El 24 de noviembre de 2007 nos hemos casado Juan Ruiz y Javier Víllora

h1 Escrito el 30-12-2007 por dosmanzanas

Por todas las familias

Justo 52 años después, el mismo día en que contrajeron matrimonio los padres de Juan, acompañados por el cariño, por los buenos deseos de 140 personas invitadas, entre familiares y amistades de todas las edades, ideologías, etc., él y yo, Juan y Javi, en el antiguo Ayuntamiento de Albacete, actual Museo Municipal, nos hemos casado.

Nos venimos manifestando nuestro amor, día tras día, desde 1996, desde una noche primaveral en que nos conocimos, en que ya nos comprometimos al primer instante en que nos quedamos a solas; supimos que iniciábamos un camino juntos, del que enseguida hicimos partícipes a nuestras respectivas familias y amistades; así, desde octubre de aquel año, estamos conviviendo, hemos unido de hecho nuestras vidas, en sus diversas vertientes, tanto materiales, como emocionales y afectivas.

Firma bodaSon ya muchos los años compartidos con nuestros respectivos cuñados, cuñadas, suegro, suegra (ésta ya fallecida), sobrinos y sobrinas “políticos�, etc., etc. Hemos declarado públicamente en Albacete, también, en diversas ocasiones, nuestro firme compromiso mutuo. Sin embargo, hay algo que en su día no llegamos a hacer, pues no nos terminaba de convencer, o nos parecía un traje corto para la medida de la profundidad de nuestra unión, querida de por vida, y es el habernos registrado como pareja de hecho ante el Ayuntamiento o la Junta de Castilla-La Mancha.

Así, desde julio de 2005, por fin iniciábamos nuestro noviazgo como tal, nuestra recíproca pedida en matrimonio, con realidad y garantía de ley, quedando fijada la fecha definitiva del mismo a nuestra conveniencia personal, con adecuación a una conmemoración familiar simbólica. Cierto es que nos pusimos un tope, mayo (que es el mes en que nos conocimos), pero… ¡de 2008!, no más tarde…

Desde el primer día en que la fecha quedó señalada, Juan puso todo su empeño, su dedicación, su sentimiento, en los múltiples preparativos que conlleva el enlace. Bueno, todo ello de manera progresiva, pues la idea inicial era un convite sencillo y como la ceremonia todavía no estaba definida… Por mi parte, ignorante de mí, al principio no sabía darle el inmenso valor personal, vivencial, que para todas las personas invitadas, tanto amistades como, sobre todo, familiares, tenía el acto de nuestro compromiso ratificado ante ellas y, finalmente, legalizado ante tantos testigos.

No digamos, pues, lo que ha significado para nosotros este día. Por el honor y la responsabilidad que ha supuesto que nos expresaran su cariño y su cercanía tantas y tantas personas que tanto nos quieren y a quienes tanto queremos, en una ceremonia que hemos vivido, juntos, como una celebración plenamente compartida. Desde luego, una vez que he sabido lo que de verdad es, recomiendo encarecidamente que se celebren las bodas con el máximo de detalles posibles, que se preparen con mimo, que se invite al máximo de gente cercana, que es un día de reencuentros y de unión, de armonía… La gente agradece los días de boda y quienes somos protagonistas, ¡qué decir…! Es que, además, nos han dicho, muchas personas invitadas, la familia, que esta boda nuestra ha sido la más bonita en la que han estado nunca (aparte de la suya propia, claro está).

En nuestro caso, además de notarse las ganas con las que nos casábamos, lo que hicimos fue dar muchísima participación, de manera tal que, además de quien oficiaba la ceremonia, a quien he de mencionar especialmente, salieron a hablar una amplia representación de quienes nos acompañaban: dieron testimonio de lo que han vivido y representa su matrimonio, mi hermano mayor y su esposa, así como nuestros amigos Pedro y Miguel y también nuestras amigas Gema y Nieves; nos hablaron desde el afecto, sobre su relación con nosotros, sobre lo que sentían o leyendo alguna poesía, sobrinos, hermanas, amigos y amigas…

Flick, comentarista habitual de Dos Manzanas, amigo nuestro, habló con sentimiento, a corazón abierto, de lo que para nosotros representa poder vivir, con libertad, con derecho, una realidad que antes nos estaba vetada, lo cual nos condicionaba gravemente.

Teresa y Carmen, concejalas ambas del PSOE, amigas, dieron testimonio de cómo nos estiman a Juan y a mí, cómo han sido conocedoras del amor que nos profesamos y cómo se ha ido forjando su amistad con nosotros, desde que nos conocimos hace unos cuantos años. Carmen, a su vez, fue quien ofició toda la ceremonia, con una delicadeza, un saber hacer, un saber expresarse y modular la voz, exquisitas. Carmen Oliver, que es 1ª Teniente-Alcalde del Ayuntamiento de Albacete, resulta que va a ser, a partir de abril de 2008, Alcaldesa. Es quien nos ha casado. Hace tiempo que nos dijo que quería hacerlo y, desde luego, es quien nosotros quisimos también, en todo momento. Nos congratulamos muy especialmente que vaya a ser ella nuestra próxima Alcaldesa.

En la ceremonia hubo hasta una intervención espontánea, no prevista. Resulta que invitamos a un cura de Albacete, muy amigo de Juan, que no sólo asistió, sino que, sobre la marcha, nos pidió tomar la palabra. Lo hizo y habló con intenso afecto hacia nosotros. Dijo ver amor entre nosotros, dijo que se fiaba –porque así había sido siempre- de Juan y concluyó que si otros en la Iglesia no querían ver amor donde efectivamente también está presente, es que esos otros se engañan a sí mismos. Este joven sacerdote en activo no está señalado como crítico ni se posiciona públicamente por ninguna ideología, ni está vinculado a ningún movimiento alternativo.

Nosotros dos también salimos a hablar. Juan fue el primero y yo el último. Él supo expresar sentimientos de una forma tan noble y de la tierra, con especial cariño y admiración por su padre, que ya tiene 84 años, así como, jeje, por mí. En mi caso, como cierre, di las gracias, casi uno por uno, a amistades y familiares allí presentes y finalicé con un “te quiero� dirigido a mi Juan.

En cuanto a la parte imprescindible de la ceremonia, el “sí, quiero�, o “sí, consiento (en contraer matrimonio)�, que respondimos a Carmen Oliver, prescindimos del posterior intercambio de anillos, símbolo que no comparto y objeto que no me gusta, dándonos un sencillo beso como testimonio vital de nuestro amor y compromiso.

Luego nos fuimos al restaurante y nos dimos la comilona de rigor. No faltaron los besos a petición de coros de entre los presentes. Ni faltó una cuidada y bonita sorpresa preparada precisamente por nuestros amigos gays y nuestras amigas lesbianas, que consistía en una caja de cartón decorada como casa de cuento, con nuestras fotos, llena de todo tipo de cosas del hogar y unos zapatitos por si más adelante adoptamos. Tampoco faltó la tarta de boda de rigor, con una figura de dos chicos muy majotes.

Ni faltaron las fotos, una de las cuales nos la hicimos con una manzana cada uno, para hacérsela llegar a esta Web que tanto nos enseña, tanto nos une a muchos y tanto nos vincula a nuestra realidad común, que suele ser ignorada en casi todos los ámbitos.

Boda javi(ab)

En Albacete, a 30 de diciembre de 2007
Javier Víllora Fernández
Alias “Javi (ab)�


del.icio.us Guarda esta noticia en del.icio.us

10 comentarios en “El 24 de noviembre de 2007 nos hemos casado Juan Ruiz y Javier Víllora”

  1. precioso… de verdad! me he emocionado :P
    felicidades!!


  2. Que bonito….!!!, me ha gustado mucho la nota. Felicidades a los novios.

    No permitamos que el integrismo católico atente contra nuestros derechos.


  3. Que guay y que envidia, bueno ya nos llegara la hora a los demas jeje.

    Felicidades y que seais muy felices :)


  4. Preciosas fotos JAvi… Enhorabuena otra vez. Y feliz año nuevo .


  5. Ole!!! Y palante!!!


  6. Me alegro mucho, Javi, de que el día de vuestra boda fuese una experiencia única e inolvidable. Gracias por compartirla por nosotros, y ayudar a llenar de luz un día como éste. Os deseo la máxima felicidad para el año nuevo… y para el resto de vuestras vidas. Un beso a los dos.


  7. Felicidades! eso sí, yo, si algún día me caso, lo haré en plan “progre” la familia más cercana, unos pocos amigos y a celebrarlo con raciones.


  8. Muchas gracias a todxs por vuestras palabras.

    Sí quisiera resaltar, de nuevo, que invitar al máximo de gente, con una buena comilona en un restaurante, merece la pena; normalmente, todo el mundo responde muy positiva y agradecidamente a la invitación, y, a su vez, hace frente al coste, con creces.

    Lo que es la ceremonia en sí, ciertamente se puede diseñar y organizar como cada cual quiera, por lo que se puede ser todo lo creativo que se quiera. Eso sí, la participación es éxito seguro.

    Besos y felicidad para siempre para todxs!!


  9. También me he emocionado, pero me ha sorprendido gratamente la presencia y palabras del cura amigo vuestro.

    Que distinto sería todo si todos pensasen igual.

    La base de la familia es el amor, sin más, sin distinción de sexos, ni de razas, sólo es necesario el AMOR.

    Muy lindo chicos, muchísima suerte!!!


  10. Hola soy Pedro, amigos de Javi y Juan. Mi marido y yo hemos sido testigos de su boda, toda una pasada, fué una boda preciosa. En el 25 aniversario, vamos a repetirlas.











Escribe tu comentario

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar en nuestra página. No podremos admitir los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar el comentario poniéndose en contacto con el autor del mismo para comunicarle los motivos.

You must be logged in to post a comment.