El exiliado de Capri

h1 Escrito el 26-05-2006 por elputojacktwist

El exiliado de Capri

El exiliado de Capri
Roger Peyrefitte
Editorial Egales (2006)

Libro cedido por Librería Berkana

Un nuevo t√≠tulo en la colecci√≥n de la Editorial Egales, que funciona desde 1995 con el sano objetivo de editar literatura dirigida en principio a gays o lesbianas y esperando que alcance a un p√ļblico m√°s amplio. Una de sus colecciones (Otras voces), est√° destinada a la reedici√≥n de libros nunca traducidos al castellano. Es el caso de El Exiliado de Capri (1959), de Roger Peyrefitte (1907-2000)

Peyrefitte (que algunos conocer√©is por Las Amistades Particulares, en esta misma editorial) nos acerca a la vida de los europeos en Capri a principios del siglo XX. En forma de biograf√≠a novelada, nos adentra en la escandalosa vida del Baron Jacques d’Adelsward-Fersen (1880‚Äď1923), arist√≥crata franc√©s y poeta y escritor menor, empe√Īado en convertir su propia vida en una obra de arte. Tras pasar unos meses en la c√°rcel en Par√≠s por la organizaci√≥n de pseudoorg√≠as est√©ticas (‚Äúmisas rosadas”) con chavales de colegios cercanos, y habiendo acabado con sus planes de matrimonio, se traslada a vivir a Capri, a la sombra de las ruinas de la villa de Tiberio, otro exiliado de la sociedad que encontr√≥ en las grutas subterr√°neas de mar azul el paisaje perfecto para sus enso√Īaciones m√≠stico-sexuales. Fersen construye villa Lysis (nombre tomado del di√°logo de Plat√≥n) en una terraza frente al golfo de N√°poles, bajo la inscripci√≥n ‚ÄúConsagrada al amor y al dolor“. Echadle un vistazo a la villa:
(foto1, foto2, foto3)

Con un lenguaje ir√≥nico y lleno de dobles sentidos, Peyrefitte nos sumerge en un mundo plagado de personajes reales. Ya no se trata de un roman √† clef como la novela del propio Fersen ‚ÄúEt le feu s‚Äô√®teignit sur la mer…” (1910), (alg√ļn mal√©volo contempor√°neo a√Īadi√≥ tras los puntos suspensivos un ‚Äúsur la mer…de“) En ‚ÄúEl exiliado de Capri” no hace falta adivinar qui√©n es qui√©n porque el autor nos lo sirve en bandeja de plata: Proust, Wilde y su Lord Alfred, von Platen, von Gloeden (y sus fotos de chicos sicilianos desnudos), Norman Douglas, el multimillonario Krupp, Colette, Cocteau, Gide, Diaghilev, y toda una pl√©yade de nuevos Tiberios exiliados del amor que buscan el azote del viento sobre la isla, un mundo feliz entre opio y absenta y sus para√≠sos artificiales, literatura perversa y degenerada, atardeceres de Sorrento, reconstrucciones de escenas mitol√≥gicas, y los cantos de los chicos que bajan de las ruinas de la villa de Tiberio tras haber sido trasfigurados por un momento en Adonis, Apolo, Patroclo, Endimi√≥n, Gan√≠medes, San Sebasti√°n o el mismo Jesucristo. Esc√°ndalos, suicidios, ruinas, procesos y c√°rceles, y tardes de vino y poes√≠a, plenas de la ‚Äúhospitalidad” de los efebos italianos, tardes de paseos entre ruinas romanas y de reconocimientos mutuos entre mosaicos y escaladas al volc√°n.

Absolutamente imprescindible (con prólogo de Jean Cocteau), nos hace anhelar la próxima edición de nuevos títulos de Peyrefitte.

elputojacktwist


del.icio.us Guarda esta noticia en del.icio.us

6 comentarios en “El exiliado de Capri”

  1. En realidad, los libros de Roger Peyrefitte si hab√≠an sido traducidos ya anteriormente al castellano por Miguel de Hernani y publicados en las d√©cadas de los cincuenta-sesenta (cuando en Espa√Īa era un autor censurado y prohibido) por la “Editorial Sudamericana” de Buenos Aires en su “Colecci√≥n Horizonte”, que inclu√≠a el libro aqu√≠ rese√Īado “El exiliado de Capri” y otras de sus obras principales como “Las llaves de San Pedro”; “Las embajadas”, “El fin de las Embajadas”,”Los Caballeros de Malta” y “Los dos amores”. Cualquiera de sus t√≠tulos son de gran inter√©s y nos acercan a la obra de un maldito de la literatura universal que debe ser recuperado, revisitado y finalmente amado por su brillante prosa. As√≠ que atentos a los rastrillos de los domingos y en librer√≠as de viejo,pues os pod√©is llevar una grata sorpresa.La novela “Las amistades particulares” fue llevada al cine en 1964, imposible de encontrar ahora sino en es a trav√©s de las filmotecas.

    http://www.imdb.com/title/tt0057842/

    Existe un libro de memorias titulado “Confidencias secretas” que es tambi√©n muy ameno.Tambi√©n en la red ten√©is una web bastante completa sobre su figura:

    http://www.ciudad.com.ar/ar/portales/entretenimientos/links/?link_id=836


  2. El Bar√≥n Jacques Adelsward-Fersen sucumbe ante el opio y la coca√≠na, no sin antes convertir a Nino, despiadadamente, como corresponde a la Edad y a la manera del hombre, en un enamorado desdichado. ‚ÄúNino, Nino‚Ķ‚Ä?. En efecto, si examinamos esta √ļltima conducta con el desapasionado rigor de un animal descubriremos la salvaje pulsi√≥n que habita en este dilettante de la buena sociedad, coincidente ‚Äďeste dato no debe asombrarnos- con la del volc√°n que preside la bah√≠a: la del amable silencio del felino agazapado, del bostezo del durmiente siempre alerta… Y es que Jacques es v√≠ctima de su propio ego√≠smo, y decide arrojarse al vac√≠o desde lo alto del promontorio, como tanto otros. Pero en su torpeza arrastra dram√°ticamente lo m√°s preciado de la Isla, la inocencia de Nino, que sigue realmente enamorado.

    Una novela, una biografía -que más da- maravillosa.


  3. Espero que Peyrefitte no llevara su imitaci√≥n de Tiberio a los extremos de √©ste, cuyos excesos ten√≠an muy poco de “m√≠sticos” y mucho de s√°dicos.

    “(…) Tuvo un buen maestro en Tiberio, quien, en Capri, se ba√Īaba con ni√Īos a√ļn sin destetar, a los que ofrec√≠a el pene a modo de pez√≥n y a los que llamaba sus pececillos.”

    http://chironwiki.wikispaces.com/space/showimage/caligula_m_casariego.pdf


  4. Perdón, quería decir el Barón.


  5. […] El exiliado de Capri (Roger Peyrefitte) […]


  6. Un cordial saludo. Tengo 22 a√Īos y acabo de descubrir este fascinante personaje que hizo vibrar de forma inesperada mi imaginaci√≥n. Comenzando por el hecho que descend√≠a del famoso Conde Fersen, el amante de la no menos c√©lebre reina de Francia. Al enterarme que tiene debilidad no s√≥lo por los
    afeminados efebos, sino que también por la cocaína y el opio, no pude menos recordar un pasado amante similar.
    Y sin caer en lo melodramático, debo decir que rompí con esa relación, en lugar de tomar medidas drásticas como intentar el Salto de Leucade. Invito a los demas foristas a escribirme para compartir ideas y opiniones.











Escribe tu comentario

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar en nuestra página. No podremos admitir los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar el comentario poniéndose en contacto con el autor del mismo para comunicarle los motivos.

You must be logged in to post a comment.