De serie B

h1 Escrito el 27-02-2008 por dosmanzanas

entendámonos‘Serie B’ es como se denominan en Italia los torneos de segunda o tercera categoría en el fútbol y otros deportes. Además, esta expresión tiene en italiano, como en castellano, un significado procedente del lenguaje cinematográfico. En este último sentido, sus orígenes están en los años dorados del sistema de estudios hollywoodiense: en aquellos tiempos era habitual que los cines ofrecieran al público sesiones dobles, en las cuales la primera película que se exhibía solía caracterizarse por su bajo presupuesto, sus actores principiantes, en decadencia o desconocidos, y –a pesar de la existencia de notables excepciones– por su escasa calidad en todos los aspectos.

“Es un matrimonio de serie B�: así definió Silvio Berlusconi el proyecto de ley de uniones de hecho (llamado ‘DICO’) elaborado por el anterior Gobierno italiano, el de Romano Prodi. ¿En cuál de los dos sentidos de esta expresión, el deportivo o el cinematográfico, estaría pensando Berlusconi, quien –además de ser el hombre más rico de Italia y el probable próximo presidente del gobierno de aquel país– preside el célebre club de fútbol Milan y es todo un magnate de la industria audiovisual? Probablemente en ambos. En cualquier caso, de lo que no cabe duda es de que con sus palabras el jefe de la derecha italiana quería transmitir la idea de que las uniones de hecho que pretendía institucionalizar Prodi eran para él algo subalterno, inferior, desprovisto de la dignidad del matrimonio. Y, la verdad, no le faltaba razón.

Se equivocaba Berlusconi, ni que decir tiene, por lo que respecta a las parejas heterosexuales, que con el DICO hubieran tenido libertad para elegir, en caso de desear formalizar legalmente su situación, entre hacerlo como unión de hecho o bien como matrimonio. En estas condiciones parece obvio que las parejas heterosexuales que se decantasen por la primera opción no la considerarían en modo alguno como “un matrimonio de serie B�, sino precisamente como una alternativa al matrimonio que respondía mejor que éste a su propia manera de concebir su relación. En cambio, el líder derechista acertaba en relación con las parejas homosexuales, dado que en Italia a éstas les está vedado el matrimonio, y el Gobierno de Prodi no se planteaba siquiera acabar con esta injusticia. A una pareja homosexual que deseara acceder al matrimonio, el que no se les ofreciese otra cosa más que una “unión de hecho� no podía saberles sino a pobre y triste sucedáneo de aquello a lo que ellos aspiraban; de aquello a lo que, según el principio de igualdad ante la ley de todos los ciudadanos, tenían pleno derecho.

Aun así, es cierto que el DICO hubiese constituido un –tímido, insuficiente– paso adelante en el contexto de Italia, donde las parejas homosexuales no tienen hoy ningún tipo de reconocimiento o protección legales. La oposición de Berlusconi y sus aliados a que se diese incluso este mínimo paso adelante, y la colaboración que recibieron desde dentro del propio gobierno de Prodi (en concreto, desde un partido democristiano pequeño pero decisivo) impideron que el DICO llegase finalmente a aprobarse: si, como prevén las encuestas, la derecha berlusconiana gana las próximas elecciones, es de temer que la injusticia actual se prolongue aún bastantes años en aquel país.

Muy diferente es, desde luego, la situación española: aquí hemos logrado en los últimos años la plena igualdad legal entre homosexuales y heterosexuales. Podemos felicitarnos por ello, pero no debemos cerrar los ojos ante la evidencia de que una victoria del PP en las elecciones del próximo 9 de marzo pondría en grave peligro dicha conquista social: el partido de Mariano Rajoy no esconde demasiado su intención de dar un paso atrás sin precedentes en las democracias occidentales al imponer por ley en nuestro país la desigualdad, la segregación y la inferiorización de las parejas homosexuales.

Los gais y las lesbianas no somos personas de serie B: nuestro amor, nuestras vidas, nuestros matrimonios, nuestras familias no son tampoco de serie B. No podemos aceptar, por lo tanto, más que la plena igualdad legal con los heterosexuales. Dado que actualmente en nuestro país disfrutamos ya de igualdad ante la ley, debemos rechazar de plano cualquier intento de dar pasos atrás en este terreno… que es, en definitiva, el de nuestra dignidad como seres humanos. Incluso un republicano estadounidense como el alcalde de San Diego (California) nos recordó esto mismo hace unos meses, cuando explicó a la gente de su ciudad por qué había pasado de estar en contra del derecho de las personas homosexuales al matrimonio a apoyarlo: “Hace dos añosâ€?, dijo, “yo creía que las uniones civiles constituían una alternativa justa; esta creencia, en mi caso, ha cambiado. El concepto de una institución ‘separada pero igual’ [en alusión al viejo lema segregacionista racial, ‘separate but equal’] no es algo a lo que yo pueda dar mi apoyo (…) Simplemente, no soy capaz de decirle a todo un grupo de personas de nuestra comunidad que son menos importantes, menos dignas o menos merecedoras de los derechos y deberes del matrimonio que cualquier otra persona, sólo por su orientación sexual.â€?

Los gais y las lesbianas no somos, tampoco, ciudadanos de serie B. ¿Qué valor tiene ese lema que Rajoy y los suyos repiten una y otra vez –anteayer volvió a invocarlo Rajoy en su debate con Zapatero– en esta campaña: “una nación de ciudadanos libres e iguales�? ¿Qué sentido puede tener, cuando quienes eso dicen al mismo tiempo dejan ver que bajo su gobierno (como bajo el régimen totalitario que imaginara Orwell en su fábula ‘Rebelión en la granja’) unos van a ser no sólo más libres, sino hasta ‘más iguales’ que otros? Igualdad significa tener los mismos derechos y las mismas obligaciones, bajo la protección de las mismas leyes y las mismas figuras legales. Excluir a las parejas homosexuales del matrimonio y de la posibilidad de adoptar no es tratarlas como ciudadanos libres e iguales: es convertir la homofobia en política de Estado, es institucionalizar en España el ‘apartheid’ por motivos de orientación sexual.

¿Cómo habría que denominar una democracia que tratase así a sus ciudadanos, que humillase y despojase de sus derechos a una parte de la sociedad para imponer al conjunto de ésta los prejuicios de un determinado grupo religioso? ¿Democracia de serie B, por ejemplo?

Otras columnas de “Entendámonos” aquí.

Nemo


del.icio.us Guarda esta noticia en del.icio.us

31 comentarios en “De serie B”

  1. La frase con la que Rajoy inició el cuento de Heraldita y el ZP feroz del cierre del debate electoral del lunes fue “Quiero que la niña que nace en España tenga una familia, y una vivienda…”

    Es una frase muy estudiada para decir “evitar que tenga una no-familia, el precio de vivienda no fue cosa de Cascos y su ley de liberalización…”

    Por cierto ha sido muy curioso acceder al debate íntegro y buscar la palabra “familia”, hacedlo, resulta muy curioso. En esta dirección.

    El País


  2. Nemo… Como siempre :)


  3. Por desgracia lo que tenemos es muchos políticos de serie B, como el mencionado Berlusconi, o Mariano Rajoy que militan en la Primera División.


  4. Heraldita y el ZP feroz :) :) :)

    Muy bueno, Dr. Turbio.

    Y sí, yo también pensé que eso que dices de la no-familia estaba implícito en la frase de Rajoy, para quien lo quisiera entender. Y para entenderlo basta conectar la frase de marras con la evidencia, que tantas veces hemos podido constatar a lo largo de la última legislatura, de que el PP no considera verdaderas familias a las que se apartan de su modelo tradicional y heterosexista.


  5. Mercedes: como has puesto el smiley (o emoticono, como debe decirse en castellano), entiendo que el “como siempre” debe interpretarse como una felicitación, y no como un reproche, ¿no? ;)

    Anxo: los dos “políticos de serie B” que citas son, en realidad, casos muy distintos. Berlusconi se fabricó con su dinero un partido a medida de su personalidad en una auténtica huida hacia adelante para evitar ser condenado por corrupción en la época de mani pulite, y desde éste acabó contaminando aún más de lo que ya lo estaba a todo el sistema político italiano (y según Nanni Moretti, a toda la sociedad de aquel país). Rajoy es sólo un gestor mediocre que Aznar puso a dedo al frente de una enorme maquinaria política cuyas raíces están en sectores sociales que se identificaban con el régimen franquista. Rajoy no es el problema del PP, ni mucho menos; Berlusconi es, si no el problema, al menos uno de los grandes problemas no sólo de la derecha italiana, sino de Italia misma.


  6. Lo de siempre: que seamos todos iguales pero unos más iguales que otros.

    Gracias Nemo, por estos miércoles.


  7. Yo también capté la puya de que la niña tenga una familia (esperemos que si es como la de Don Mariano y señora la niña salga heterosexual, o va a dar mucho trabajo a los psicólogos)


  8. Para el PP no somos de serie B sino de serie C porque ni siquiera se han dignado en reunirse con las asociaciones gays como sí han hecho todos los demás partidos.


  9. Nemo, ya sé que los dos ejemplos son bien distintos.

    Pero tampoco te creas que Rajoy es un simple gestor puesto ahí por Aznar, Rajoy aunque vaya o parezca tontito, no es más que un lobo disfrazado de oveja. Tiene bastante poder dentro del PP, más que el que la gente se piensa pues lo apoya Fraga, Aznar, y es uña y carne de Esperanza Aguirre, pues porque te crees que cuando acabó el debate le estaba esperando a las puertas de la sede, pues estaba muy contenta con la forma dura que utilizó.

    Aunque no los medios de comunicación lo vistan de centrista y moderado no lo es, y lo saben pero no se atreven con el porque saben muy bien el poder que tiene, como llegue a ganar más de uno se llevará una sorpresa con él. Al tiempo.


  10. Fe de erratas:
    Donde pone: “Aunque no los medios de comunicación …”
    Debería poner: “Aunque en los medios de comunicación …”


  11. Pues chicos soy italiano pero desde hace ya mas de 14 años ke praticamente vivo en España y hasta quando estaba Aznar al govierno nunca digo nunca me e sentido descriminado. Dicho la situacion Italiana es absolutamente vergonzosa en todo lo sentido sea por parte de gobierno de dereche el Cavaliere Berlusconi sea por parte de el ex primer ministro Prodi, ni hablar de Ratzinger y Cia, la cosa ke mas me saca de quizio y quiza despues de tantos años aqui puedo comparar es que el movimiento glbt italiano no hace praticamente nada a parte quejarse y chupar con asociaciones varias como Arcigay ke te obligan a asociarse con ello para entrar en qualquier bar, sauna discoteca ect. Flipo quando kieren y pretenden sus derecho pero no son capaces de manifestarse y dispulpen las palabras fuertes sacar los cojones como habeis echo aqui en España, pero despues vemos mis compatriotas super fashion por Gran Canarias, Sitges y Ibiza ecc en plan reina del mundo….Sera porque me siento ya español pero no lo entiendo si no se mueven los italianos pasaran años antes de ver aceptado sus minimos derechos….ultima cosas GRACIAS ESPAÑA


  12. Nemo: como siempre un artículo brillante con el que simplemente puedo estar de acuerdo. Gracias.


  13. Muchas gracias, Jack y Rukaegos, y gracias también a los demás por vuestros comentarios.

    JaviMurcia: esperemos entonces que, si la niña no sale hetero, quien reciba ayuda de los psicólogos sean los padres, que es a quienes puede aprovechar, y no la niña…

    Armel: otra buena muestra de la actitud del PP hacia los colectivos LGTB la tienes en este comentario de felivet en otro post de DM, que se refiere a un coloquio preelectoral sobre políticas relacionadas con los LGTB que se organizó en Valencia y al cual el PP estaba invitado pero no acudió:

    “No vino nadie del PP, pero en el Full Lambda (la revista del col•lectiu Lambda), leí una entrevista al candidato del PP por Valencia, Esteban González, donde con todo el cinismo que le caracteriza –a él y a su partido- aseguró estar ‘por la igualdad legal total y absoluta’ entre todos los ciudadanos con independencia de su orientación sexual, pero no se desmarcó para nada de la posición de su partido respecto al matrimonio o la adopción. Hipócrita. ¿Temería que le preguntásemos qué demonios entiende él por ‘igualdad total y absoluta’? Seguramente sí, por eso no acudió ni envió a nadie al acto.”


  14. Anxo: seguramente tienes razón, pero aun así creo que coincidirás conmigo en que el problema del PP va mucho, mucho más allá de Mariano Rajoy (lo que me hace pensar que no se resolverá cuando éste se vaya, si es que se va).

    mavi972: tú conoces sin duda mucho mejor que yo la realidad de tu país de origen, pero bueno, creo que deberíamos evitar cargar demasiado la responsabilidad de la situación de las personas LGTB en Italia sobre los colectivos… Está claro que el contexto sociocultural italiano es en la actualidad muy distinto del español; hace unas décadas se parecían mucho más, pero España ha cambiado muchísimo desde que se quitó de encima el lastre de la dictadura nacionalcatólica de Franco, y en cambio Italia aún no ha sido capaz de sacudirse el lastre del poder que en ella ejercen el Vaticano y la Iglesia Católica. La lección que los ciudadanos de este país deberíamos aprender de esto es que tenemos que poner toda nuestra determinación en evitar que quienes pretenden hacer retroceder a España para convertirla en algo parecido a la Italia actual se salgan con la suya. Y eso, evidentemente, empieza por acudir a votar dentro de unos días.


  15. mavi972, no conozco la situación de las asociaciones gays en Italia pero algunas manifestaciones en Roma sí que se han hecho, aquí en estas misma web recuerdo haberlo visto.


  16. Tu columna tan certera como siempre, Nemo.

    Hay una cosa que me gustaría destacar y es que, por mucho que algunos se empeñen en lo contrario, hoy no se puede hablar de la Ley del Matrimonio Homosexual en los mismos términos que se hacía hace cuatro años. ¿Por qué? Pues porque entonces era todavia una entelequia, hoy es una ley en vigor con casi tres años ya de andadura. No es lo mismo no emprender un camino que emprenderlo y luego retroceder (como ha sucedido tantas veces en la historia de España, dicho sea de paso). Cualquier reducción de derechos que emprenda Rajoy, en caso de llegar a la Moncloa, será una ignonimia para nuestro colectivo mucho mayor que no hacer nada por nosotros cuando nada teníamos. Sólo alguien muy reaccionario es capaz de eso. Y meto que Rajoy lo es.

    Un saludo, Nemo.


  17. “Me temo” quería decir, por supuesto. Yo a Rajoy no le meto nada, Dios me libre y me ampare. :D :D

    Además, estoy contigo de que la imagen que está dando el PP de partido de derecha dura y rancia no es sólo responsabilidad de Rajoy.


  18. Me ha gustado toda la columna, pero especialmente el último párafo me ha parecido muy bueno.

    También me llamó la atención como metió Mariaano la familia en la historia de la niña de Rajoy, y lo interpreté como Turbio y otros: no quería que viviera en algún otro “elemento alternativo” (Era ese el concepto de Pizarro ¿no?.)
    BESOS


  19. Muchas gracias, Fer y hierro.

    Sobre lo que comenta hierro, y habéis comentado otros, acerca de la familia de “la niña de Rajoy”, parece que hay más gente que captó el mensaje implícito: mirad esta viñeta de Vergara en Público.


  20. Nemo, estoy de acuerdo contigo sé que el problema del PP no es sólo culpa de Mariano Rajoy, por eso lo que yo digo, Mariano Rajoy es de la derecha más rancia (aunque los medios de comunicación lo duden), tiene a su lado la derecha más rancia como dije Fraga, Aguirre, Zaplana, Acebes.

    Rajoy, no es un mindungui que acaba de llegar a la política y que ha sido puesto ahí por designación de Aznar, ha sido colocado ahí porque el sector más conservador y que manda en el PP así lo ha querido. Su segunda derrota, podría hacer cambiar las tornas en ese partido y que se posicionen sectores menos rancios, pero me temo que todo está bien atado para en caso de derrota y dimisión de Rajoy su sustituto pueda ser otro conservador rancio y todo apunta a una “esperanza” nueva que le dé al partido un tono más suave en las formas pero no en el fondo.


  21. Tienes toda la razón, Fer: si ya es lamentable y mezquino que un partido se niegue -como hizo el PP cuando tuvo el gobierno de este país- a reparar una terrible injusticia histórica como la que ha padecido la minoría LGTB, aún lo es mucho más que, una vez que otros han corregido dicha injusticia y han establecido por fin la igualdad de todos ante la ley, se pretenda volver atrás para reinstaurar la injusticia, la desigualdad y la segregación. Esto último es, sencillamente, intolerable.

    Sólo por eso, nadie con un mínimo de conciencia cívica -sea LGTB o no- debería dejar de acudir a las urnas el 9 de marzo para expresar con su voto su rechazo a tanta infamia.


  22. Anxo: de acuerdo con tu último comentario. Sólo matizaría que no tengo yo muy claro que la “lideresa” sea más suave ni siquiera en las formas; menos sosa sí, pero más suave…


  23. Nemo, felicidades. ¡Qué te voy a decir que ya no sepas ya!

    Respecto a la lideresa, me reservo mi opinión para más adelante, quizá después de las elecciones…

    Primero luchemos para derrotar a Rajoy, que nos va mucho en ello, y que es más dificil de lo que algunos piensan.


  24. Podeis ver este enlace de la niña de Rajoy. ¿Heraldita o Carmencita?

    http://www.lavozdegalicia.es/videos/2008/02/27/00311204097182415682409.htm?idioma=galego


  25. Nemo cuando me refiero a las forma me refiero a la imagen que da o dan de ella los medios de comunicación de “niña” buena, dulce, despistada e incluso un poco ñoña. En cuanto a sus formas como política, pues lo dicho, de lo más rancio que pueda haber.


  26. Muchas gracias, Flick. Y por supuesto, tienes razón en cuál es ahora la prioridad: que el 10 de marzo no amanezcamos en la Nueva España de Rajoy y los suyos.


  27. Muy buenos el artículo y la viñeta de Público, Nemo. No os perdáis tampoco la de El Roto de hoy, en El País. Lo digo porque homosexuales e inmigrantes somos los muñecos preferidos en el pim-pam-pum de Don Mariano, y ya es hora de que le plantemos cara a tanta mentira y tanta demagogia.


  28. Gracias también a ti Giorgio. Pongo el enlace a la viñeta de El Roto a la que aludes en tu comentario, y te doy la razón en lo que dices en él.


  29. Estoy viendo el debate de la 1, y en el apartado de politica social, salvo la representante de IU que en una enumeracion de leyes ha citado el matrimonio homosexual, en ningun momento se ha hecho referencia a “nuestra causa” centrandose todo el debate en la ley de dependencia. Creo que existe una conciencia social de que dicha ley afecta a un millon y medio de personas pero no de que la igualdad de gays y lesbianas afecta a cuatro millones (si es que lo del 10% es cierto) y quizas en eso tengamos culpa nosotros, si cuando se organiza una protesta contra la politica homofoba del PP acuden 200 personas.


  30. y a lo mejor (peor) por eso somos de serie B


  31. Tienes razón, Javier, pero tampoco podemos olvidar que cuando una persona o un grupo de personas ha sido víctima durante mucho tiempo de un trato opresivo e injusto, ello suele afectar a la propia autopercepción de estas personas: ocurre, por ejemplo, con las mujeres que padecen maltrato machista por parte de sus parejas, y también con el colectivo LGTB. No hace tanto tiempo, los maricones y las tortilleras estábamos considerados como la escoria de la sociedad: no había en el mundo, por lo que parecía, nada más sucio, rastrero e indigno que ser uno de nosotros.

    Creo que en este aspecto, como en tantos otros, hemos avanzado extraordinariamente en los últimos años: la misma existencia del medio en que tú y yo nos estamos comunicando, dosmanzanas.com, bien lo demuestra. Aun así, todavía nos queda mucho camino por recorrer hasta lograr que todos los gais y lesbianas de este país sean plenamente conscientes de su dignidad y sus derechos, y los reivindiquen abiertamente y sin vacilación alguna ante la sociedad. La primera batalla que tenemos que ganar las personas homosexuales es una batalla interior: la de sabernos tan dignos y válidos como cualquier otro, y perder el miedo a exteriorizarlo.











Escribe tu comentario

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar en nuestra página. No podremos admitir los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar el comentario poniéndose en contacto con el autor del mismo para comunicarle los motivos.

You must be logged in to post a comment.