El caso Mortara

h1 Escrito el 06-01-2009 por Nemo

EntendámonosCuando Edgardo Mortara tenía seis años, la policía fue una noche a casa de sus padres, se llevó al pequeño y jamás lo devolvió. ¿Qué es lo que incapacitaba a estos padres, según la ley vigente en aquel tiempo y lugar, para seguir criando a su hijo? Pues sencillamente, que eran judíos. El lugar en cuestión era la ciudad de Bolonia, en Italia, y el año, no tan remoto como podría pensarse, 1858. En cuanto a la ley y la policía, eran las del jefe supremo de los católicos, el papa, dado que Bolonia formaba parte entonces de los Estados de la Iglesia. Y en el origen de aquel secuestro legal, que causó un monumental escándalo en medio mundo, estaba una muchacha pobre e ignorante, de sólo 14 años de edad.

La muchacha se llamaba Anna Morisi, era católica y estaba al servicio de la familia Mortara. Aunque siglos atrás se había prohibido en los Estados Pontificios que los judíos tuviesen sirvientes cristianos, en la práctica dicha norma era a menudo ignorada, dado que los criados de esta religión tenían, para los judíos, la ventaja de poder trabajar en sábado, cosa que a éstos últimos les vedaban sus creencias y costumbres. Anna tenía, entre otros cometidos, el de cuidar al pequeño Edgardo, uno de los ocho hijos de los Mortara. Un día el niño se puso enfermo, y por la cabeza de la joven criada empezaron a pasar las atroces imágenes con las que su iglesia le había descrito el destino de los condenados al infierno: visiones de cuerpos que ardían –sintiendo todo el dolor de las llamas pero sin llegar a consumirse jamás– por toda la eternidad, torturados además de mil maneras por espantosos demonios. Aquel horror era, pensó la muchacha, lo que aguardaba al niño judío si moría como consecuencia de su enfermedad. Resuelta a impedirlo, en un momento en que se quedó a solas con el pequeño le echó agua en la cabeza y pronunció las palabras “Yo te bautizo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”. Después pudo respirar aliviada: lo había logrado, había salvado a Edgardo.

Cuando la historia llegó a oídos de un cura –pues Anna no pudo callarse semejante hazaña–, una maquinaria implacable se puso en marcha. Y es que, para la Iglesia Católica, aquel bautismo clandestino era perfectamente válido. Como escribe Richard Dawkins (en The God Delusion / El espejismo de Dios): “Sorprendentemente (…), la Iglesia Católica permitía, y sigue permitiendo, a cualquiera bautizar a cualquier otro. No hace falta que el que bautice sea sacerdote. No hace falta el consentimiento del niño, ni el de los padres, ni el de nadie más. No hace falta firmar nada. No hacen falta testigos oficiales. Lo único que hace falta son unas gotas de agua, unas pocas palabras, un niño indefenso y una cuidadora supersticiosa y con el cerebro lavado por la catequesis.” En todo caso, la Inquisición romana y el Estado Pontificio se tomaron absolutamente en serio aquel bautismo que a nosotros nos puede parecer estrafalario, y dieron órdenes de inmediato a su policía de sacar a aquel niño cristiano de aquella casa de judíos, tal como mandaban las leyes que habían hecho los propios papas.

Los padres de Edgardo no se resignaron a perder para siempre de ese modo absurdo a uno de sus hijos, y se movilizaron para recuperarlo. Pronto el caso Mortara se hizo célebre no sólo en Italia, sino en Europa y hasta en los Estados Unidos de América: el New York Times se refirió a él en sus editoriales en veinte ocasiones, para apoyar la causa de la familia boloñesa. Con el mismo objetivo se organizaron actos de protesta en varios países, y hubo importantes figuras de la política y de la cultura que se implicaron en la lucha por devolver a Edgardo a sus padres. Sin embargo, el papa Pío IX, monarca absoluto de los Estados de la Iglesia, despreció todos estos esfuerzos: “No me interesa lo que piense el mundo”, declaró a una delegación de judíos ilustres con quienes se entrevistó en 1859. La prensa católica de ambos lados del Atlántico no debía de ser de este mismo parecer, pues se movilizó para defender ante la opinión pública, sin reserva alguna, la intransigencia del Sumo Pontífice en este caso: según un periódico católico estadounidense (citado por Dawkins), lo que realmente estaba en juego en este asunto era “la libertad de un niño para ser cristiano y no ser obligado por la fuerza a ser judío… la protección de este niño por el Santo Padre, en medio del fanatismo feroz de los infieles e intolerantes, es el espectáculo moral más grandioso que ha visto el mundo en mucho tiempo”.

Este uso tan espectacularmente retorcido del lenguaje, que se anticipó en bastantes décadas a la jerga totalitaria que George Orwell imaginara en su novela 1984 (“La libertad es esclavitud”…), puede verse asimismo como un precedente de cierto discurso que en nuestros días emana de medios católicos y cristianos, y que también recurre a invocar la libertad religiosa para justificar que se atropelle la libertad de aquéllos cuya visión del mundo no coincide con sus dogmas. O que llama “proteger el matrimonio y la familia” a lo que en realidad es desproteger social y legalmente a los matrimonios y familias que forman los ciudadanos homosexuales, y sembrar la incomprensión y la desunión en muchas otras familias que cuentan con gais o lesbianas entre sus miembros.

Que para la cúpula de la Iglesia Católica la protección de la familia no era precisamente lo primordial lo dejó bastante claro, en tiempos de Edgardo Mortara, el cardenal Giacomo Antonelli, secretario de Estado de Pío IX; monseñor Antonelli, al recibir una carta de un miembro judío del Parlamento británico en la que éste le expresaba su protesta por el secuestro del niño de Bolonia, le replicó lo siguiente: “A este respecto puede ser oportuno recordar que, si la voz de la naturaleza es poderosa, aún más poderosos son los deberes sagrados de la religión”. Entre dichos “deberes sagrados” asociados al dogma religioso se hallaba sin duda, y en lugar muy destacado, el de asegurar la preeminencia social de ese mismo dogma, y con ella el poder de la Iglesia. Y si para ello había que intervenir de modo severo e inflexible en la vida de un niño y en las de sus padres, hermanos, etc., no sería precisamente la Iglesia la que flaquease ante el mandato de la divinidad: proteger al niño de su propia familia judía… separándolo de ésta para siempre.

No puede extrañar demasiado, después de todo, que Pío IX, a pesar de su patente judeofobia, fuera beatificado en el año 2000 por la Iglesia Católica. Es decir: por una organización que todavía hoy sigue dando a palabras como proteger o libertad un sentido que –aunque quizá se parezca más bien poco al que les atribuimos los demás– tiene bastante en común con el que les daban los apologistas de aquel papa que ordenó el secuestro legal de un niño de seis años.

Nemo

Otras columnas de la sección “Entendámonos” aquí.


del.icio.us Guarda esta noticia en del.icio.us

51 comentarios en “El caso Mortara”

  1. Excelente, Nemo.
    Surrealista historia en estado puro.

    Pío “No No” cuanto daño hizo a La Iglesia y al mundo…
    Es el Papa, no lo olvidemos, de dos aberraciones clave en la reciente historia de la Ignominia Eclesial que se ha cargado el cristianismo: el absurdo dogma de la Inmaculada, y el sinsentido de la Infalibilidad del Papa.

    Si existe el infierno no me cabe duda que es de los que fijo están en él.
    Felicidades, Nemo.


  2. Solo tenemos que leer lo que escriben defendiendo a Ferrin Calamita, ese juez que solo buscaba “el beneficio de una menor indefensa”, obviando que en el hecho mismo estaban los derechos de la propia madre biológica de la criatura, para darnos cuenta que el estilo no ha cambiado en lo más mínimo. Por fortuna las leyes son otras y ya no pueden abusar cruel y brutalmente del poder como lo hacían antes, pero qeu nadie dude que de poder… Machacarían todo aquello que no encajara en su doble moral.


  3. qué fuerte

    si es que es siempre lo mismo y lo mismo y lo mismo

    Genial columna, como siempre


  4. ¡Uf! me has recordado unos documentales sobre la Santa Inquisición que pusieron en la 2 (no va a ser en Libertad Digital TV, que a los “liberales” la Inquisición les pone porque era “garantista“) en uno de los cuales se mostraba esta historia con actores. Era impresionante conocer cómo se le impidió al padre ver a su hijo cuando acudió a Roma. Años más tarde, una vez que le lavaron el cerebro y le llenaron de odio hacia sí mismo (mira, como en las terapias para “curar” la homosexualidad) dejaron al pobre chico ver a su familia.

    Ver cómo te arrebatan a un hijo y éste vuelve a cabo de diez años odiándote debió ser un sufrimiento terrible para esa familia.

    Para los fanáticos (de cualquier religión o cualquier política) primero está el dogma y luego el ser humano.


  5. No se os olvide que Pío IX también es el autor de la infame encíclica “Quanta Cura”, que condenaba la separación entre Iglesia y Estado, la libertad de religión, etc… Una joya, vamos.


  6. Otra muestra de como las creencias mágicas y las agrupaciones que se forman en torno a ellas son capaces de cometer las máximas tropelias.
    Ya veis, por salpicar la cabeza de un niño con agua mágica ya se creen con derecho a separarlo de sus padres.


  7. Terrible historia, Nemo. Y lo peor de todo es que volverían a hacer este tipo de cosas, si pudieran…


  8. Muchas gracias a todos por dejar vuestro comentario y por vuestras amables palabras.

    Lobogrino: pues sí, la historia de Edgardo Manara es tan lamentable como surrealista, o quizá sea más adecuado calificarla de kafkiana… como es surrealista y kafkiano todo ese inmenso montón de sufrimiento innecesario que la Iglesia Católica y sus seguidores han cargado y siguen cargando sobre los hombros de determinadas minorías sociales (judíos, homosexuales, etc.) que no siguen las pautas que marcan los dogmas del catolicismo. Ése sí es un infierno real: el que crean ellos, los mandamases católicos, para los demás. El otro, el que ellos predican, no creo que exista: la realidad es menos cruel que sus mitos.

    Mercedes: me parece de lo más oportuno tu recordatorio del caso Ferrín Calamita en este contexto: en efecto, del mismo modo que Pío IX mandó separar a un niño de sus padres judíos alegando la necesidad de “protegerlo”, ahora un juez católico pretendía separar a una niña de su madre lesbiana con el mismo pretexto, proteger el interés de la menor. Como dice elputojacktwist: “si es que es siempre lo mismo y lo mismo y lo mismo”. Aunque hay, como señalas, una diferencia importante, y es que Pío IX podía hacerlo con la ley en la mano (con las leyes que habían hecho los papas para los Estados donde reinaban como monarcas absolutos), mientras que hoy Calamita ha tropezado con las leyes de un Estado democrático moderno, que le han impedido salirse con la suya. No tiene nada de raro que esas leyes les saquen de quicio, la verdad.


  9. No conocía esta historia y desdeluego me parece atroz. Me parece tremendo y más propio de una historia de ciencia ficción que de un mundo que se llama civilizado, aunque apoco que haces memoria, empiezas a recordar casos similares como los robos de niños por parte de las dictaduras para entregar esos niños a familias más adeptas al régimen.


  10. Suscribo las palabras de jack. Besos y feliz año!


  11. Dr. Turbio: me hubiera gustado ver esos documentales, ¿hace mucho que los pusieron? Sobre el individuo ese que dirige la inquisición católica de hoy y cree -o eso dice en la entrevista a la que enlazas- que no tiene por qué avergonzarse del pasado de dicha institución… me parece una ilustración más del principio que enuncias en tu lúcido comentario: que para un fanático (incluso para aquellos que pasan por respetables en nuestra sociedad) lo primero son siempre sus queridos dogmas, y los seres humanos van (mucho) después.


  12. Ibn Sina: cierto, y también cabe recordar que la encíclica Quanta cura incluía como anexo el Syllabus errorum, al que me refería en mi anterior columna, Guetos (y 3).

    Cito a continuación un fragmento de Quanta cura para que quien no la conozca pueda hacerse una idea del carácter de la ideología contenida en este solemne documento del papa Pío IX:

    Sabéis muy bien, Venerables Hermanos, que en nuestro tiempo hay no pocos que (…), contra la doctrina de la Sagrada Escritura, de la Iglesia y de los Santos Padres, no dudan en afirmar que ‘la mejor forma de gobierno es aquella en la que no se reconozca al poder civil la obligación de castigar, mediante determinadas penas, a los violadores de la religión católica, sino en cuanto la paz pública lo exija’. Y con esta idea de la gobernación social, absolutamente falsa, no dudan en consagrar aquella opinión errónea, en extremo perniciosa a la Iglesia católica y a la salud de las almas, llamada por Gregorio XVI, Nuestro Predecesor (…), locura, esto es, que ‘la libertad de conciencias y de cultos es un derecho propio de cada hombre, que todo Estado bien constituido debe proclamar y garantizar como ley fundamental, y que los ciudadanos tienen derecho a la plena libertad de manifestar sus ideas con la máxima publicidad -ya de palabra, ya por escrito, ya en otro modo cualquiera-, sin que autoridad civil ni eclesiástica alguna puedan reprimirla en ninguna forma’. Al sostener afirmación tan temeraria no piensan ni consideran que con ello predican la libertad de perdición, y que, si se da plena libertad para la disputa de los hombres, nunca faltará quien se atreva a resistir a la Verdad”.

    Parece lógico que alguien que pensara así condenara explícitamente el liberalismo y la modernidad, ¿no? Como también parece bastante lógico que los sucesores de este individuo se llevaran bien con el fascismo… al fin y al cabo, tenían en común con éste no pocos rasgos de su visión del mundo y de la sociedad. Y es que tampoco a los fascistas les gustaban nada esos sujetos que se atrevían a resistir a su Verdad.


  13. Impresionante historia la que cuentas en esta columna, Nemo. No tenía ni idea. Una prueba más de los excesos a los que puede llegar el fanatismo (en este caso, religioso) y de que dicho fanatismo no está tan lejos en el mundo católico como algunos nos quieren hacer creer.

    Me parece muy acertada la comparación de Nosolopienso con los niños de familias “rojas” que el franquismo secuestró para entregárselos a familias adeptas al régimen.

    Por último, y a modo de off topic casi obligado por la trágica actualidad, me gustaría mostrar mi pesar porque el gobierno actual de un pueblo como el judío (cuya historia ya varias veces ha utilizado Nemo sabiamente en sus columnas como ejemplo de colectivo reprimido, discriminado, desplazado, estigmatizado y hasta masacrado) esté a su vez ahora mismo masacrando a otro pueblo, el palestino, en un territorio convertido desde hace años en un gueto con todas las de la ley.

    Sé que no tiene nada que ver con el tema, salvo en el hecho de que los que en las columnas de Nemo son víctimas, en los telediarios de ahora mismo son verdugos, y no quiero molestar a nadie con mi comentario. Pero mi indignación por la masacre palestina me impide dejar de recordar que el Gobierno israelí se está comportando ahora mismo de manera tan repulsiva o más que Pío IX.

    Un saludo.


  14. Es escalofriante, teniendo en cuenta que hay partidos políticos de obediencia vaticana. Nemo: ¿sabes si estas doctrinas siguen hoy vigentes en la Iglesia católica? Sé que hubo un Concilio Vaticano II, pero no sé cuánto de aquello (si es que de veras desmontó algo de lo anterior) sigue en pie actualmente.


  15. DexterMorgan, Giorgio, nosololopienso: coincido con vuestros breves y certeros comentarios. Muchas gracias por dejarlos.

    Crasamet: como tú mismo dices, el off topic que propones viene casi impuesto por la actualidad… La verdad es que resulta tristísimo pensar que el Estado que fundaron las víctimas supervivientes del Holocausto y otras persecuciones anteriores en Europa está cometiendo hoy mismo las atrocidades que nos muestran los medios de comunicación. Y es aún más triste si tenemos en cuenta que esto se produce en el contexto de un conflicto que dura ya 60 años, sin que muestre visos de terminar ni deje apenas lugar para la esperanza.

    Un saludo a todos.


  16. La serie estaba muy bien, igual se puede comprar en DVD o bajarla (de la estantería de la tienda, no me denuncien señores de la SGAE). La emitieron en 2007, la anuncian aquí:

    El Mundo

    De todas formas escribiendo “Los archivos secretos de la Inquisición” en google aparecen, incluso, fragmentos en youtube.

    Sobre lo del gobierno israelí que crea guetos como el de Gaza (¿sabíais que Israel arranca los olivos del territorio palestino para impedirles subsistir?) demuestra algo que ya sabíamos: que las víctimas pueden convertirse en verdugos. De la misma forma que una mujer como Tzipi Livni puede ser tan hija de puta como un hombre y, en el futuro lo veremos, una lesbiana o un gay tan cabrón como un hetero.

    Por si acaso yo que me quedo en el lado de los defensores de los derechos humanos y enfrente tengo a intolerantes de todos los colores.


  17. Muchas gracias por la información sobre la serie, Dr. Turbio. Sobre lo que apuntas de que “en el futuro lo veremos, una lesbiana o un gay [puede ser] tan cabrón como un hetero”, supongo que te refieres a que probablemente en el futuro veamos a algún político LGTB con cargo y fuera del armario que sea como dices. Porque no creo que fuera ninguna novedad el ver a gais y lesbianas francamente impresentables, pero que no reuniesen esas dos características de tener poder y estar fuera del armario. Incluso puede decirse que ya sabemos de políticos homosexuales con cargo pero armarizados que provocan bastante repelús (aquí en Valencia hay algún ilustre ejemplo).


  18. zarevitz: sobre si las ideas integristas y antiliberales contenidas en Quanta cura, en el Syllabus errorum y en otros documentos similares de papas tanto anteriores (Gregorio XVI, encíclica Mirari vos) como posteriores a Pío IX siguen hoy en vigor para los católicos o han sido superadas -en todo o en parte- por el Vaticano II, parece que ésta es una cuestión sobre la que hay, entre los teólogos católicos, opiniones para todos los gustos (lo que, dado lo inaprensible de las bases de la teología, tampoco tiene nada de raro). Algunos piensan que el Vaticano II modificó sustancialmente, o incluso radicalmente, la posición de la Iglesia Católica en estos temas; otros, en cambio, creen lo contrario: que los pronunciamientos integristas de Pío IX y otros papas eran, son, infalibles, y por lo tanto el Vaticano II no podía entrar en contradicción con ellas; existen además, por supuesto, varias y variadas posturas intermedias…

    Más que sumirnos en el guirigay teológico, creo que lo que nos ayudaría a entender el problema sería analizar lo que hoy hace y dice la Iglesia Católica. Bajo mi punto de vista, aunque actualmente dicha organización acepta formalmente la democracia liberal, en realidad no ha renunciado a intentar imponer a la sociedad sus dogmas a través del Estado. Lo demuestra, por ejemplo, el hecho de que en España, donde el catolicismo sigue gozando de injustificables privilegios, los obispos digan que éste se halla perseguido, porque el Estado, en lugar de admitir únicamente el punto de vista católico oficial sobre el matrimonio homosexual, el aborto y otras cuestiones, permite a los ciudadanos tomar su propia decisión en estas materias, según sus propias ideas y convicciones. Ya decía Pío IX que resulta inaceptable que se dé “plena libertad” a las personas, pues en tal caso “nunca faltará quien se atreva a resistir a la Verdad”.


  19. Bueno, pero es que la infalibilidad del Papa, Nemo, creo yo que no se aplica a esas encíclicas …


  20. Dr. Turbio, estoy completamente de acuerdo contigo: un gay y una lesbiana pueden ser tan malparidos como un hetero.

    Por ejemplo, pueden mirar para otro lado cuando se tortura con LGTBfobia a otros gays y lesbianas:

    http://www.diagonalperiodico.net/spip.php?article3721

    Si no es por el estado de Israel y sus genocidios, algunos no podrían distraerse y hasta tendrían que pensar en las violaciones de derechos humanos que ocurren en sus propias narices……


  21. Chicosssss, pongamos verde a la Iglesia Catolica, pero NO como UNA muestra MÃ?S de quienes nos oprimen, SINO como manta debajo de la cual escondamosssss “esas cosillas contradictoriassssshh” de quienes NOS subvencinan…….

    Más “gente mala, malísssima” les-gay: los autores de este artículo, que se preocupan más de los derechos trans que de la imagen de este gobierno tan rojo y tan laico que cuida de NOSOTROS y NUESTRAS cuentas corrientes:
    http://www.diagonalperiodico.net/spip.php?article6801


  22. Odysseus: me temo que no todos piensan como tú a este respecto:

    Según el parecer de muchos teólogos y estudiosos, el Syllabus es en cualquier caso una definición ex cathedra, y por lo tanto puede considerarse en el ámbito de la infalibilidad del papa en términos de fe y de moral, al igual que la encíclica Quanta cura

    Y hay otros teólogos que también consideran infalibles dichos documentos, pero no les aplican la infalibilidad papal (que, por cierto, hizo definir el propio Pío IX en el concilio Vaticano I), sino que derivan dicha supuesta infalibilidad “del consenso prácticamente unánime del episcopado mundial”.

    Ambas citas provienen del artículo sobre el Syllabus de la Wikipedia italiana. También en la versión inglesa de habla de que algunos “aducen que los argumentos derivados del Syllabus eran de hecho infalibles y que el Vaticano II de hecho no realizó ninguna afirmación infalible que contradijese las creencias anteriores.”

    En fin: es lo que decía de la inaprensibilidad de la teología…


  23. Gracias, Nemo. No quería entrar en profundidades teológicas, sino si esos textos eran aún referencia “oficial” para los católicos. Olvídate de las subvenciones; dan miedo sin más.


  24. El problema, zarevitz, es que aparentemente no se puede saber si dichos textos son o no “referencia oficial para los católicos”, o hasta qué punto lo son, sin entrar en profundidades teológicas… Por eso yo creo más útil estudiar lo que hoy hacen y dicen los dirigentes de esa iglesia.

    Por otro lado, lo de “olvídate de las subvenciones” no sé por qué lo decías.


  25. Me refería a los privilegios que mencionabas, en el sentido de que casi me parecen insignificantes en comparación con lo peligroso de su doctrina. En cuanto a la parte teológica, es más sencillo: esta gente lo sigue pensando y enseñando a sus fieles en escuelas y catequesis? Sin entrar en las subvenciones que reciben (que son injustas en cualquier caso), el contenido de esta doctrina me parece aterrador.


  26. Uyyy, yo tampoco se porque lo dice, pero pasa de las subvenciones y sigue con tu maravillosa y calafancoriaca disertación sobre la infalibilidad vaticana.

    Me ayuda muchísimo a limpiar mi conciencia, ya que tengo un chiringuitONG rosa que vive de las subvenciones oficiales y por eso nos callamos cuando ahora con ZP la LGTBfoba Iglesia Católica tiene mejor financiación pública que con Aznar.

    Dejemos esas críticas para los grupos piojososradicalesquelehacen eljuegoalPP, y nosotras que somos moderadas, realistas y dialogantes sigamos a lo nuestro:
    entonces, la infalibilidad vaticana tu crees que viene de Pío XII o de la deslipidización anacorética del Concilio de Suresnes del 1376?


  27. Nuevos collares, el mismo perro.


  28. Interesantísima historia. Hiela la sangre pensar hasta qué punto pueden saltarse las leyes y la moral más elemental para satisfacer sus deseos. No han cambiado nada.


  29. Bueno, zarevitz, es que los privilegios a los que me refería no se acaban en el tema de la financiación de la Iglesia (que desde luego en España es totalmente impropia de un moderno estado democrático y laico o no confesional), sino que siguen, por ejemplo, en el terreno de la educación: clases confesionales de doctrina católica en la escuela pública, centros concertados que son realmente escuelas confesionales católicas pagadas con el dinero de todos, etc. En estas cuestiones, es cierto que el PSOE (el de Zapatero y, antes, el de González) ha actuado, por lo menos, con notable pusilanimidad.

    Y en cuanto a la doctrina: pues no sé hasta qué punto, o de qué modo, enseñan estas cosas hoy a sus fieles. Supongo que no de una manera franca y directa, pues entonces mucha gente se escandalizaría hoy ante semejantes ideas. En todo caso, que algo se enseñe o no a los católicos de a pie no es lo mismo que que los dirigentes de la Iglesia lo tengan o no como “referencia oficial”. Por mi parte, encuentro que las palabras y los actos de muchos y destacados obispos españoles de hoy demuestran que las ideas de los tiempos de Pío IX siguen ocupando un lugar muy importante en su concepción del mundo.


  30. Creo necesario decir que todas y cada una de las reformas que planteaba el Concilio Vaticano II (y que tantas esperanzas dieron a quienes creían y siguen creyendo que otra Iglesia es posible) han sido, sino de derecho de hecho, desmontadas una tras otra por los sucesores de Juan XXIII.


  31. Alejandro: ni siquiera eso, que últimamente parece que vuelven a llevarse los mismos collares de toda la viday con pieles de armiño y todo.

    Rafa: a mí me hiela todavía más la sangre pensar que estos mismos individuos se autoproclaman guías morales del mundo -y muchísimos de nuestros conciudadanos los tienen por tales-.

    Ibn Sina: si pudieras desarrollar tu último comentario, creo que sería muy interesante…


  32. …”Bueno, pero es que la infalibilidad del Papa, Nemo, creo yo que no se aplica a esas encíclicas”…

    Pues va a ser que no, esta es una encíclica doctrinal, casi que las “dicta Dios”. Las encíclicas doctrinales son “infalibles” (Pio XII dixit). Es lo que tiene la religión, si eso lo dijera alguin que trae un mensaje extraterrestre dirían directamente que está chalado, pero en estos casos, se llaman encíclicas y ya no son la chaladura de un fascista.

    Ni puede afirmarse que las enseñanzas de las encíclicas no exijan de por sí nuestro asentimiento, pretextando que los Romanos Pontífices no ejercen en ellas la suprema majestad de su Magisterio. Pues son enseñanzas del Magisterio ordinario, para las cuales valen también aquellas palabras: “El que a vosotros oye, a Mí me oye.â€? (Lucas 10:16); y la mayor parte de las veces, lo que se propone e inculca en las Encíclicas pertenece ya -por otras razones- al patrimonio de la doctrina católica. Y si los Sumos Pontífices, en sus constituciones, de propósito pronuncian una sentencia en materia hasta aquí disputada, es evidente que, según la intención y voluntad de los mismos Pontífices, esa cuestión ya no se puede tener como de libre discusión entre los teólogos.”

    Humani Generis 14.


  33. Está muy bien el link a la entrevista, turbio. Eso de que la inquisición fue garantista, sin más… Me habría gustado que el periodista tirara un poco más del hilo porque una se pregunta que abarca el adjetivo garantista. Unas 4millones de personas fueron de una u otra manera castigadas por la inquisición que además fue un estupendo recurso de caja para la iglesia. Durante los siglos en los que fue más poderosa se castigaba o directamente condenaba a muerte a un promedio de 48 personas por día, según algunos datos. Garantía de ¿Muerte?, Garantía de ¿Expolio?, ¿De torturas?… Ayns con las garantias de la iglesia.


  34. Pero es que hasta eso está discutido por los teólogos, Mercedes …


  35. Ya pero por eso regresamos a los usos antiguos en los que los teólogos que cuestionan están siendo castigados… El Papa y sus encíclicas vuelven a ser infalibles, por obra y gracia de Juan Pablo II, que es el verdadero ente oscuro de la historia, el que le sigue solo es una loca reprimida y por reprimida… MALA, (lo siento, lo tenía que decir, aunque sospecho que con el chulosecretario se reprime poco).


  36. Oiii, dessssde luego, me encannnta que sigais con las disquisiciones teológicas.

    Es de esto de lo que hay que hablar y no sacar temas de esos raros, como los relativos al record de financiación pública a la Iglesia de nuestro amantísimo ZP.

    No sé si es lo más coherente, pero la conciencia se tranquiliza que no veas. Pa que luego digan que los trepas de los “grupos arco-iris a sueldo” no tenemos conciencia….

    Callemos que la jerarquía católica extiende la LGTBfobia con la financiación del dinero público. Eso no le interesa a nadie, y menos a nuestras cuentas corrientes……


  37. Por cierto Nemo, me encanta que definas las leyes de aquí como las de un “estado democrático moderno”.

    Ni Fraga, Corcuera, Barrionuevo, Martín Villa, Lina Morgan y Rubalcaba juntas podrían decirlo mejor.

    No entiendo como la ONU puede sacar esos informes hablando de lo habitual que es la tortura en nuestra democrática Ejpaña. Creo que la ONU le hace el juego al PP.

    Otra de las leyes bellísimas de ZP, la de Identidad de Género, considera la transexualidad una patología y obliga a 2 años de hormonación para dejar a la gente ESTERIL (si, muchos fachas lo hacían con los gitanos, pero ZP no es facha y nos paga muy bien). Como bien dices, Nemo, viene muy hablar de Calamita en este post, así como del cumplimiento de nuestras democráticas leyes.

    Jo, chicosssss, leyendo vuestros comentarios me siento superrrr identificada con vosotrosssssh. Osseaaa, me alegra saber que hay gente tan coherente y poco servil al servicio de los derechos LGTB. Que equivocados están esos trolls que os llaman manipuladores, vendidos y fabricantes de humo que tapa la opresión de personas LGTB+ en el 2007. Que equivocadossssss……


  38. Bueno a lo que ibamos: la infalibilidad vaticana viene de Pío XII o de las deslipidización anacorética del Concilio de Suresnes de 1376?

    No hace falta que saquemos el tema de si ya en el siglo XIV recibían financiación pública, me basta con citar los manuscritos mayragomezkempianos de la época.


  39. Fue en Nicea, en Nicea fue marychains … Luego más tarde en el concilio de Xátiva sacralizaron la mascletá.

    Lástima que no estallaras entonces :)


  40. Excelente artículo, otra vez, Nemo.

    Es una pena que el pasado día 28 no se leyera la carta de Antonelli al parlamentario británico. Evidentemente el Vaticano no se ha movido un ápice en siglo y medio.


  41. Pues sí, Mercedes: si un viejo dijera que es infalible porque unos extraterrestres que saben muchísimo más que los humanos están en comunicación telepática con él y le transmiten su inmensa sabiduría, probablemente (casi) todo el mundo lo consideraría como un pobre chalado. Pero si cambiamos a los extraterrestres por Dios, cuya existencia es muchísimo menos probable que la de seres inteligentes de fuera de nuestro planeta, entonces eso ya es otra cosa: entonces el viejo en cuestión sí puede llegar a tener una enorme credibilidad para millones y millones de crédulos dispuestos a tragarse sus sandeces… Ya ves, son las ventajas de tener el chringuito bien montado desde hace más de 16 siglos.


  42. En Nicea?!? Desde luego Oddyseus, cuanta cultura rebosas…. entiendo que lo de “estallar” no lo dices desde el odio que te desatan mis palabras, que están llenas de amor hacia quienes son capaces de hablar en arameo con tal de ocultar ciertas cosillas.

    En todo caso, Oddy, los personajes socialistas y obreros que he citado son unos democrátas de tomo y lomo. Por si alguna duda, en Ejpaña no se tortura para nada (aunque lo diga la ONU), y menos con homofobia. Esto es una democracia muy moderna, como bien dice Nemo.

    Jo, puesssss si el chiringuito de la Iglesia ha durado 16 siglos condenando a su propia gente, cuanto durarán otros chiringuitos más nuevos que estirilizan a algunos de los que dicen representar…?

    Habrá financiación pública para que todos sigan viviendo del cuento, perdón, del duro trabajo de liberar almas y sexualidades?


  43. Hay que ver lo que les molesta a algunos que se critique a la Iglesia. Hay que ver lo que les molesta a algunos no poder influir en la línea editorial de DM. Hay que ver lo mucho que cuesta proponer temas en lugar de censurar los libremente elegidos por las personas que nos visitan. Hay que ver lo muchísimo que cuesta defender tus ideas en un lenguaje propio de una cabeza pensante en lugar de una jerga que sólo ridiculiza a la persona que lo utiliza.


  44. Anda los mismos estrenan personajes no??? Lástima que no estrenen estilos a ver si así logran parecer que son “legion”… Nunca mejor dicho, se adecua al tema.


  45. Para mi, Mercedes, que nuestro viejo amigo JoTa se retuerce de envidia viendo que todos nosotros nos hacemos de oro con las subvenciones estas que nos dan y que hacen engordar de forma fabul-osa nuestras inmensas fortunas nada corrientes.

    Mientras nosotros nos vamos haciendo infinitomillonarios nadie se acuerda de él, el pobre, y por eso tiene que decir la misma genialidad desenmascarándonos en todos y cada uno de los posts.
    Si es que es un incomprendido sin causa (ni subvención, ni pelas, ni ná de ná…pero con portátil y conexión alternativa a Internet, por supuesto).
    No nos lo merecemos.


  46. Muchas gracias, Nazareno: la verdad es que sí ha habido algún cambio en el Vaticano en los últimos 150 años, pero diría que los más importantes de éstos, es decir, los que no son meramente cuestión de formas, les han venido impuestos por la sociedad (como, por ejemplo, la pérdida del poder temporal de los papas o la separación -mayor o menor según los casos- entre la Iglesia Católica y los distintos estados). Pero las bases ideológicas de la cúpula católica, su visión del mundo, su manera de funcionar… siguen siendo sustancialmente las mismas que en tiempos de Pío IX. Por eso el catolicismo es un lastre tan pesado para cualquier avance social.


  47. Tengo un pequeño anuncio que hacer: la sección “Entendámonos” se toma unas minivacaciones hasta febrero, de manera que las próximas semanas no habrá columna… ¡pero volvemos muy pronto! Un saludo afectuoso a todos.


  48. Echaremos de menos tus textos cada miércoles, aunque vayan a ser pocos…


  49. Gracias, Nemo. No conocía esta historia pero es sólo una prueba más de que la iglesia no ha hecho nada más que meterse en lo que no le importa con tal de mantener sus privilegios. Una pena.


  50. Muchas gracias, Flick y frantic. Sí, frantic, es realmente una pena lo que dices… y una gran vergüenza también, por más que quienes se arrogan la representación de Dios en la Tierra no parecen muy capaces de este sentimiento: para muestra, la entrevista a la que enlazaba Dr. Turbio en el cuarto comentario de este hilo.


  51. Jooo, que pena Nemo, voy a echar de menos tus anestesias, perdón , artículos.

    Por favor, tarda poco en volver a escribir, que tengo la conciencia adormecida, pero sin estas cosas, se despierta enseguida y le da por preguntarme sobre quién le paga a la Iglesia con dinero público para que le sea más facil extender la LGTB-fobia en la sociedad……….

    Mientras, para evitarlo seguiré reflexionando sobre esos temas tan interesantes que sacas: la infalibilidad renacentista y eutrófica del Vaticano.











Escribe tu comentario

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar en nuestra página. No podremos admitir los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar el comentario poniéndose en contacto con el autor del mismo para comunicarle los motivos.

You must be logged in to post a comment.