¬ŅCurar la homosexualidad o curarse la homofobia?

h1 Escrito el 21-12-2008 por Rafael Rodríguez

Contra naturaCada cierto tiempo nos sobresalta la noticia de alg√ļn curandero con √≠nfulas divinas que dice haber encontrado el elixir de la heterosexualidad. Como esos dioses mitol√≥gicos que lograban proezas inimaginables para el entendimiento humano, una casta de iluminados persevera en la llamada curaci√≥n de la homosexualidad, una sanaci√≥n que tiene algo de gesta religiosa o de milagro mariano. Este mes le tocaba el turno a una tal Marta Lozano, ‚Äúex homosexual y actual mujer libre y feliz‚Ä?, quien ha escrito un libro con un simp√°tico t√≠tulo: ‚ÄúUna historia sobre el maltrato y la homosexualidad‚Ä?, editado por los Padres Salesianos, un libro que cuenta la experiencia de su autora, ex homosexual reciclada en heterosexual por la gracia de Dios. Del libro de Marta Lozano no merece la pena hablar aqu√≠ - ya se encarga la COPE -, tan s√≥lo destacar que la autora no habla de ‚Äúcurar‚Ä? la homosexualidad, habla de ‚Äúreconducirla‚Ä?, un eufemismo que supone un avance en nuestros derechos por el que me gustar√≠a darle las gracias en nombre el colectivo LGTB.

Cada cierto tiempo, como dec√≠a, alguien es noticia por su perseverancia en la idea de que es posible cambiar la orientaci√≥n sexual de un gay. Hace algunos meses la fundamentalista cat√≥lica Cristina L√≥pez Schligting, periodista de la COPE, ten√≠a un programa en la radio con ese prop√≥sito. Son perseverantes, sin duda, pero confunden la perseverancia con la contumacia; y ya que se trata de unos iluminados, ajenos a la raz√≥n humana y a las evidencias de la ciencia, poco podemos hacer por convencerles. Lo √ļnico que podemos hacer aqu√≠, modestamente, es aportar algo de informaci√≥n a quien se vea atrapado en la lectura de libros como el de Marta Lozano o a quien escuche la COPE m√°s de lo que debiera.

Efectivamente hay personas que dicen haber cambiado su orientaci√≥n sexual, incluso tienen un nombre, son los ‚Äúex gays‚Ä?, un t√©rmino utilizado por terapeutas y grupos religiosos para describir a personas que supuestamente han cambiado su orientaci√≥n sexual, de gay o bisexual a heterosexual, usando las denominadas ‚Äúterapias de reorientaci√≥n sexual‚Ä?: una especie de salida del armario pero al rev√©s, seg√ļn sus propias palabras. De marcado car√°cter religioso, Exodus es una de las principales asociaciones de ex gays de EEUU, en su p√°gina web hace toda una declaraci√≥n de principios: ve la homosexualidad como fuera de la voluntad de Dios y el estilo de vida gay destructivo, busca la cura y la redenci√≥n para el gay y le propone huir del pecado nefando como √ļnica forma de encontrar a Cristo.

Muchas prácticas han sido usadas a lo largo del siglo XX como terapias de reorientación sexual: terapias de aversión (suprimir una conducta no deseable mediante un castigo o ciertos estímulos desagradables o dolorosos como un choque eléctrico o fármacos capaces de producir náuseas), el psicoanálisis, la orientación y el consejo religiosos… Algunos ex gays casados reconocen que no han conseguido suprimir su deseo homosexual, simplemente lo reprimen.

Ninguna de las principales organizaciones médicas de EEUU apoya las terapias de reorientación. La American Psychological Association ha emitido varios comunicados en contra de estas terapias y muchas otras han expresado su preocupación sobre la ética que rodea a estas prácticas.

Como reacci√≥n contra los m√©todos usados por estas asociaciones ha nacido el movimiento ‚Äúex ex gay‚Ä?, formado por homosexuales que se sometieron sin √©xito a terapias de reorientaci√≥n y las condenan rotundamente. En la red se puede encontrar el testimonio de dos de ellos: Peterson Toscano y Angel Llorent, que en un v√≠deo publicado por La Vanguardia cuentan c√≥mo estos grupos primero estigmatizan la homosexualidad y luego, a cambio de 30.000 d√≥lares, ofrecen las terapias. Toscano cuenta que, entre los m√©todos terap√©uticos de reorientaci√≥n, le hicieron hasta tres veces un exorcismo para sacar los demonios homosexuales de su cuerpo, llegando incluso a gritarle para arrancarlos de su interior (Parece una broma, pero no lo es). Toscano se cas√≥ una mujer, pero el matrimonio, como es l√≥gico, acab√≥ mal: sus deseos nunca cambiaron. Llorente cuenta que las terapias le condujeron dos veces al suicidio: el dolor era tan fuerte que al final se dio cuenta de que no podr√≠a superarlo y abandon√≥. Es recomendable ver el v√≠deo, s√≥lo dura tres minutos.

En fin, es imposible condensar un tema así en una columna, el tema da para mucho más, y seguramente continuaré hablando de ello en el futuro. De momento, y para acabar por hoy, un par de mensajes para los potenciales lectores de libros como el de Marta Lozano. Uno, que se informen bien antes de someterse a cualquier tipo de terapia; dos, que valoren aceptar con naturalidad su orientación sexual, les puedo asegurar por propia experiencia que la homofobia es mucho más dolorosa que la homosexualidad.

Rafael Rodríguez.


del.icio.us Guarda esta noticia en del.icio.us

7 comentarios en “¬ŅCurar la homosexualidad o curarse la homofobia?”

  1. Excelente carta Rafael, hay que ense√Īar a los j√≥venes que ser homosexual es una opci√≥n totalmente respetable y que si alguien tiene prejuicios es √©l quien tiene un problema de la misma forma que hoy no es un problema ser negro, es un problema ser racista.

    Juan A. Herrero Brasas en su libro “La sociedad gay: una invisible minor√≠a” tambi√©n habla de los ex ex gays y c√≥mo demuestran que la autonegaci√≥n puede valer por un tiempo pero no para toda la vida. Tambi√©n cuenta el caso de un “paciente” que fue sorprendido follando con otro “enfermo” y, a√ļn as√≠, al cabo de una semana le dieron el “alta” (¬°como si estuviese dejando de fumar y le hubiesen pillado con un cigarro!) Lo que demuestra c√≥mo a estos “sanadores” la felicidad de los incautos que se creen los prejuicios que ellos generan les importa un pimiento. Mientras se repriman y ayuden a mantener la homosexualidad en el armario ya se dan por satisfechos.


  2. Me ha encantado el tono de tu carta, Rafael. Es muy dif√≠cil mantener la calma y la distancia cuando se denuncian cosas como estas, y t√ļ demuestras que, tan s√≥lo con la palabra bien medida, se puede poner en evidencia lo absurdo de la homofobia y todas sus manifestaciones. Estoy seguro de que esta carta tuya estar√≠a llena de comentarios felicit√°ndote si no tuvi√©ramos que perder el tiempo respondiendo en este mismo sitio a los que s√≥lo saben insultar. Por favor, no caigamos en su trampa.


  3. Comunicado de la Asociación de Ex presos sociales

    Presentación del trabajo realizado

    Una vez aprobados los Presupuestos Generales del Estado para el a√Īo 2009, es el momento de informar sobre las conquistas realizadas en el esfuerzo porque se reconozca el sufrimiento vivido por las personas glbt represaliadas por la dictadura franquista. En primer lugar, como parte de los objetivos fundacionales de la Asociaci√≥n de Ex-Presos Sociales, se solicit√≥ a la Federaci√≥n Estatal de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (FELGT), y a las dem√°s organizaciones del Estado espa√Īol, que exigieran a todos los partidos pol√≠ticos con representaci√≥n parlamentaria un compromiso a favor de una ley que indemnizara a las victimas homosexuales de la represi√≥n y que se permitiera la investigaci√≥n de los archivos para que se pueda conocer con exactitud su alcance, sin cortapisas y de forma no traum√°tica. Eso, adem√°s, ayudar√≠a a determinar la cuant√≠a de las indemnizaciones.

    Este objetivo se ha cumplido en gran medida, ya que hemos impregnado de nuestras reivindicaciones a los movimientos glbt espa√Īoles, as√≠ como a la FELGT y a los partidos pol√≠ticos, conjuntamente con instituciones estatales y auton√≥micas. Todos han respondido en mayor o menor grado en defensa de lo que esta Asociaci√≥n planteaba. Gracias a ese esfuerzo, hoy podemos se√Īalar a nuestro Estado como el primero que, adem√°s de reconocer la persecuci√≥n sufrida por lesbianas homosexuales, transexuales y bisexuales, ha articulado medidas econ√≥micas de compensaci√≥n a los da√Īos sufrido e impulsado de este modo la defensa de los derechos humanos a nivel estatal. Por ello se ha convertido en un referente a seguir por el resto de pa√≠ses.

    Objetivos logrados

    A la hora de desglosar el trabajo realizado en los √ļltimos a√Īos, se pueden destacar los siguientes aspectos:

    1¬ļ- En lo referente a la recuperaci√≥n de la dignidad y memoria de los represaliados por su condici√≥n sexual bajo la dictadura, el Parlamento Espa√Īol realiz√≥ por unanimidad, el 15 de diciembre de 2004, una declaraci√≥n institucional en favor de estas personas. El mismo camino siguieron los gobiernos de distintas Comunidades Aut√≥nomas y sus correspondientes Parlamentos, que hicieron declaraciones y homenajes institucionales a los represaliados homosexuales y transexuales, reconoci√©ndoles la condici√≥n de v√≠ctimas del r√©gimen franquista. Tambi√©n Instituciones Penitenciarias realiz√≥, en junio de 2005, un homenaje en la antigua prisi√≥n de Huelva, donde se coloc√≥ una placa en su memoria porque a esa prisi√≥n conjuntamente con la de Badajoz fueron destinados numerosos Transexuales y homosexuales;
    .
    2¬ļ- Es evidente que hemos avanzado en la materia de protecci√≥n y catalogaci√≥n de los expedientes judiciales referentes a estos represaliados. Sin embargo, no sucede lo mismo con las fichas policiales y expedientes penitenciarios que contienen datos de cada detenido. Esto es debido a lo reacios que suelen ser los gobiernos a deshacerse de datos que les puedan servir en un futuro. Por ello, aunque el PSOE en el Congreso aprob√≥ una proposici√≥n no de ley para instar al Gobierno a que se eliminen de los ficheros policiales los datos sobre personas que fueron detenidas por su orientaci√≥n sexual, la Asociaci√≥n no conf√≠a del todo en lograr ese objetivo porque no es la primera vez que se aprueba una proposici√≥n parecida sin que haya surtido efecto;

    3¬ļ- Las medidas que el Parlamento Espa√Īol tom√≥ en el a√Īo 2007, que inclu√≠an una partida de 2 millones de euros en los Presupuestos Generales del Estado para el ejercicio de 2008, que tras las negociaciones mantenidas este a√Īo entre el Ministerio de Presidencia y esta Asociaci√≥n se logr√≥ que en el debate de los presupuestos para el a√Īo 2009 se doblaran (de 2 a 4 millones), tambi√©n se reflejan en el reglamento de acceso a las indemnizaciones. En ese sentido, el Grupo Parlamentario Popular en el Senado present√≥ una enmienda -la n¬ļ 214- a los Presupuestos Generales del Estado para el a√Īo 2009 para solicitar que en la Comisi√≥n que se forme se incluya un representante de la Asociaci√≥n de Ex-presos sociales. Enmienda que no se tuvo la ocasi√≥n de debatir por el veto emitido por el Senado a los Presupuestos Generales de 2009.

    Tareas pendientes

    Por ello, estimamos que los logros alcanzados son importantes. Sin embargo, no cubren todas las expectativas de partida porque quedan pendientes de resolverse dos temas de gran
    importancia para la Asociación:

    -El pago de las indemnizaciones;
    -El asunto de los expedientes y fichas policiales.

    Ambos asuntos centrar√°n el trabajo de los pr√≥ximos meses, sin olvidar el esfuerzo para que los pasos dados en Espa√Īa se conozcan en otros pa√≠ses y puedan servir de referente para las medidas que tomen otros Estados en el futuro.

    Asociación Ex­-Presos Sociales
    Madrid 18 de diciembre de 2008


  4. Un artículo muy interesante, Rafael. El problema no es la homosexualidad, nunca lo ha sido. El problema, tanto para los individuos como para la sociedad, es la homofobia.


  5. Pues ya puestos, quisiera saber si estas “terapias” pueden reorientar a los heterosexuales y asi salimos a mas.


  6. He encontrado este comentario en wikio, de hoy 8.3.09. En mi opini√≥n, es el ataque de Enrique Rojas, por los comunicados que destapan “su inventada c√°tedra”.

    LUCAS no es miembro
    08/03/2009 - 13:31
    YO ME CUR√Č DE LA HOMOSEXUALIDAD (t√≠tulo)
    “decia que yo si he tratado con √©l, en su consulta, llegu√© cuando llevaba una vida absolutamente gay con 26 a√Īos que me hacia profundamente infeliz, y se habia convertido en actuacones muy promiscuas, Fui a muchos psicologos y psiquiatras que intentaban hacerme una terapia por aceptacion (para que admitiera que era homosexual como el que es alto o bajo) pero me hicieron m√°s da√Īo, m√°s tarde acud√≠ desesperado a su consulta, Enrique rojas y su equipo me ayudaron mucho y hoy unos tres a√Īos despu√©s no tengo tales atracciones, desaparecieron, y al entender mi problema emrgieron otras que realemnte me llenaban que eran las atracciones heterosexuales no puedo afirmar que la homosexualidad sea siempre un trastorno de la conducta afectiva, pero si que en mi caso y en el de mucha gente que he visto, hoy estoy muy bien tengo una novia maravillosa que me estuvo apoyando desde el final de la terapia sabiendo todo lo que habia hecho y en tres meses nos vamos a casar. Gracias DR. ROJAS.
    Repito que no puedo decir que todos los casos de homosexualidad sean trastronois de la conducta pero si la mayoria como yo y que uno se puede curar Por eso, animo a todos los que se sientan mal con esas atracciones a quese pongan manos a la obra, solo se vive una vez, no hay que desaprobecharlos rindiendose al placer r√°pido e instantaneo. si alguien tiene mas curiosidad que visite www. esposibleelcambio.com hay gente que no puede pagar un psiquiatra peero ah√≠ encontrar√° como sanar de su homosexualidad”

    He en comentario de abajo, dejo como le he respondido. Pero yo soy hetero. Creo que deberían responderle, de acuerdo con lo que piensen, personas homosexuales.
    Gracias. Saludos, isabelcaballero


  7. Perd√≥n (En el comentario de abajo …)

    al.alba no es miembro08/03/2009 - 14:41

    Enrique Rojas y sus falsos testigos
    Lucas,
    Creo, que eres un falso testigos. Uno de tantos con los que se hace Enrique Rojas cuando está en apuros. No te voy a decir por qué lo sé, pero lo sé.
    ¬ŅQu√© quieres difundir y que oigamos ? ¬ŅQu√© Enrique Rojas es un buen m√©dico?. Ten por seguro que si fuese cierto, Enrique Rojas hubiese actuado como m√©dico y no, como terrorista a sueldo de prestigio y dinero, que es como ha actuado, desde mi punto de vista.

    He dicho ya muchas veces, que si el terrorismo se define como una acci√≥n o conjunto de acciones, llevadas a cabo a traici√≥n y por sorpresa sobre la v√≠ctima, para evitar que se pueda defender, que producen horror, terror, pavor, p√°nico, miedo … y secuelas que perduran a trav√©s de los a√Īos, para m√≠, Enrique Rojas, es un terrorista que act√ļa generalmente, por una mezcla de ideolog√≠a y dinero, aunque tambi√©n le basta para actuar, con que se d√© s√≥lo uno, de los anteriores supuestos.

    Ahora sales t√ļ, siguiendo instrucciones, aplicando las cualidades que Enrique Rojas atribuye al c√≠nico - que √©l tiene en grado m√°ximo -, pero que coloca siempre a los dem√°s. Dice entre otros …, “… el c√≠nico es confuso, difuso … inteligente, con apariencia normal …”. Excepto en lo de “inteligente”, estoy bastante de acuerdo con la definici√≥n que da Enrique Rojas.

    Comprender√°s que si Enrique Rojas hubiese tenido la varita m√°gica que “curaba” la homosexualidad, no hubiese tenido ninguna necesidad, de inventarse la titularidad de la c√°tedra en la UCM que se invent√≥ en 1984, ni de convertirse en el “Psiquiatra Oficial de la Patria” desde la 1¬™ legislatura Aznar, ni en “el M√©dico del Alma” en unos casos, llegando en otros hasta “Consejero de Almas”. Tampoco, sus amigos altos cargos del Partido Popular, hubiesen tenido que hacer el rid√≠culo ni enga√Īar a la ciudadan√≠a, presentando al p√ļblico los libros que Enrique Rojas iba sacando a la venta, donde en el curr√≠culo de los mismos, ha ido colocando y moviendo de facultad y de “campus”, las c√°tedras que se ha ido inventando y adjudicando.

    Si lo que dices fuese cierto, en esos a√Īos, le hubiesen llovido a Enrique Rojas tantas “c√°tedras del cielo” y Presidencias de Organizaciones Cient√≠ficas Internacionales, que no hubiese tenido ninguna necesidad de enga√Īar a la sociedad como lo viene haciendo desde hace 25 a√Īos y sobre todo, no se hubiese visto en la necesidad de pedir, que tambi√©n enga√Īen a esta misma sociedad, los altos cargos PP, apoyando su mentira.

    Lo siento Lucas, no soy homosexual pero no te creo y me creo, que conozco a Enrique Rojas, mucho mejor que t√ļ, no por lo que dice, si no por lo que hace. F√≥rmula infalible para juzgar a los dem√°s, que viene perdurando como v√°lida a trav√©s de los tiempos.

    Saludos,
    isabelcaballero (al.alba, el mismo al que cantó Aute)

    Y, tened en cuenta que no es necesario ser homófogo, para machacaros. Existen también los narcisistas perversos y maquiavélicos, que por dinero y/o, en su intento de conseguir ser admirados por los demás, haciéndose con un prestigio que no tienen ni son capaces de conseguir en sana competencia, se lo inventan y son capaces de machacar a cualquiera.
    Homosexuales, heteros, ni√Īos e incluso a personas con edad, que pr√°cticamente han terminado de hacer su campa√Īa en la vida, aunque en la vida, siempre hay algo que hacer.

    M√°s saludos, isabelcaballero (al.alba)











Escribe tu comentario

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar en nuestra página. No podremos admitir los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar el comentario poniéndose en contacto con el autor del mismo para comunicarle los motivos.

You must be logged in to post a comment.