Un Tribunal Supremo dividido podría dar la razón a los ultraconservadores sobre Educación para la Ciudadanía

h1 Escrito el 28-01-2009 por Flick

supremoLa Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo lleva días deliberando en torno a la asignatura de Educación para la Ciudadanía. El pleno, integrado por 30 magistrados, determinará no sólo si es posible la objeción de conciencia a la asignatura (que era lo que inicialmente debía debatir, dadas las sentencias contradictorias existentes hasta ahora en los diferentes Tribunales Superiores de Justicia regionales) sino que al parecer estaría discutiendo incluso si los contenidos de la asignatura vulneran “el derecho de los padres a que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones”.

Según señala el diario “El País”, los magistrados han decidido utilizar la facultad que les concede la ley la para anular cualquier disposición general cuando conozca de un recurso contra un acto fundado en la ilegalidad de una norma. Parece que las posiciones se encuentran muy enconadas, con el pleno muy dividido, casi en empate, sobre si determinados contenidos de la asignatura “desbordan el marco constitucional”.

Qué duda cabe que si el Tribunal Supremo decide que los contenidos de Educación para la Ciudadanía que se refieren a la diversidad familiar son ilegales, se habrá producido un antecedente profundamente inquietante para los derechos civiles de gays y lesbianas. El hecho de que la mayoría de los jueces de este país sea socialmente conservadora no aporta, desde luego, mucha tranquilidad sobre el resultado de la sentencia, que se podría conocer hoy mismo.


del.icio.us Guarda esta noticia en del.icio.us

5 comentarios en “Un Tribunal Supremo dividido podría dar la razón a los ultraconservadores sobre Educación para la Ciudadanía”

  1. Pues va a ser que no, afortunadamente. AHora queda el Constitucional. A ver si hay suerte


  2. Queda claro que a los jueces les motiva mucho entrar en este tipo de debates sociales. Según El País, no era necesario que se reuniesen 30 magistrados del Supremo para tomar una decisión conjunta. Además, han recabado todo tipo de informes, estudios comparativos a nivel internacional, los propios libros de texto y otras sentencias que aún no han sido objeto de recurso ante su Tribunal.

    Va a ser muy trascendente el resultado de su votación (parece descartarse la unanimidad). Al final, es muy probable que, a pesar de que pareciera que lo están examinando a fondo, cada cual mantendrá su prejuicio. Será interesante, no obstante, conocer bien el detalle de la argumentación de la Sentencia, sobre todo si entran en el fondo de los contenidos, pues, indirectamente, estarían ellos dictando cuál y cómo es nuestra ética civil común.


  3. 22 votos contra 7 (1 magistrado ausente). La mayoría, en este caso, ha estado ampliamente del lado de EpC. Quizá la división haya estado en la redacción concreta de los fundamentos; o quizá no, ya veremos.

    Buena noticia. :)


  4. BIEN !!!!


  5. En las noticias de TVE1 y de CNN+ han dicho que existen dos salvedades: que la asignatura debe ceñirse a los valores constitucionales y que pueden admitir nuevos recursos que revisen su decisión si los antecedentes son distintos. Eso es lo que ha permitido la amplia mayoría, por lo visto.

    La cuestión es: ¿mantienen la puerta abierta a que, caso por caso, las familias ultras (que priman la Biblia, o su interpretación de la misma, frente a nuestra Carta Magna civil) puedan recurrir la praxis docente de según qué profesor/a o la didáctica de según qué editorial?











Escribe tu comentario

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar en nuestra página. No podremos admitir los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar el comentario poniéndose en contacto con el autor del mismo para comunicarle los motivos.

You must be logged in to post a comment.