¬ŅAdoctrinar a los adoctrinadores?

h1 Escrito el 26-10-2008 por Rafael Rodríguez

Contra naturaEn este comienzo de curso siguen sonando los tambores de guerra en torno a la asignatura de Educaci√≥n para la Ciudadan√≠a. Hay muchas formas de desmontar la tesis del PP seg√ļn la cual su boicot a la asignatura obedece al af√°n adoctrinador de EpC. Se me ocurre una muy sencilla: analizar los libros de texto que se imparten en los distintos centros.

Si nos aproximamos a los libros de texto, comprobaremos que hay un amplio men√ļ de editoriales seg√ļn el gusto ideol√≥gico de cada colegio. Si a usted no le gusta la palabra ‚Äúmatrimonio‚Ä? aplicada a homosexuales, tiene la editorial Casals, que adem√°s de negar el matrimonio gay, condena el aborto, habla de familias falsas y verdaderas, menciona a Dios en la b√ļsqueda de sentido de la vida y habla de la procreaci√≥n como meta del matrimonio. Si usted es un laico descre√≠do tiene la editorial Octaedro, que dedica cap√≠tulos enteros a estudiar la realidad social y afectiva de los homosexuales, hace apolog√≠a del uso de los preservativos, y, por supuesto, constata la existencia del matrimonio gay. Entre estas dos editoriales hay toda una gama ideol√≥gica intermedia, una escala de grises, digamos. Los textos de SM y Santillana no citan los matrimonios homosexuales, s√≠ lo hacen las de Laberinto y Algaida. A cada moral su texto, como Dios manda.

De esta disparidad ‚Äď disparatada - de textos y de ideolog√≠as se pueden sacar un par de conclusiones. Uno, el PP y ese otro partido pol√≠tico que es la Conferencia Episcopal no tienen derecho a calificar la asignatura de adoctrinadora, ya que cada centro, al elegir el texto, aten√ļa o directamente anula su efecto presuntamente adoctrinador. Dos, la asignatura, por tanto, es moralmente inofensiva, y el encono de los conservadores por derribarla s√≥lo obedece a una estrategia de guerra total contra el gobierno, heredada de la crispaci√≥n de la pasada legislatura, y utilizando como campo de batalla ‚Äď irresponsablemente -, algo tan delicado como nuestro sistema educativo.

Y ya que hablamos de libros de texto, hace unos d√≠as era noticia la simp√°tica editorial Casals, concretamente el libro de √Čtica de 4¬ļ de la ESO. Joaquina Prades, en EL PAIS, recopilaba alguna de las perlas que contiene el libro: ‚Äúla sociedad est√° amenazada” [fuera del matrimonio heterosexual], “han sentado a Dios en el banquillo de los acusados”, “si se quiere ser feliz hay que ser fiel al otro, y si se quiere ser muy feliz hay que ser muy fiel”, “Hay que sufrir por defender el matrimonio”. “A√ļn en casos que podr√≠an calificarse como tr√°gicos, el divorcio no elimina la tragedia. La diferencia entre una tragedia sin divorcio y otra con divorcio consiste en que dentro del matrimonio la tragedia puede ser noble y ejemplar”, “No es justificable la inseminaci√≥n artificial de una mujer soltera o viuda. Ni los esposos que no puedan vencer su esterilidad pueden recurrir a ninguna de las t√©cnicas de reproducci√≥n asistida” ‚Ķ ¬ŅAdoctrinar?, Qui√©n iba a atreverse‚Ķ

No merece la pena ponerle adjetivos a la ristra de entrecomillados: se descalifican por si solos. Sin duda en democracia cada uno puede opinar lo que quiera, y hacer que sus hijos se eduquen con unos valores muy concretos: para eso est√°n los colegios privados. A mi lo que me preocupa no es que se ense√Īen unas ideas tan inefables, lo que me preocupa es que se haga en centros cat√≥licos concertados que financiamos entre todos. Dicho de otro modo, me horroriza estar regando con el dinero de mis impuestos la ense√Īanza de unas ideas no ya anticuadas y absurdas, sino directamente agresivas contra un colectivo, el LGTB, al que pertenezco.

Sin rodeos: alguien deber√≠a poner coto a la carcunda ideol√≥gica de estas editoriales, y recordarles que el matrimonio homosexual ‚Äď por poner s√≥lo un ejemplo -, no es una cuesti√≥n de moral, es una cuesti√≥n de derechos humanos, de legalidad vigente y de realidad social. Textos como el de Casals, que hablan de familias verdaderas y falsas, pretenden sustituir la ley por la moral, su moral, e impon√©rsela a los alumnos, eso s√≠ que es adoctrinar.

Rafael Rodríguez

Noticia meneada


del.icio.us Guarda esta noticia en del.icio.us

3 comentarios en “¬ŅAdoctrinar a los adoctrinadores?”

  1. Es lo malo de esta asignatura que ha sido motivo de enfrentamiento pol√≠tico, y lo que de verdad deber√≠a ense√Īar que es el respeto a la Constituci√≥n y las Leyes espa√Īolas vigentes y el respecto entre todos los ciudadanos sin importar su condici√≥n sexual, religiosa, etc., se ha convertido (a base de ceder) en algunos casos en un adoctrinamiento tan claro como los que muestra este art√≠culo.


  2. es más ética tambien lo puede ser, yo he llegado a leer en uno de ética comoponía que el aborto es malo y otras lindezas


  3. me acuerdo que era la de casals, p____ cachondeo











Escribe tu comentario

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar en nuestra página. No podremos admitir los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar el comentario poniéndose en contacto con el autor del mismo para comunicarle los motivos.

You must be logged in to post a comment.