Los derechos LGTB en Estados Unidos, cuestión de vicepresidentes

h1 Escrito el 08-10-2008 por Flick

biden palinAl margen de la movilizaci√≥n que partidarios y opositores a los derechos de gays y lesbianas est√°n desarrollando con motivo del refer√©ndum de California, y que dos manzanas sigue atentamente, lo cierto es la campa√Īa electoral estadounidense est√° pasando de puntillas sobre la cuesti√≥n LGTB. Los dos principales candidatos a la presidencia, Barack Obama y John McCain, han obviado cualquier referencia al asunto en los debates televisados celebrados hasta el momento.

El tema sí que fue abordado, aunque sin demasiada profundidad, en el debate que hace pocos días tuvo lugar entre los dos principales candidatos a la vicepresidencia, cuya transcripción literal puede consultarse en la página web de la CNN.

En este debate, el dem√≥crata Joe Biden se mostr√≥ a favor de la igualdad jur√≠dica entre las parejas homosexuales y las heterosexuales, aunque se opuso a utilizar el t√©rmino “matrimonio” argumentando que esa cuesti√≥n quedaba al arbitrio de la ‚Äúfe de cada uno. La republicana Sarah Palin se limit√≥ a decir que ella era una persona tolerante respecto a la pareja que cada uno escogiera, insistiendo literalmente en ‚Äúno apoyar nada que no fuera el matrimonio tradicional entre un hombre y una mujer. Como muestra de su tolerancia hacia gays y lesbianas, afirm√≥ que una administraci√≥n republicana de la que ella formara parte no se opondr√≠a a las visitas hospitalarias entre miembros de una pareja del mismo sexo o a que √©stos pudieran firmar ‚Äúcontratos”.

Lo cierto es que la actitud comprensiva de Palin hacia ciertos aspectos de las relaciones homosexuales parece ser una novedad reciente. En su momento Palin apoyó la celebración de un referéndum no vinculante en Alaska cuya finalidad era promover una reforma constitucional que retirara algunos beneficios administrativos que el estado de Alaska se había visto obligado a reconocer a las parejas del mismo sexo por mandato judicial (proposición 4002).

Afortunadamente, aunque las posiciones hom√≥fobas ganaron el refer√©ndum (celebrado en abril de 2007), su victoria fue por un margen estrecho (un 52 frente a un 48 por ciento) por lo que las c√°maras legislativas del estado no consideraron el mandato popular ‚Äúsuficiente” como para promover una reforma constitucional tan hom√≥foba.


del.icio.us Guarda esta noticia en del.icio.us

4 comentarios en “Los derechos LGTB en Estados Unidos, cuesti√≥n de vicepresidentes”

  1. “Querida” Sara, las palabras te traicionan. Estoy seguro de que no te opondr√≠as a que yo visitara a mi pareja gay si fuese americano. Lo verdaderamente grave es que t√ļ des por hecho que tienes que decidir sobre algo tan fundamental. Ah√≠ est√° el “quid” de la cuesti√≥n.

    Respecto a la no implicaci√≥n de los candidatos, no me extra√Īa en absoluto. Con una lucha tan igualada (al perecer), cualquier resbal√≥n podr√≠a dejar en la cuneta a un candidato. Y, seamos honrados, los pol√≠ticos en general siguen sin saber c√≥mo manejar la cuesti√≥n LGTB. Aqu√≠, en Estados Unidos o en Tegucigalpa.


  2. ¡Sarah Palin dejará a las y los homosexuales estadounidenses firmar contratos! ¡Ooooh! Sarhita nos tolera como Ana Botella y no nos escupirá a la cara si nos cruzamos con ella. ¡Qué buena es!

    (MODO TROLL PEPERO OFF)

    P.S. Como en el chiste, de transexualidad ya ni hablamos.


  3. No dijo eso. En el debate no dijo en ning√ļn momento que estuviera a favor de conceder ning√ļn tipo de derechos, y de hecho su argumentaci√≥n fue de lo m√°s oscuro: “No si eso supone ir en el camino del reconocimiento de estas uniones como matrimonio”. Por favor escuchadlo otra vez porque parece que estaba a favor de los contratos, y en absoluto es as√≠. Es m√°s: Gwenn Ifill (a quien admiro profundamente como periodista) se equivoc√≥ al decir en la pregunta que si apoyar√≠a la concesi√≥n de derechos a parejas gay “como ya ocurre en todo el Estado de Alaska”, del que ella es gobernadora. En Alaska lo √ļnico que existe es una normativa que permite a los ****funcionarios del Estado**** incluir a sus parejas en sus seguros m√©dicos y tener derechos de visita en hospitales, nada m√°s. Palin se opon√≠a a la normativa, pero no pudo vetarla por otras cuestiones que no vienen al caso.


  4. Bueno, lo que ocurri√≥ tras el referendum no fue exactamente que las c√°maras legislativas no consideraran la escasa mayor√≠a suficiente para tramitar la reforma constitucional, aunque desde luego, lo magro de la ventaja debi√≥ influir bastante para que no se lograse reunir el n√ļmero de senadores precisos para alcanzar la mayor√≠a cualificada del 60% (en este caso eran necesarios 24, ya que la c√°mara la forman 40 senadores). Bueo, eso y que los senadores dem√≥cratas votaron en su mayor√≠a contra la enmienda, mientras que los republicanos, correligionarios de Palin, trataron de conseguir hasta el √ļltimo minuto su aprobaci√≥n.











Escribe tu comentario

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar en nuestra página. No podremos admitir los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar el comentario poniéndose en contacto con el autor del mismo para comunicarle los motivos.

You must be logged in to post a comment.