Carta de homenaje a Paco Vidarte - FAGC

h1

UN ADIOS DE PERRA A PERRA.

Con cariño, de las perras del FAGC para Paco y familia.

A veces siento que estamos más solas que perras malas, que es lo que en definitiva somos. Solas sobre todo ante la muerte. Y entonces me pongo a escuchar música, pero no la que escucho siempre, sino una especie de rock & roll lloroso ladrado por Tom Waits y canes de su raza. Y me quedo atascadísima pensando en la muerte, leyendo a Paco en la red, y dándole vueltas al sinsentido del dolor cuando, de repente, recibo un mensaje de un amigo virtual de lastfm que me dice: “me gusta tu eclecticismo musicalâ€?. Entonces me doy cuenta de que erré el camino. ¿Qué mierda hago escuchando estos plastas llorosos? En la búsqueda de inspiración caí en el pozo de la autocomplacencia. Así que me meto en la página de mi nuevo amigo y conecto con su selección musical, buscando en lo desconocido una tabla de salvación. La música vibra, me despierta los músculos, me recuerda el aliento vital y el bramido de las olas. Los caminos del azar son inescrutables. Mi desconocido amigo me ha despertado. Como en su momento Paco, que no era mi mejor amigo ni mi filósofo más admirado, sino alguien desconocido pero cercano que me abrió las puertas a la teoría queer y me regaló esa ética marica que hacía años que deseaba. Tan lejos, tan cerca… Entonces comienzo a vomitar este homenaje:

Siempre que me imagino el último adiós a un ser querido, me viene a la cabeza el entierro del padre en la película de Big Fish: un montón de freakis reunidos alrededor de un centro: una idea, un recuerdo, un pasado común. Y esa foto de familia es ya una celebración. Una celebración de la vida, porque, para los freakis, las raritas, las perras de mala leche, la vida no es un regalo. Es una pulseada cotidiana a caraperro.

Hoy llueve. Tengo el ánimo lloroso. Me fijo en el calendario a ver si estoy en el período premenstrual, pero todavía me falta una semana. Estoy horas leyendo las linfomanias de Paco, ese libro de bitácora que deslumbra por la deconstrucción minuciosa que opera sobre la enfermedad hospitalizada: las enfermeras de cuento de hadas, los médicos intentando desarmar la maquinaria de la muerte, el amor y la paciencia de las visitas, lo naif de los regalos, los festejos navideños, las fotos de Paco con la jeta torcida…Admiro su valor, su buen humor, su desfachatez ante tanto descalabro… ¡quién diría que semejante perra mala podría conmovernos hasta las lágrimas con sus avatares ante la muerte!

Paco se fue y nos deja una revolución. En su imprescindible “Ética marica�, nos ladra: “mi revolución es muy pequeña. Mi riachuelo es apenas un hilillo. Pero sin hilillos de agua no hay inundación posible. Y cuando venga la riada cogerá desprevenidos a todos los que se reían de las tímidas escorrentías que bajaban del monte, apenas capaces de arrastrar unas hojas y cuatro palitos.�

Me escapo del hospital y me refugio otra vez en la música: En “Mundo sin fin�, Laurie Anderson dice que cuando se murió su padre, fue como si una biblioteca entera se hubiera quemado. Y luego reclama: Mundo sin fin, recuérdame!.

Recordar las ausencias es transformarlas en símbolos de lo no se debe olvidar. En Argentina, cuando el terrorismo de Estado se lleva a alguien, su desaparición se transforma en un símbolo de lo que han pretendido arrebatar pero que nunca conseguirán borrar. Por eso, por si acaso, por si nos ataca el Alzheimer, hacemos una pancarta con su foto y una frase: “no se olviden de…â€?. Ni ustedes, ni ellos.

NO SE OLVIDEN DE PACO

No nos olvidemos de este enemigo del imperio, de esta perra que seguirá ladrando y mordiendo culos heterofascistas.

A pedido del difunto y como respuesta a las maricas fachas que ya están chillando de pánico ante el reconocimiento de Paco, reclamo que esta marica muerta sea declarada un asunto de Estado, la primer miembro de la Asociación de Víctimas del Terrorismo Homofóbico.

Nenas, la cosa está que arde, pero el horno no está para bollos. Ni para marikas. Que ardan los heteros. Los fachas. Las conformistas. Paco las estará mirando desde arriba mientras lo seguimos tuneando. No caerá en picado, no, porque aquí estamos y estaremos sosteniéndolo en su vuelo. Aquí, ahora y siempre.

FRONT D’ALLIBERAMENT GAI DE CATALUNYA

Cartas de homenaje a Paco Vidarte:
- �rea de Libertad de Expresión Afectivo-Sexual IU
- Col.lectiu Gai de Barcelona
- Front d’Alliberament Gai de Catalunya
- Fefa Vila Militante del Grupo de Trabajo Queer GTQ, co-fundadora de LSD
- FELGTB
- Flavio Rapisardi Area Queer. Universidad de Buenos Aires
- Javier Sáez
- LiberACCIÓN
- RQTR
- Sejo Carrascosa Grupo de trabajo Queer GTB. Sidalava