Ateos versus creyentes

h1 Escrito el 25-01-2009 por Rafael Rodríguez

Contra naturaRichard Dawkins, el biólogo y ensayista autor del best seller “El Espejismo de Dios”, afirma que la situación de los ateos en América hoy en día es semejante a la de los homosexuales hace cincuenta años. Convertido en un auténtico azote de las religiones, Dawkins es el impulsor de la famosa campaña de propaganda ateísta de los autobuses de Londres, una campaña brillante en su sencillez y con tanto éxito que ahora está siendo exportada a otras ciudades del mundo, entre ellas Madrid y Barcelona. Como sabemos, la campaña consiste en contratar un espacio publicitario en algunas líneas de autobuses para insertar este lacónico mensaje: “Probablemente Dios no existe, así que deja de preocuparte y disfruta de la vida” La idea de publicitar la no existencia de Dios en un lugar tan popular como un autobús urbano es tan original y ha tenido tanta repercusión mediática que ha provocado, para gozo de sus organizadores, una contraofensiva publicitaria similar por parte de grupos evangélicos, quienes, ofendidos por el descaro de los ateos, han contraatacado con el eslogan opuesto: “Dios sí existe, disfruta de la vida en Cristo” (aunque en el eslogan, escrito en mayúsculas, ese “si” no lleva tilde y se convierte inquietantemente en un “si” condicional).

Tiene razón Dawkins al decir que no se habla lo suficientemente de ateísmo, y sus afirmaciones son especialmente extrapolables a nuestro país. En nuestro riquísimo lenguaje castellano tenemos un adjetivo precioso que no puede venir más a cuento, se trata del adjetivo “timorato”, que según la RAE se aplica a la persona “que tiene temor de Dios, y se gobierna por él en sus operaciones”; “tímido, encogido, indeciso” es otra de sus acepciones. Es curioso que en nuestro vocabulario exista un adjetivo que se aplica a los que temen a Dios, pero no es extraño después de soportar la pesada losa del catolicismo durante siglos. Nuestra sociedad es timorata, y siguiendo con la tesis de Dawkins, no se atreve a hablar de ateísmo, por eso es tan saludable y oportuna una campaña que sólo pretende, según los organizadores, fomentar el debate y sacar del armario a los que no se atreven a decir abiertamente que no creen en Dios.

Aunque en mi opinión esta inteligente maniobra mediática encabezada por el biólogo británico es más un ataque al dogmatismo reaccionario de las religiones que una defensa propiamente dicha del ateísmo. Si nos fijamos en la segunda parte del eslogan que centra la campaña: “deja de preocuparte y disfruta de la vida”, el texto no invita a no creer en Dios, invita a no creer las ocurrencias sobre el más allá que cuentan las religiones, que no es lo mismo. Además ese inteligentísimo “probablemente” unido a “Dios no existe” es una invitación más al agnosticismo que al ateísmo, y por tanto una saludable invitación a la duda sobre la existencia de Dios. Y a la vez es otro ataque, esta vez sutil, a las religiones, que no tienen dudas, que hablan siempre de verdades reveladas y por tanto inquebrantables, que jamás utilizan el adverbio “probablemente” en sus afirmaciones categóricas, ni en sus eslóganes.

Es evidente que las religiones no son intrínsecamente malas, más bien todo lo contrario, lo que es pernicioso son las interpretaciones totalitarias y dogmáticas que hacen de ellas muchos de sus máximos responsables. No hace falta acudir a la barbarie de algunos países musulmanes o al integrismo cristiano que ha imperado en los Estados Unidos de George Bush para constatar el daño que puede hacer una religión envenenada. En España, como en tantos otros países, la religión dominante se inmiscuye de tal modo y con tanta obscenidad en la vida de los que no somos creyentes que lo único que consigue es generar rechazo, cuando no odio, entre quienes podrían ser potencialmente sus fieles. Si los creyentes católicos nos dejasen en paz a los agnósticos y a los ateos y no tratasen de gobernar nuestras vidas hasta el más mínimo detalle –sexualidad, moral, política, educación…-, probablemente la campaña ateísta fomentada por Richard Dawkins nunca habría existido. Y sus libros y otros tan de moda como el magnífico “Tratado de ateología”, de Michel Onfray, no serían best seller.

Yo soy de los que opina que si fuésemos capaces de cuantificar todo el dolor y el sufrimiento que nos han dejado las religiones a lo largo de la historia, la cifra resultante sería infinitamente mayor al bienestar individual que habrían aportado a cada uno de los creyentes. Como las religiones mayoritarias están en manos de personas que no tienen dudas, que son poco aficionados a la crítica y a la reflexión, no creo que esta situación vaya a cambiar ni siquiera a largo plazo. Bienvenida, pues, la campaña a favor del ateísmo.

Rafael Rodríguez


del.icio.us Guarda esta noticia en del.icio.us

22 comentarios en “Ateos versus creyentes”

  1. En absoluto desacuerdo.

    Las religiones han dejado retraso, involucion, violencia, control, miedo, irracionalidad, asesinatos y persecuciones por doquier. Son la fuente principal de opresion a la mujer, a los homosexuales y, tambien, de justificacion ideologica del statu quo economico, por no hablar de que son y siguen siendo las principales enemigas de la ciencia.

    No se con que argumentos se puede afirmar que han aportado mas bien que mal. Lo siento, pero las religiones, como forma de espiritualidad o de fe organizadas, son intrinsecamente nefastas para la humanidad.

    Habra gente que haga interpretaciones positivas de la religion, eso no se duda, pero son las menos o, mejor dicho, son las que no tienen ningun poder en las jerarquias y las que historicamente no han predominado nunca. La fe, lo irracional, lo fanatico, es la excusa perfecta para el control absoluto, moral, de la poblacion y los que ansian el poder lo saben y copan los puestos de poder de las estructuras religiosas.

    El dia en que los seres humanos no necesitemos mentirnos para enfrentarnos a un mundo que nos da miedo por no encontrarle sentido, ese dia habremos avanzado todas y todos muchisimo.

    PD: para mi, que dios no existe es evidente, pues la afirmacion contraria es absolutamente improbable y no hay una sola prueba que apoye su existencia. Y ¿quien se cree que, de existir dios, sea un señor de barba blanca o su hijo sea un tal jesus? A mi siempre me gustaron mas Zeus y Hercules, que por lo menos tenian mas morbo…


  2. Entonces, chiquitin, no estás en absoluto desacuerdo, estarás en absoluto acuerdo xD Creo que has leído mal alguna parte…


  3. Estoy a favor de la campaña de visibilización del ateísmo, pues más que nada creo que es válida por naturalizar una opción (el ateísmo) que históricamente ha tenido connotaciones negativas (el propio término “ateísmo” es una negación de; no existen términos en positivos para definir esta opción). Siempre se refieren los políticos (y medios de comunicación) a los derechos de las personas de las diferentes religiones, pero a menudo (o siempre) se olvidan de la fracción de la sociedad (que no es pequeña) que no pertenecemos a ninguna.
    Estoy de acuerdo con chiquitín: no comparto que “las religiones no son intrínsecamente malas, sino todo lo contrario”, como se comenta en el texto.
    Un saludo, y espero que el ateísmo empiece a naturalizarse en nuestra sociedad, dejando atrás los prejuicios existentes y las connotaciones negativas que históricamente han subyacido bajo el término ateísmo.


  4. SI OS INTERESA, AQUÍ OS DEJO ESTO:

    http://razonatea.blogspot.com/


  5. La necesidad de creer en una Divinidad (o en varias) es que el ser humano es una criatura moral que vive en una Naturaleza amoral. Se necesita creer en la trascendencia de nuestra existencia para no volvernos locos (al menos así pienso yo).

    No estoy diciendo que yo sea creyente, ni muchísimo menos, pero tampoco me siento profundamente ateo. En cuanto a nuestro país, la mayoría de la gente no es que sea católica, es que es formalmente católica. Se aferran a unos ritos y a unas manifestaciones religiosas más que por ser creyente por distintas causas: socialización, ritos de paso, matrimoniales, etc. Por la necesidad, en fín, de revestir algunas fases de la vida de una impronta trascendente y divina.

    Por otra parte conozco a gente de fe sencilla y profunda a las cuales les tengo una enorme envidia pues superan verdaderas tragedias personales o se mantienen firmes en la vida, gracias a ese apoyo que sienten.


  6. Richard Dawkins es actualmente uno de los mejores divulgadores del pensamiento crítico, en ausencia del gran Carl Sagan (inolvidable su serie Cosmos) y un gran defensor de Darwin y la evolución.
    Precisamente el hecho de que haya que defender algo como la teoria de la evolución deja claro hasta que punto llega la irracionalidad.
    Negarse a aceptar algo de lo que hay toneladas de evidencias, simplemente porque aun no comprendemos del todo su funcionamiento (eso cuando simplemente no se dedican a descontextualizar pruebas y demás para que parezca algo erróneo) es como negarse a aceptar la luz del sol simplemente porque no comprendemos todos los procesos que tienen lugar en el sol.
    Las religiones tuvieron utilidad, incluso evolutivamente (se está buscando precisamente por ese lado el origen de las religiones) pero ya no lo tienen. A dia de hoy son mas un obstáculo.

    Recomiendo por cierto los documentales de Dawkins sobre religión titulados El Espejismo de Dios y El Virus de la Fe. Salen algunas cosas que ponen los pelos de punta (como por ejemplo unos lugares llamados Hell-houses, una especie de teatrillos que se montan los ultrarreligiosos americanos para lavar los cerebros de los jóvenes sobre cosas como el aborto y todo eso)

    Las religiones son dañinas hoy en dia porque educan a la gente para que acepte sin pensar cosas como el pensamiento mágico. Y eso, en una sociedad carente de educación en el pensamiento crítico, desemboca en lo que ya hemos visto.
    No es de extrañar que haya gente como médiums forrandose, o que triunfen pseudociencias como la homeopatía, la reflexología y demás, o que programas como Cuarto Milenio sean de lo mas visto en tv. La gente no se cuestiona lo que ve, lo acepta sin más.

    Luego tenemos el asunto de los derechos. Las religiones intentan imponer por la fuerza su visión del mundo, su sistema moral.
    Ya hemos visto como aqui la clerigalla no soporta que tengamos libertad para hacer cosas como casarnos, o que se hable del aborto. ¿Como lo podrian soportar, cuando ellos son los poseedores de La Verdad, así con mayúsculas?.
    No comprenden la diferencia entre derecho y deber. Nosotros tenemos el derecho a casarnos, pero no obligamos a nadie a que se case. Ellos pueden seguir viviendo de acuerdo a sus dogmas, pueden decirle a sus fieles lo que hacer y como vivir, pero no tienen derecho a imponer sus dogmas al resto de la sociedad.
    Y eso es lo que persigue el vaticano, imponer sus dogmas como sea, últimamente a través de la política, como reclamaba hace algún tiempo el Beni.
    Han tenido éxito ciertamente, ahí tenemos a los partidos democristianos.

    Y luego, cuando los ateos intentamos expresarnos diciendo que existimos, los señores como Rouquito hablan de ataque a los derechos fundamentales.
    Se ve que ellos tienen el derecho a creer tonterias pero nosotros no tenemos el derecho a decir que pensamos que son tonterias.
    No conciben la crítica a una idea sin el insulto a la persona, y cuando los atemos decimos que esas ideas no son lógicas, son absurdas, no estamos insultando a ningun creyente. Otra cosa es que ellos se sientan insultados al ver cuestionada su fe.
    Pues bien, los ateos existimos, y estamos hartos de que se nos ningunee, estamos hartos de ver sus símbolos impuestos estatalmente y estamos harto de que se subvencionen con nuestro dinero.
    Todavía queda mucho camino hasta conseguir separar definitivamente la iglesia y el estado y desde luego no podemos confiar en el Psoe para hacerlo, pero al final se acabará consiguiendo, mas tarde o mas temprano. Sus iglesias cada vez están mas vacias y la nueva generación no acepta sus dogmas.


  7. Una pequeña aclaración. Las campañas con mensajes religiosos en los autobuses en Londres (y en otras partes) son muy anteriores a la campaña con los mensajes ateos. Los grupos evangelicos nunca han necesitado de ninguna provocación para, digamos, atacar.


  8. Aunque estoy en general de acuerdo con el artículo y contigo, Dexter, mezclar la homeopatía y la reflexoterapia con los planteamientos, los métodos y la rigidez de pensamiento de la jerarquía de la religión católica me parece, como poco, aventurado.


  9. Carrington:
    No lo mezclo como ejemplo de rigidez, lo pongo como ejemplo de la forma que tiene la religion en enseñarnos desde pequeños a aceptar las cosas porque si, y como luego eso deviene en aceptar cualquier cosa que nos pongan delante, incluyendo cosas como la homeopatia que carecen de fundamento científico ninguno y que van contra las leyes físicas mismamente.

    Guillermo:
    Estoy bastante en desacuerdo contigo en que la sociedad española sea formalmente católica. Mas bien es lo contrario, dice ser católica, por la costumbre, por la cosa social. A la hora de la verdad la mayoria dira que no cree en la iglesia y todo eso, usará condón, no verá mal el aborto, etc.
    Y la clerigalla, conociendo eso, se ha sacado de la manga la denominación esa de “católicos no practicantes” ,cosa que es una estupidez como la copa de un pino, puesto que para ser católico tienes que seguir a la iglesia católica en todos sus dictados. Todo el tema de la infalibilidad del papa, vamos.
    La verdad es que si contaran a quienes son realmente católicos, quedarian cuatro. De ahí esa reticencia a las apostasías, es su forma de hacer fuerza, a través del número.
    Resumiendo, como mucho la gente podrá decir que es cristiana, pero católica no.


  10. Pero que tiene que ver la religión con la homeopatía? vaya manera de mezclar churras con merinas. Hay estudios bastante serios sobre la homeopatía y medicos muy profesionales que la utilizan. Mi médico en venezuela que por cierto de mercader tiene poco, es un hombre que desde hace más de 30 años, dedica todas las tardes de su vida a atender gratuitamente en la cruz roja a pesar de que un médico de su trayectoria, con más de una especialidad en las universidades más prestigiosas del mundo, en latinoamerica se forra con la práctica privada, la utiliza desde hace años con mucho acierto sin desdeñar la alopatía cuando cree que toca y por cierto es comunista de la vieja escuela, lo que significa ser convencidamente ateo.


  11. Creo que todos estáis haciendo afirmaciones muy tajantes a cerca de un tema muy complicado.
    Creo también que es un tema lo suficientemente complejo lleno de matices y de connotaciones de todo tipo que tocan sensibilidades, como para que un debate por escrito entre gente que no se conoce ni se ve la cara me parezca como mínimo “arriesgado”.

    Por lo de pronto yo, que no tengo empacho alguno en decir lo que sea sobre cualquier cosa, como teólogo, como cristiano católico, y como gai, en relación a este tema aquí prefiero abstenerme a comentar nada.

    …en un debate viendo la cara de la gente que opina estaría encantado de hacerlo. También tengo claro que todos los dogmatismos a los que obliga el medio escrito cara a cara no serían tales y habría bastante quorum.


  12. Mercedes,lamento discrepar contigo,normalmente eres muy logica e interesante con tus comentarios.
    Lo de la homeopatía no hay por donde cogerlo.Lo de la memoria del agua y que se contagia de los poderes curativos disolviendo el componente activo etc.
    Mira la misma entrada de la wikipedia al tema, es bastante clara,no hay ninguna prueba.Es todo tan absurdo que no hay por donde cogerlo.


  13. Gracias por tu artículo, Rafael, nada dogmático, serio y constructivo. Yo creo que el sentimiento religioso personal no es negativo en sí, cada cual interpreta el mundo a su manera y hay personas que lo necesitan. Lo que sí me parece negativo son las religiones, por la apropiación que los líderes religiosos han hecho siempre de la verdad absoluta, y por haber sido fuente de preceptos morales más o menos discutibles que se han pretendido imponer, casi siempre ejerciendo algún tipo de fuerza o influencia, demasiadas veces mediante la represión, la persecución, la tortura… a todas las personas, fueran o no seguidores de dicha religión.


  14. Dexter, a eso me refería. Cuando digo formalmente, me refiero a que cumple por las formas, no por el contenido


  15. “Insinuar que Dios probablemente sea una invención de los creyentes y afirmar además que no les deja vivir en paz ni disfrutar de la vida, es objetivamente una blasfemia y una ofensa a los que creen” Estas son las declaraciones de la Conferencia Episcopal ante los autobues ateos que arrancan hoy…
    Lo dicho, bienvenida sea la campaña de los ateos…


  16. Si tenéis la mala fortuna de veros obligados a leer “El espejismo de Dios” en castellano, os compadezco. Por vuestra propia salud mental, os recomiendo que evitéis la traducción.

    Para más información, una búsqueda en Google os ayudará a entender el por qué de mi comentario.


  17. Perdón, el “porqué”, obviamente.


  18. Ostras, Ave, pues todavía no lo he leído, pero lo compré traducido y lo tengo en casa en lista de espera.

    Me has dejado “chafao”. Que lo sepas.


  19. Estupenda reflexión, Rafael. A mí esta campaña también me ha parecido estupenda y muy atrevida. La prueba es, precisamente, las reacciones que está provocando.

    Respecto a lo de la homeopatía que habéis dicho algunos, el problema no es la homeopatía en sí misma, que es posible que tenga alguna base científica y que algunos médicos la usen de una forma racional (la verdad es que no sé mucho del tema). Pero también es cierto que mucho mercachifle, mucho encantador de serpientes en torno a ella, y ahí sí que le encuentro yo cierto parecido a la religión.

    Y los curanderos, astrólogos, videntes, sanadores, santeros, etc. son formas más o menos “light” de hacer creer a la gente patrañas que escapan a la razón, exactamente de la misma forma que las religiones venden patrañas a gran escala. Mientras aquéllos venden patrañas en el mercadillo, éstas son las grandes multinacionales de la patraña. Ésa es para mí la única diferencia.

    (lo siento, Lobo.)


  20. Verás que es una traducción pésima (Espasa Calpe, y 24 euracos que te clavan por el libro). Entre otras “joyas”, traduce “who cares?” por…. agárrate, ¿eh? Que es muy buena… “Quién cuidaba”.

    Como esa, las tienes a patadas por todo el libro.


  21. “Who cares what I do? Who cares what I say?” sería entonces “¿Quién cuidaba lo que yo hago? ¿Quién cuidaba lo que yo digo?”, en vez de “¿A quién le importa lo que yo haga? ¿A quién le importa lo que yo diga?”

    Pues me han jodido; yo que estaba tan contenta con mi traducción inversa… :lol:


  22. Cree en Dios, o en la Virgen, y disfruta de la vida (si eres masoca).











Escribe tu comentario

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar en nuestra página. No podremos admitir los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar el comentario poniéndose en contacto con el autor del mismo para comunicarle los motivos.

You must be logged in to post a comment.