Los juncos salvajes

h1 Escrito el 11-01-2009 por Rafael Rodríguez

Contra naturaEn la Francia de principios de los a√Īos sesenta, con el tel√≥n de fondo de la independencia de Argelia, tres alumnos adolescentes de un internado y la hija de una de las profesoras viven una historia de amores imposibles y deseos insatisfechos. Fran√ßois, que est√° descubriendo con dolor que es homosexual, est√° enamorado del bello Serge, con quien se ha acostado una vez pero por quien no se siente correspondido. A su vez, Serge est√° enamorado de la guapa Mait√©, quien ama plat√≥nicamente a Fran√ßois, de quien conoce su homosexualidad.

Hay pel√≠culas que dejan una huella imborrable en nuestra memoria, hay pel√≠culas fetiche que como las grandes obras de arte nos conmueven de tal modo que no nos sueltan jam√°s. Ese es el caso de ‚ÄúLos juncos salvajes‚Ä? (Andr√© T√©chin√©, 1994), en mi opini√≥n una pel√≠cula deslumbrante y una de las mejores pel√≠culas de tem√°tica homosexual de todos los tiempos. Doce a√Īos despu√©s de verla en televisi√≥n por primera y √ļnica vez, en aquellas sesiones trasnochadoras de La 2, ca√≠a en mis manos estos d√≠as el DVD de la pel√≠cula francesa, (deplorablemente editado por Pride Films, sin unos simples subt√≠tulos). Al verla por segunda vez, puedo constatar que la cinta no ha perdido ni un √°pice de la magia y la frescura que me fascin√≥ entonces.

¬ŅPor qu√© nos gusta tanto ‚ÄúLos juncos salvajes‚Ä?? hay muchos motivos para amar la pel√≠cula de T√©chin√©: en primer lugar por sus m√©ritos puramente cinematogr√°ficos. Sensacionalmente escrita y dirigida, con unos actores en estado de gracia que trasmiten magistralmente las frustraciones de los personajes, sin sensibler√≠a, tratando la homosexualidad sin caer en el morbo, sin ense√Īar m√°s de lo necesario en las escenas de sexo, sugiriendo m√°s que mostrando, la pel√≠cula posee las grandes cualidades que suelen acompa√Īar al buen cine franc√©s que tanto nos gusta a los cin√©filos, un cine que cuenta historias, que se centra en las relaciones entre los personajes y que huye de la pirotecnia audiovisual que impera en la mayor parte del cine que se consume hoy.

Pero sobre todo la pel√≠cula de T√©chin√© nos gusta tanto al p√ļblico homosexual porque el director consigue que todos nos identificamos con Fran√ßois, el joven que vive el descubrimiento doloroso de su homosexualidad en un mundo profundamente heterosexista. A todos nos ha pasado sentirnos como ‚Äúinvertidos‚Ä? cuando descubr√≠amos nuestra sexualidad, vernos sin referencias, como cisnes en un mundo de patos, tener ganas de gritar en un lugar que nos parec√≠a un desierto, eso es precisamente lo que le sucede a Fran√ßois, ese es el conflicto central de la pel√≠cula, el m√°s desgarrador, el que vive un personaje de ficci√≥n que en realidad es un alter ego de cualquiera de nosotros. Y esa es la gran magia de la pel√≠cula y el gran m√©rito art√≠stico de su autor, conseguir que seamos part√≠cipes del sufrimiento de un personaje que s√≥lo existe en la imaginaci√≥n, pero que es tan real como nosotros mismos.

Pero nuestra identificaci√≥n con Fran√ßois es doble, no s√≥lo nos identificamos con el conflicto de su homosexualidad reci√©n descubierta, tambi√©n nos identificamos con el dolor de sus primeros deseos homoer√≥ticos insatisfechos. Cuando Fran√ßois est√° con Serge, su objeto de deseo, siente una extra√Īa mezcla de angustia y esperanza, por una parte les une una buena amistad que deja un margen para la duda, pero por otro les separa la ambigua heterosexualidad del hermoso Serge. Pero a√ļn en el caso de que la atracci√≥n f√≠sica fuese rec√≠proca ‚Äď se han acostado una vez -, la insatisfacci√≥n estar√≠a asegurada, porque en un mundo tan heterosexista no habr√≠a lugar para que la historia llegase a buen puerto. ¬ŅNos suena?

Otro de los grandes m√©ritos de ‚ÄúLos juncos salvajes‚Ä? es su sensualidad, hay sensualidad en la en la belleza de los paisajes de la Provenza, en los ba√Īos de los muchachos semidesnudos en el r√≠o, en la poes√≠a visual de la puesta en escena; y tambi√©n hay mucha sensualidad homoer√≥tica en esas noches c√°lidas y silenciosas de un internado lleno de chicos j√≥venes que duermen‚Ķ La pel√≠cula de T√©chin√© es una obra de arte, una invitaci√≥n al gozo cin√©filo sobre la que se podr√≠amos seguir escribiendo incesantemente. Nadie se la deber√≠a perder.

Rafael Rodríguez


del.icio.us Guarda esta noticia en del.icio.us

19 comentarios en “Los juncos salvajes”

  1. Me la compr√© en VHS cuando sali√≥, se la dej√© a una amiga y nunca m√°s supe de ella. llevo a√Īos busc√°ndola en videoclubs y tiendas y no la encuentro,,, DONDE DICES QUE LAS HAS CONSEGUIDO??? aunque sea en franc√©s…de Francia ;-D


  2. Hola Rafael,

    La verdad es que por recomendaci√≥n de esta p√°gina, vi aquella pel√≠cula el a√Īo pasado. S√≠ me pareci√≥ muy poetica a nivel visual, pero a m√≠ no logr√≥ que me sintiera identificado. Tal vez por ese especie de ambiente burgu√©s-pastoril que presenta, o porque es demasiado contenida. No me gust√≥ mucho, y no es porque no ense√Īara. Se puede ense√Īar o no ense√Īar y transmnitir al menos sentimientos, para mi que esa pel√≠cula insinua todo, pero no llega a conmover con nada. Eso si, a nivel audiovisual, me encanta la calidad de la imagen, que recurre un poco al motivo literario del locus amoenus, muy po√©tico.

    Una simple opinión.


  3. A mí me encantó también en su día y la tuve en VHS primero y DVD después. Miguel, puedes comprarla en El Corte Inglés, por ejemplo o DVDGO también.


  4. Nosotros la compramos en una librería de Madrid, A diferent life, en el centro, en Chueca. (creo que es la calle Pelayo)
    Lo malo es que est√° en franc√©s o en espa√Īol. No tiene subt√≠tulos. Ver las pel√≠culas dobladas va en contra de mis principios, no me gusta nada. Pero esta vez, como desgraciadamente no s√© franc√©s, toc√≥ verla doblada.
    :(
    A√ļn as√≠ es un pelicul√≥n.


  5. Gracias chicos, me tendré que dar una vuelta por el supercentro de las super-rebajas y supercortilandia, jeje es broma, muchas gracias chicos


  6. Indudablemente entre las 10 mejores películas LGTB de todos los tiempos.

    (unas catorce semanas estuve con el Sindrome de Stendalh)


  7. Stendhal


  8. Resulta curioso que algunas obras de arte lleven la palabra “salvaje” en el t√≠tulo, aunque no se trate de cine. Por poner dos ejemplos: “Las palmeras salvajes” de W. Faulkner, o “Los detectives salvajes” de Roberto Bola√Īo. Curioso, al menos.


  9. o Las noches salvajes


  10. o fresas salvajes…
    :)


  11. LA V√? HACE MUCHOS A√ĎOS EN EL ¬°¬°CINE!! Y NO FUE EN FRANCIA, NO SINO EN UN CICLO DE CINE QUE SE HAC√?A ANTIGUAMENTE EN HUELVA (NO S√Č SI A√öN SE HAR√?). DESDE ENTONCES, TECHINE ES UNO DE MIS FAVORITOS. AQUELLA PEL√?CULA TOC√ď MIS SENTIMIENTOS COMO S√ďLO UNA OBRA DE ARTE CON MAY√öSCULAS PUEDE HACERLO. LA HE VISTO MIL VECES DESPU√ČS TRATANDO DE ANALIZARLA, PERO NO SE DEJA, LA HISTORIA ME LLEVA Y PIERDO LA ACTITUD ANALISTA EN CUANTO ME DESCUIDO. NO OS PERD√?IS TAMPOCO “LOS LADRONES”, CON CATHERINE DENEUVE. POR SUPUESTO, “LOS JUNCOS SALVAJES” A MI CRITERIO NO ES UNA DE LAS MEJORES PEL√?CULAS DEL CINE LGTB, SINO UNA DE LAS MEJORES DEL CINE EN GENERAL. ¬°VIVA EL CINE FRANC√ČS Y VIVA TECHINE!


  12. Estoy de acuerdo en que Les roseaux sauvages / Los juncos salvajes es una joya del cine (tanto del cine gay o LGTB como del cine a secas): precisamente por eso es tan vergonzoso que se haya editado en Espa√Īa de este modo tan cutre, sin subt√≠tulos siquiera. El se√Īor o la se√Īora de Pride Films que sea responsable de la decisi√≥n de ahorrarse el dinerillo de ponerle los subt√≠tulos al DVD tiene pocos motivos para sentirse orgulloso/a de esta edici√≥n, la verdad.

    En cuanto al art√≠culo de Rafael, me ha gustado mucho. S√≥lo una puntualizaci√≥n: los paisajes que se ven en la pel√≠cula (y que ciertamente son muy bellos) no corresponden -ni en la realidad ni la ficci√≥n- a la mediterr√°nea Provenza, sino a la Atl√°ntica -y, por ello, m√°s verde- Gascu√Īa/Aquitania (Gascu√Īa es un referente historicocultural y territorialmente m√°s amplio, Aquitania tiene un car√°cter m√°s historicopol√≠tico y es el nombre actual oficial de la parte de Gascu√Īa donde se encuentra el pueblo que sale en la pel√≠cula, Vilanu√®va d’√ílt / Villeneuve-sur-Lot). Eso s√≠, tanto Provenza como Gascu√Īa comparten el hecho de que en ellas se habla (m√°s bien se hablaba, por desgracia) la lengua occitana. Precisamente en occitano est√° la canci√≥n popular Se canta que suena en distintos momentos de la pel√≠cula de T√©chin√©, y que es una especie de himno no oficial de las tierras occitanas (e himno oficial del Valle de Ar√°n).


  13. Sobre Se canta: enlace.


  14. Una gran pel√≠cula, s√≠ se√Īor. Me impact√≥ cuando la v√≠ la primera vez, hace un porr√≥n de a√Īos, en VHS, y cada vez que la veo, vuelvo a disfrutar de ella.


  15. Esa arrebatadoramente feliz escena de Francois abrazado a Serge sobre la moto, el sexo manual bajo las sabanas del internado, la belleza lactosa de Elodie Bouchez que nunca estuvo mejor, el cuerpo brillante de Serge en los calzoncillos “marianos” humedamente reveladores, pero sobretodo la escena incompleta abrupta y dolorosa de Francois buscando referentes en el due√Īo de una zapater√≠a de provincias que asustado lo echa a la calle cuando le dice “soy como usted”.
    Que trite y que hermosa.


  16. La vi a medio en La 2. Al d√≠a siguiente fui al corte ingl√©s a compr√°rmela en vhs. Y todav√≠a doy vueltas para ver si la sacan en dvd de alguna forma (si t√ļ dices que la has pillado, ser√° cuesti√≥n de buscarla.)

    Y esa película me marcó de por vida. Creo que me enamoré de todo el reparto, de los cuatro personajes. Es una historia increiblemente bien rodada e interpretada.


  17. Nemo:
    gracias por la puntualización y por el enlace de la canción.
    Fan Letal:
    Estoy completamente de acuerdo contigo en la escena de la zapater√≠a, es realmente estremecedora y es de la que ten√≠a un recuerdo m√°s vivo despu√©s de doce a√Īos transcurridos desde que vi por primera vez la pel√≠cula. Quise meter de alguna manera en el art√≠culo lo que sucede en esa escena, pero si lo hac√≠a me temo que habr√≠a “destrozado” el film a quien no lo haya visto.


  18. Pues Fanta, yo voy a comentar otra escena (lo siento chicos/as si no hab√©is visto la pel√≠cula, no sig√°is leyendo) porque me vi tan reflejado, literalmente…. que me impact√≥ mucho. Cuando el protagonista se mira al espejo y se dice (repiti√©ndose) “soy un maric√≥n, soy un maric√≥n, soy un maric√≥n”, uffffffffffff. Fue una etapa corta en mi vida, pero tremendamente dolorosa.


  19. En la Fnac se puede pedir, por 12 Eur. ;)

    http://www.fnac.es/dsp/?servlet=extended.HomeExtendedServlet&Code1=3470313751&Code2=420&prodID=746895&viewMode=0











Escribe tu comentario

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar en nuestra página. No podremos admitir los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar el comentario poniéndose en contacto con el autor del mismo para comunicarle los motivos.

You must be logged in to post a comment.