Memoria de l√°piz

h1 Escrito el 09-12-2008 por dosmanzanas

Una carta en dosmanzanas

En su libro El l√°piz del carpintero Manuel Rivas nos plasma, en cierta manera, como la redenci√≥n y el alivio de un alma roma y tosca, la de un asesino, puede llegar de la manera m√°s insospechada. A quien no haya le√≠do el libro le aconsejo que lo lea. La idea de que algo tan cotidiano contiene un retazo de esencia del due√Īo, que cre√≥ belleza, y lo transmite, mediante una m√°gica osmosis desde su cuerpo de madera y su mina, a trav√©s de la piel tras la oreja del bruto, hacia el cuerpo, en un trasunto de amargo cuento de Navidad, dando as√≠ a quien mat√≥ a la mano que lo hizo a √©l, un humilde l√°piz de carpintero, pintar el P√≥rtico de la Gloria de la Catedral de Santiago, una porci√≥n de esa bondad que es suficiente para consolar ese alma atormentada, no deja de ser seductora, hermosa y llena de ese √ļltimo mal -por enga√Īoso- que abandon√≥ la caja de Pandora y que llamamos Esperanza (no, Aguirre no estaba todav√≠a).

En s√≠ la idea es seductora porque nos gustar√≠a, algunas veces, poner algo bueno en un veh√≠culo insospechado -un clip, un pasador, un sacapuntas, una goma de borrar- para que otra persona -que no ha de ser necesariamente un asesino- disfrutara de eso bueno que no llega a percibir con sus cinco sentidos. D√°ndole un bic a Mariano, un bic con el que acab√°bamos de escribir una carta de amor, quiz√° hiciera entender al lider de la oposici√≥n lo que nos gusta ser nosotros, y lo contento que estamos de ser precisamente nosotros, y lo mucho que nos enfada y nos entristece que nos quieran poner como ciudadanos de segunda. Que un@ trans le diera un pasador o un broche a Bernat Soria, quiz√° le har√≠a entender el anhelo que siente y que posiblemente no necesite que nadie se lo diga con un diagn√≥stico, porque el pasador ha escuchado directamente de su cabeza esos anhelos, junto con los deseos de poder llevar una vida menos ajetreada, marginal y agitada que la que seguramente lleva . A vuelta de correo quiz√° percibieramos el fondo de bondad de todos los que se oponen a nuestra igualdad en forma de, no se, una pluma, un pisapapeles, un mazo de juez, un cilicio, un micr√≥fono… En suma, un poquito de empat√≠a nos ir√≠a bien a todos (mientras no empezaramos a arrojarnos objetos a la cabeza, claro)

De alguna manera la tecnolog√≠a ha venido a ayudarnos a hacer esto. Por supuesto, no mediante el limpio procedimiento de √≥smosis, sino que se necesita algo de colaboraci√≥n por parte de quien recibe el objeto. En algo tan peque√Īo como un instrumento cotidiano podemos meter mucho de lo que pensamos, los instantes de nuestra felicidad en forma de fotos, la banda sonora de nuestra alegr√≠a en forma de canciones. No lo puede contener todo, 161 exabytes y creciendo, que es lo que actualmente alberga la red y que son 161.000 millones de gigabytes, pero con mucho menos una persona con un pen drive puede lanzar un esbozo de idea de lo que es, lo que le gusta ver, lo que le gusta oir, e incluso dar una pista de lo que le gusta oler tocar, aunque la tecnolog√≠a haya dejado un poco de lado esos sentidos. Un pen drive que, justo es decirlo, ha revolucionado un poco la manera en la que acarreamos la informaci√≥n. Y eso es importante, porque luego hacemos uso de ella.

En correspondencia a esa importancia, la RAE ha admitido el termino pen drive a su diccionario, junto con otro elemento fundamental para que funcione, el USB, que hace algo tan queer como plug & play (que es un nombre estupendo para un bar, pens√°ndolo bi√©n, o para una tienda de consoladores tambi√©n). El USB viene a ser como la transposici√≥n a la tecnolog√≠a de las nuevas relaciones, sin largos cortejos de instalar drives o sin amorosos preliminares de ver como co√Īo van las clavijas de los puertos. Eso no es ni bueno ni malo, simplemente es, una manera de acceso r√°pido, directo y f√°cil, entendible y franco de lo que sentimos en el pen drive de nuestros sentimientos. O si no es, ojala fuera as√≠. El caso es que la RAE ha admitido sin ning√ļn rubor el termino pen drive. En este caso pienso que el termino l√°piz de memoria era m√°s acertado y m√°s ocurrente que el original, que significa disco l√°piz (como si se tratara de una canci√≥n de Enrique & Ana). Aparte de m√°s literario.

Lo que me lleva a dos pensamientos. Uno de ellos es porqu√© la Academia ha admitido tan a la ligera un barbarismo cuando hay una expresi√≥n, un termino igual de compuesto e igual de equivalente, y mucho m√°s sugerente en castellano. La otra es una constataci√≥n de que la Academia se ha vuelto a olvidar de nosotros, como un l√°piz sin memoria, y de su adaptaci√≥n de matrimonio. Y me encuentro a falta de algo sobre lo que ejercer la magia del amor y del cari√Īo para hacerles entender que, a medida que pasa el tiempo y m√°s lugares del mundo entienden que matrimonio no ha de implicar necesariamente una mujer y un hombre asi como patrimonio no ha de implicar necesariamente s√≥lo un hombre.

Las palabras las construimos cada d√≠a, y cada d√≠a, poco a poco, con nuestro uso del lenguaje vamos dando un giro m√°s. No queda nada mal constatar la realidad jur√≠dica de un pa√≠s a trav√©s del diccionario, como ya hicieron en su momento con el termino nacionalidad por mor de la concordia y el entendimiento y sin ning√ļn rubor.

Supongo que es eso, me falta un l√°piz con el que pintarles todo esto para que lo entiendan.

Enrique Olcina Juli√°


del.icio.us Guarda esta noticia en del.icio.us

8 comentarios en “Memoria de l√°piz”

  1. Me ha encantado tu reflexi√≥n, Enrique. De hecho, no s√© si alg√ļn ling√ľista ha salido a la palestra, pero deber√≠an, porque cualquier fil√≥logo sabe que uno de los universales del lenguaje es el cambio, y que s√≥lo las lenguas muertas no evolucionan. A este cambio David Crystal, en su biblia ‘Enciclopedia Cambridge del lenguaje’, dedica nada menos que seis paginas. Como resulta que mi copia est√° en ingl√©s y no quiero ponerme a traducir, prefiero introducir este p√°rrafo, de un relato que escrib√≠ recientemente (el p√°rrafo est√° inspirado en la teor√≠a ling√ľ√≠stica sobre el cambio sem√°ntico y puesto en boca de Manuela, madre de dos hijos homosexuales, que decide escribir una carta a la REina Sof√≠a en respuesta a sus declaraciones hom√≥fobas en el libro de Pilar Urbano)

    ‘Las palabras son palabras y no pueden cambiar, cambian las cosas. Un mechero se sigue llamando as√≠, mechero, aunque ya no tengan mecha hace a√Īos. Y las personas, igual. Las personas tambi√©n cambian y no por eso se cambian de nombre. Yo no soy la misma que cuando nac√≠, y me sigo llamando Manuela. Usted se sigue llamando Sof√≠a, pero para m√≠ ya no es la misma que hace unos d√≠as. Ni una reina de ahora es como las de antes, que por no tener hijos se las reclu√≠a en un convento o se las decapitaba, y nadie se extra√Īaba, pero eso ahora ser√≠a una aberraci√≥n, ¬Ņverdad, do√Īa Sof√≠a?’


  2. absolutamente GENIAL, como siempre


  3. … me vais a sacar los colores :D Muy bueno lo de Manuela, nosolo


  4. He vuelto a consultar la palabra matrimonio en el DRAE

    Sigue con eso de “Uni√≥n de hombre y mujer concertada mediante determinados ritos o formalidades legales.” Lo peor es que incluso si la ley de igualdad se derogase en Espa√Īa y el 100% de los hispanohablantes se negasen a admitirlo, el matrimonio tambi√©n ser√≠a la uni√≥n de dos mujeres o dos hombres porque ya hay una buena cantidad de pa√≠ses que as√≠ lo admiten.

    Y el acad√©mico √?lvaro Pombo tan pancho.


  5. Un texto precioso, Enrique, al alto nivel al que nos tienes ya acostumbrados: felicidades. Sobre pen drive, te puedo comentar que en catalán/valenciano se ha optado por reconocer como la traducción normativa de este término inglés el de memòria USB, con la especificación siguiente:

    La denominació memòria USB pot prendre diverses variants segons la forma que tingui el dispositiu: llapis de memòria USB, llapis de memòria, clauer [= llavero] de memòria USB, clauer de memòria, etc.


  6. en mi empresa le llamamos “l√°piz √≥ptico” (????)

    pero al tipex le llamamos “blanco espa√Īa”, as√≠ que no te digo m√°s


  7. puto Lo de blanco espa√Īa me parece hasta patriotico :D . Nemo Memoria USB me parece m√°s correcto que pen drive, tambi√©n, puesto que no usas un barbarismo (barbarismo es el uso de un termino en lengua extranjera cuando hay uno espa√Īol que cumple la misma funci√≥n, escribir football en vez de f√ļtbol lo ser√≠a en los tiempos que corren, por ejemplo, a falta de otro mejor ) y la adopci√≥n de USB me parece necesario, puesto que no encuentro un termino equivalente en espa√Īol a Universal Serial Bus.

    En fin, creo que sabéis por donde voy :D


  8. oddy: cuando alguno me dice “me pasas el blanco espa√Īa”, yo me pongo firmes y levanto el brazo 45¬ļ con la mano recta











Escribe tu comentario

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar en nuestra página. No podremos admitir los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar el comentario poniéndose en contacto con el autor del mismo para comunicarle los motivos.

You must be logged in to post a comment.