamente inundas DM, claro.


  58. Ya verás cómo no; y es que te salen sin darte cuenta.
    Alguien, no yo, fue quien incorporó al foro el término “cristofobia” (que tú mismo mejoraste con lo de “cristianofobia”) a raíz de tus cursis alegatos.
    Lo de tu rechazo a lo español es evidente desde que atacas a quienes piden que los niños castellanoparlantes puedan ser educados en castellano en los centros públicos en todas las comunidades autónomas(lo que no pasa en ésa que tú sabes, que no es la tuya pero que hubiese dado un huevo por que lo fuera, ¿verdad?).
    Tú eres lo que escribes y ya se percibe lo que llevas dentro en el lema “Las raíces del odio” (así, en genérico )que has elegido para tus soflamas de barniz culturaloide que, desengáñate, me interesan sólo a mí.


  59. Tote:

    Con el corazón en la mano te lo digo, no sabes lo desagradable que resulta leer tus mensajes, llenos de rabia, de odio, de insultos y de faltas de respeto contra todo y contra todos (bueno, contra todos no). No te puedes hacer una idea. Tus mensajes son comentarios-basura y francamente, aunque hablo por mí, me imagino que muchos lectores estarán de acuerdo, estamos hartos.

    ¿Podrías expresar por una vez en tu vida tus opiniones sin insultar ni increpar a nadie? Preparación para ello tienes, que del seminario salís con muy buen nivel…


  60. Creo que no está de más recordar esto:

    Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar en nuestra página. No podremos admitir los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar el comentario poniéndose en contacto con el autor del mismo para comunicarle los motivos.


  61. Desde luego, la mayoria de vosotros cumplis todos los requisitos sacados del “manual del buen progre” pero en rama gay. Quereis saber cual es el manual de buen progre, para ver si os sentis identificados???


  62. Dejalos tranquilos Tote, con lo que ellos disfrutan bailando el minue y guardando las buenas formas…..


  63. Tote/Moncho y Bright: ¿qué se puede contestar a tanta mentira, tanta majadería y tan manifiesta falta de educación? Pues nada, obviamente. Otra cosa sería perder el tiempo con quienes no lo merecen.


  64. Ahi les duele, Bright. Lo único que hacemos algunos es ponerles el espejo delante y dejarlos en evidencia con su integrismo giliprogre. Es risible que pidan “educación” y “nada de insultos” estos tristes majaderos. Pero ¿se habrán leído lo que ellos mismos escriben en el foro contra quienes discrepan?
    ¿Qué autoridad moral esperan tener ante los homosexuales si ponen su ideología (carca y sectaria) por encima, si todo cuanto sale de sus plumas es que este no hable o que se encierre a aquel o que se expulse a aquel otro?
    Pues mientras España sea libre y no el cementerio-gulag que tienen en la cabeza van a tener que aguantarse con nuestras réplicas, aunque fuesen opiniones minoritarias entre los seguidores del foro…¡que no lo son!











Escribe tu comentario

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar en nuestra página. No podremos admitir los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar el comentario poniéndose en contacto con el autor del mismo para comunicarle los motivos.

You must be logged in to post a comment.