El amor es heterosexual

h1 Escrito el 10-07-2008 por dosmanzanas

Una carta para dosmanzanas

All you queer is love (Sejo Carrascosa)

Hace poco participé en un encuentro feminista porno punk en Donosti, organizado por Beatriz Preciado. Muchas conferencias, performances, videos, fotos, amistades, fiestas… Quizá lo más interesante del encuentro fueron las coaliciones, redes, y amistades que se fueron tejiendo esos días, entre un montón de bollos, maricas y trans que disponíamos de un espacio de encuentro y de fiesta. Creo que la aportación política más importante que está haciendo Beatriz en estos años no está en sus estupendos libros (recomiendo Testo yonqui a todo el mundo), sino en haber creado dispositivos de encuentro y de creación que dan poder y crean alianzas entre personas que viven en los márgenes del régimen heterosexual.

Pero hubo una constante a lo largo del festival que me inquietó y que llamó mi atención. La exaltación de la pareja y del amor. Elizabeth Stephens y Annie Sprinkle empezaron contándonos sus estupendos trabajos en el terreno del post porno, pero la intervención fue derivando hacia una narrativa sobre su enamoramiento y sobre sus diversas bodas en diferentes colores “celebrando el amor�; la pareja gay Massimo y Pierce, Black Sun Productions, nos contaron cómo “se enamoraron� rodando su primer porno. Maria Llopis nos contó que “ahora tiene novio y quizá se case y tenga un hijo�. Annie Sprinkle dedicó su intervención a “esa pareja maravillosa: Beatriz y Virginie�. Parte del público se deshacía ante tanto romanticismo, ternura, felicidad y Love Power. Otra parte del público se preguntaba qué hacíamos exaltando la pareja y el matrimonio en un encuentro presuntamente feminista, punk y queer.

Todo esto me dio qué pensar. Me pregunto si la retórica del amor no es sino otro discurso y otra práctica más que hemos adoptado desde el régimen heterosexual. En todo caso, es un discurso totalmente inofensivo y domesticado, algo que no molesta en absoluto al sistema patriarcal y homófobo. Por el contrario, los bollos, las maricas e incluso los trans son mucho mejor digeridos y aceptados cuando tienen pareja (“qué chicos más sanos, ya no son promiscuos�) y sobre todo cuando proclaman “su amor� (“fíjate qué majos, se quieren; son como nosotros�). Como decía Foucault, lo que molesta al poder no son las relaciones homosexuales, sino la amistad (http://www.hartza.com/fuckault.htm ). Es decir, la posibilidad de crear redes de amigos, apoyos, afectos, solidaridades, difíciles de localizar, que escapan al control social y que van más allá del modelo binario individualista o liberal: “pareja- amor- matrimonio�.

Mi impresión es que el amor sigue siendo el último bastión que nadie se atreve a franquear, a cuestionar. Se plantea como algo universal, ahistórico, intrínsecamente bueno, humano, positivo. Pero quizá no hay un amor en singular, no hay un amor sin historia, no hay amor sin relaciones de poder, de clase y de raza, quizá se puede vivir sin amor. Quizá “el amor� es más complejo de lo que suponemos.

Para mí el amor se basa en la insolidaridad. Me vinculo a una persona, de forma individual, y abandono el resto. La pareja. Dos individuos. Fin del vínculo social. La locura temporal que supone el sentimiento amoroso nos aísla del resto, o en todo caso convierte a la pareja en la prioridad: primero salvo a mi marido, luego ya veremos. Tampoco se recuerda lo cerca que está el amor del odio: cada semana muere en el Estado español una mujer a manos de su marido: “la maté porque la amaba�. La propia Elizabeth Stephens nos mostraba en el festival una foto de un pezón sujetado por una llave inglesa, y comentaba: “Es una foto del pezón de mi ex. Ahora pienso que debería haber apretado más fuerte�. Parece que la cosa acabó mal entre ellas.

El amor no tiene un original, ni es universal, es más, a mí me parece que es una noción absolutamente heterosexual, y quizá vacía. Es un código que repetimos y asumimos inconscientemente porque es el que recibimos desde las instituciones, en el cine, la televisión, la literatura, el discurso familiar, la escuela, la religión. Nada escapa al amor como valor universal. Haz el amor, no la guerra. Viva el amor. Te amo. All you need is love. Todo lo que necesita el poder para callarte la boca es el amor. Qué bonito es el amor. Millones de canciones repiten la palabra amor. Miles de películas (heteros o gays, da igual) sobre el amor. Miles de parejas se casan cada día “por amor�. Dios es amor. Psicólogos, pedagogas, historiadores, sociólogas, profesoras, militantes, políticos, curas, sexólogas, periodistas, cineastas, escritoras, antropólogas, psicoanalistas, humanistas, parados, comunistas, fascistas: todos adoran el amor.

Del mismo modo que la identidad masculina o femenina se adquiere por un proceso performativo de repeticiones de códigos que nos preceden y nos determinan (Butler), aprendemos a sentir y a desarrollar afectos bajo el referente de “el amor�. Como si fueran las únicas gafas de que disponemos para ver el mundo, para sentir, para establecer vínculos, para vivir en sociedad. Todos monolingües, hablando el lenguaje universal del amor. Pero hay más lenguas, la política se escribe desde lo intraducible, desde lo incomunicable, desde códigos secretos que tenemos que inventarnos. Babel contra el amor. El amor nos vuelve codificables, comprensibles, integrables, normales. La subversión pasa por otro sitio: que no sepan qué idioma hablamos.

Si queremos desafiar y subvertir el orden social y sexual en que vivimos, hay que acabar con el amor. Desprenderse de esa costra babosa, almibarada y ñoña donde perecemos como moscas en la miel.

Como decía Audre Lorde: “No podemos destruir la casa del amo con las herramientas del amo�.

El amor es la herramienta del amo. Estaba escrito, pero no lo veíamos: AMOr.

Javier Sáez
www.hartza.com


del.icio.us Guarda esta noticia en del.icio.us

119 comentarios en “El amor es heterosexual”

  1. Interesante, curioso, intenso…
    Creo que tomaré notas para reflexionar sobre la profundidad de lo que escribes (como todo lo que escribes, claro).

    Muy interesante planteamiento.
    Mucho.

    Abrazos, Javier.


  2. Como decía Foucault, lo que molesta al poder no son las relaciones homosexuales, sino la amistad

    Menuda chorrada, por eso hay siete países que condenan las relaciones homosexuales con la muerte y muchos otros países que la penalizan con prisión.

    Y si un homosexual en pareja está más aceptado que me expliquen por qué hubo una numerosa manifestación contra el matrimonio homosexual
    (siendo que el matrimonio se lleva a cabo por amor según el canon occidental contempóraneo) o porqué en Italia, por ejemplo, todavía no tienen ningún derecho las parejas homosexuales.

    El amor no tiene un original, ni es universal, es más, a mí me parece que es una noción absolutamente heterosexual

    Se ve que desconoces por completo el concepto del amor en la antigua Grecia, por ejemplo.

    Para mí el amor se basa en la insolidaridad. Me vinculo a una persona, de forma individual, y abandono el resto. La pareja. Dos individuos. Fin del vínculo social. La locura temporal que supone el sentimiento amoroso nos aísla del resto, o en todo caso convierte a la pareja en la prioridad: primero salvo a mi marido, luego ya veremos.

    Por esa regla de tres también puedes decir que la amistad se basa en la insolidaridad, te vinculas a unos amigos y los priorizas sobre el resto de cosas. Y aunque hagas nuevos amigos siempre los vas a priorizar sobre el resto de personas que no son tus amigos, eso también es insolidaridad.


  3. la enesima boutade queer.

    No compro, no tiene mucho sentido. Es llamativo, provocador, rompedor, estetico pero no tiene mucho de realidad.

    El amor es solidario, mucho mas que la soledad, la verdad. el problema no es el amor sino ciertas practicas que lleva asociado. Y si, mucha de la mitologia que lleva asociado (pareja para toda la vida, sexo como algo trascendente que no tiene sentido sin amor)..

    Pero decir que el amor es heterosexual, decir que lo que molesta es la amistad…

    PEEEET!! Buen intento, Queer people!


  4. Es incomprensible, debe de ser muy bueno.

    Lo siento, pero yo tampoco compro. El artículo tiene puntos muy buenos, pero rezuma posmodernismo y teoría queer de los malos, es decir, de la que llenan páginas con retruécanos incomprensibles y huecos. Que las dinámicas de pareja son, hasta cierto punto, producto del heterosexismo… vale. Que el amor es heterosexual…

    No, lo siento pero no compro.


  5. Bueno, hay quien me dijo en su momento que amar a uno te enseña a amar al prójimo en general y, viceversa, si no eres capaz de amar al prójimo, no eres capaz de amar a uno (del prójimo)

    ¿Será por eso por lo que no tengo pareja?

    Hmm.


  6. Yo no diria que el amor es heterosexual, pero definitivamente es un producto humano que nos han vendido.

    La busqueda del amor como lo mas importante aleja al individuo de otras luchas. El amor (sobretodo el amor de pareja) como casi todo es reutilizado por el poder como medida de control. Y esta claro que encajar dentro de los esquemas sociales de relacion de pareja estable aumenta el grado de aceptación social. Esta aseptización del movimiento LGBT que va desde la eliminación de los osos, leather, camioneras hasta el establecimiento de convenciones sociales sobre como y cuando hemos de ejercer nuestra libertad afectivo sexual (en pareja, en casa y sin alardear de ello), aunque puede beneficiar a la aceptación social del moviimiento elimina la lucha real por la libertad de la diversidad.

    No es malo que se ame, pero hay que ser conscientes que de forma social (y no individual) el amor se convierte en una necesidad creada y fomentada desde el ideario social. El amor es ciego dicen, y estupido tambien dicen. El amor, como el soma de un mundo feliz, aturde al ser humano y le quita su condicion de ser social para convertirse en un ser amoroso y de pareja. Es un ente desocializador y es, en la mayoria de lxs humanos, uno de sus mayores items en escala de valores, rebajando otros items como la justicia social, la igualdad, la libertad….

    Muy bueno el articulo de saez, aunque no creo que objetivizarlo como algo heterosexual sea la mejor manera de verlo. El amor ha estado siempre dentro del colectivo LGBT, aunque si es verdad que la incapacidad historica de realmente llevar a desarrollo ese amor (a desarrollo como la sociedad dice que ha de desarrollarse) ha fomentado una vision crítica sobre el dentro del colectivo. Ahroa que nos ceden las herramientas para desarrollar el amor a la manera social el mundo LGBT se ha avalanzado a comprar ese concepto desocializador con ansia. ” Ya tenemos lo mas importante, la aceptación social de nuestro amor” para que seguir luchando?


  7. No sé, creo que el artículo se adentra en la filosofía. Y ése es un campo un tanto abstracto. Los sentimientos no. En fin que me empiezo a liar…. Pero he de reconocer que no me ha gustado nada de nada el artículo.


  8. Contiene reflexiones interesantes sobre las que tengo que pensar bastante más, pero yo tampoco compro… No creo que poner el ejemplo de una pareja heterosexual donde se dé el maltrato sea, precisamente, un ejemplo de “amor”. Por cierto: estaría bien que alguien escribiera algo sobre el maltrato en las parejas homosexuales. Sí es cierto que el amor se construye culturalmente, creo que eso todos los sabemos. De forma mucho menos queer pero profundamente documentada ya nos hizo reflexionar Carmen Martín Gaite en su estupendo “Usos y costumbres amorosos de la España del XVIII”, y basta leer un tratado de historia medieval o uno de hsitoria griega para saber que el concepto de “amor” ha cambiado hasta extremos irreconobiles. Una cosa, Javier, es la banalización de los sentimientos que propone nuestra cultura consumista moderna; en esto sí puedo darte la razón y afirmar sin ninguna duda que la idea del “amor” se ha convertido en un producto de consumo más. Pero…. ¡ah! ¿A quién le amarga un dulce? Yo no conozco tus experiencias, pero sí las mías, y esta frase para mí es falsa: “Para mí el amor se basa en la insolidaridad. Me vinculo a una persona, de forma individual, y abandono el resto. La pareja. Dos individuos. Fin del vínculo social”. ¿Por qué presupones que todas las parejas reproducen los mismos esquemas? Yo tengo pareja; vivimos en el mismo pueblo. Pero las dos hemos elegido vivir en diferentes casas (entre otras cosas porque podemos). Mantenemos un nivel muy alto de independencia y no somos dos bolleras pestiñosas (¡ojo! tampoco me parece mal) ni mucho menos creemos estar “reproduciendo esquemas heterosexuales”, porque entre otras cosas ningunas de nuestras familias es, si puede decir, “típicamente heterosexual”. De lo que hay que desprenderse no es del amor, o de eso que tú crees que es amor. De lo que hay que desprenderse, si acaso, es de la übercomercialización de los sentimientos, que es muy distintos. No sé si has leído muchos libros de ciencia o no, pero leer algunos tratados de primatología te haría cambiar bastante de perspectiva. Somos primates, y como primates, seguimos moviéndonos por determinados impulsos evolutivos que son muy difíciles de erradicar. Uno de ellos es (cosas que por ejemplo no le pasa a mi gata) la capacidad de satisfacer mutuamente nuestros deseos (mira los bonobos, por ejemplo, q


  9. Se cortó. Decía: mira los bonobos, que utilizan el sexo como forma de resolver disputas; o los chimpancés, que disponen de una serie de mecanismos de solidaridad intergrupal muy similares a los humanos. No, es demasiado frívola, mecanicista y alejada de la realidad tu visión, pero lo peor es que no consigue atacar el núcleo de la cuestión: lo que sobra no es ni el “amor” ni nuestra capacidad de sentir. Si acaso, faltan autenticidad, madurez, y solidaridad. Pero no eches la culpa a lo que no la tiene porque quede bonito en la teoría. Porque seguro que a ti, a menos que seas un androide o un sociópata, también te gusta o te ha gustado que alguien por quien sientes algo te abrace y te diga que te quiere.


  10. Ah, por cierto: yo no me casé por amor. Si hubiera sido “por amor” no me habría casado, me habría bastado con ser feliz. Me casé porque era la única forma que me permitía venir a vivir a España con mi pareja de entonces. Así que ya ves, no fue “amor”, fueron las leyes de inmigración.


  11. En mi humilde opinión, me parece algo ridículo que se relacione el amor con un régimen exclusivamente heterosexual. Suena a estereotipo, como esos contra los que supuestamente luchamos.

    El amor es amor. Ni es solidario ni insolidario. Habrá parejas que se centren sólo en su novio o novia y otras parejas que dediquen tiempo a más personas y cosas. No veo correcto, nuevamente, sacar otro estereotipo de que para una pareja sólo existe tiempo para su compañera o compañero.

    Aquí no hay que eliminar nada. Ni promiscuidad, ni amistad, ni círculos sociales, ni amor. Cada uno que haga lo que quiera con su vida, y se relacione con quien quiera, como quiera y como pueda (si puede). Creo que es por eso por lo que mucha gente lucha, ¿no? Por tener una libertad de elegir, a ojos de la sociedad y a ojos de la ley.

    Bien es cierto que algunas personas puede que busquen el amor de forma algo obsesiva, como una forma de integrarse o llevar una vida “normal”, pero eso es un problema de perspectiva. El amor no hay que forzarlo, ni la amistad ni ninguna relación en esta vida. Las cosas surgen por sí solas siempre y cuando salgamos a la calle a involucrarnos con el mundo.

    Casi haces sonar como si el amor fuese el origen de todos los males. Y no hay que ser tan extremista, hombre.


  12. Las memeces que tengo que leer todas las mañanas…. menos mal que no tome el cafe y la leche no se me corto en el duodeno.

    El amor es heterosexual, ahá, y el amor que tienen entre las ranas verdes del congo que es? fornicacion austera por conveniencia del descendiente?

    A ver si te inventas un tema mejor… gracias.


  13. Por cierto: una cosa que se me ha olvidado añadir y que al menos a mí me ha llegado al alma. La frase de mi Santa Audre Lorde. Está completamente (pero completamente) sacada de contexto. Ya sé que es una frase muy chula (es una de mis favoritas, no me canso de leer a A.L.) pero sabes perfectamente bien que el contexto no era ese.


  14. Existe un libro para mi gusto maravilloso que a mí me impactó sobremanera. Se titula “Una teoría general del amor”, de Lannon, Lewis y Amini. Es una interesantísima discusión del concepto del “amor” entre tres psiquiatras que examinan la cuestión desde la perspectiva de la ciencia cognitiva. Los autores explican por qué sentimos lo que sentimos; por qué, por ejemplo, podemos sentir algo por nuestro perro o por nuestro gato (son mamíferos, compartimos muchas características cerebrales con ellos, etc.), pero no por una lagartija, por ejemplo.

    Utilizan también el conocido experimento de Harlow con monos. Los monos de Harlow, aislados de todo contacto con otros monos y privados del contacto con sus madres y sus hermanos, se convierten en seres completamente trastornados. Cuando leí este libro y aprendí cosas sobre las conexiones límbicas o el papel que juega nuestro hipotálamo en el desarrollo de los sentimientos, me impresionó mucho encontrar razones científicas que pudieran explicar cosas tan abstractas.

    La teoría sociológica está muy bien, pero sintiéndolo mucho, no podéis dar la espalda a la biología ni a varios miles de años de evolución.


  15. Una de las conclusiones a las que llegan los autores es precisamente la contraria de lo que tú propones. Precisamente porque en tanto que seres humanos (primates, mamíferos) tenemos una disposición determinada y una conexiones límbicas que favorecen el afecto intergrupal, ellos dicen que no tiene ningún sentido promover la idea de la absoluta independencia de una sociedad de seres completamente individualizados. Una sociedad así (véanse los Estados Unidos de América, el país con mayor número de gente sola, deprimida y gorda del planeta) no puede funcionar, y esto es algo distintivo de la modernidad (véase Giddens, por ejemplo). Lo que tú propones es precisamente ahondar en esa individualidad y exigir que nos individualicemos, que atrofiemos nuestra capacidad innata para cooperar, amar, en definitiva, para sentir. Lo cual puede quedar muy elegante y revolucionario, pero en definitiva daría lugar a una sociedad tremendamente triste de personas aisladas y psicóticas.

    Yo, qué quieres que te diga, prefiero creer en mi hipotálamo ;-)

    (espero que no te tomes a mal la crítica, me parece inspirado tu escrito pero creo que es muy cuestionable)


  16. Sigo pensando. Si lo que propones es destruir ese impulso evolutivo que hemos revestido de diversos ropajes culturales a los que hemos dado el nombre de “amor”, me pregunto cómo te planteas el lado económico de la cuestión. Porque lo cierto es que, cada vez que lo pienso, no puedo sino evitar pensar que la sociedad en la que vivimos es, por mucho que parezca que nos venden lo contrario, una sociedad que promueve el individualismo máximo y el egoncentrismo absolutos como mnedio de vida: se indivudalizan los sentimientos, se individualizan las relaciones productivas (cada vez más gente es obligada a ser trabajadora por cuenta propia, no sé si eres consciente de eso), se individualiza abolustamente todo. Creo que te dejas llevar por el brillo de canciones, libros y demás (à la Etxebarría), pero caes en su propia trampa: confundes la idea del “amor” que nos venden los medios de consumo con los sentimientos de solidaridad, altruismo y colaboración que nos inspira la vivencia de los sentimientos innatos que tenemos hacia nuestors congéneres. La gente que no tiene ningún tipo de sentimientos hacia sus congéneres termina en dos sitios, fundamentalmente: como asesino psicópata en serie, o en la Casa Blanca y similares.


  17. ave, creo que la depresion y soledad en estados unidos no se debe a falta de amor sino a una excesiva valoracion de este. Existe casi una obligación social de estar enamorado y de tener pareja en estados unidos. Esto sumado a unas expectativas hollywoodienses de la pareja crea frustración y depresion. No es malo no tener pareja, el problema es desearlo, verlo como necesario, como tu media naranja, como lo que te completa y te llena… y luego no tenerlo.

    La persona ha de ser completa en si misma, y estar con otra o con varias o sola segun le apetezca en cada momento por puro placer emocional o fisico. En el momento que se crea la necesidad y el amor por la pareja abstracta (por la idea de tener pareja por encima de la persona real con la que una se encuentra) dejamos de verdad de amar al projimo. amamos la idea social, la imagen de ser emparejado. Perdemos individualidad. Y no somos capaces de realmente valorar criticamente la relacion existente puesto que nuestra felicidad o sensacion de plenitud depende de tener pareja. Se aguanta con pareja en ocasiones por el miedo a la soledad. La pareja o la soledad no son ni buenas ni malas en si mismas. son estados transitorios o permanentes que no han de alterar por si mismos la felicidad, respeto y amor hacia una misma.

    No es lo mismo tener pareja porque surje que tenerla por haberlo buscado toda la vida. Lo primero es un reconocimiento de una realidad afectiva entre personas, lo segundo es encontrar un objeto que cubra un deseo que se tiene. Por eso yo decia que hay que diferenciar el amor entre individuos de la idea social de amor.


  18. “ave, creo que la depresion y soledad en estados unidos no se debe a falta de amor sino a una excesiva valoracion de este. Existe casi una obligación social de estar enamorado y de tener pareja en estados unidos. Esto sumado a unas expectativas hollywoodienses de la pareja crea frustración y depresion. No es malo no tener pareja, el problema es desearlo, verlo como necesario, como tu media naranja, como lo que te completa y te llena… y luego no tenerlo”.

    Tienes razón.

    Luego te respondo más, besos dlreg.


  19. Después de meditar mientras “travagueaba” esta mañana el texto de Javier cada vez creo que tiene más razón: a fin de cuentas los GLBT no tenemos modelos propios y nos regimos en nuestras relaciones por los parámetros de los heteros.

    De todas formas es un tema demasiado complejo como para responderlo en cinco minutos mientras se come. Da para un análisis serio y profundo.
    Me da que muchos os habéis quedado con que “el amor es malo”, personalmente no entiendo que diga eso.
    El problema social que tenemos ahora es la excelente reflexión de Dlareg que enmarca Ave: “el amor” en abstracto está demasiado valorado. Eso sí es un problema.

    El tema da para mucho y con calma. Prefiero seguir analizándolo.
    Pero me gusta la idea que propone Javier.
    Mucho.


  20. menudo chorra el colega, se habrá quedado a gusto, la de tontunas que se puedenecir bajo la capa de una presunta “intelectualudad”


  21. ¡Menuda masturbación mental! Es muy bonito exponer estas teorías más o menos abstrusas, pero la práctica es otra: la mayoría de la gente tiende a tener pareja porque, digan lo que digan los teóricos, la gente (hétero u homo) se enamora y los enamorados tienden a la exclusividad que es segura y no a la promiscuidad que no lo es.

    La pareja puede ser un elemento de dominio, maltrato y hasta de lepra, puede no durar toda la vida etc., pero es bastante más práctica que un difuso grupo de amigos, correligionarios y comanifestantes.

    Yo le daba a este señor 70 años, mala salud y poco dinero, para que viera en que acababa la “solidaridad” y el apoyo de grupos difusos, la mar de glamurosos en la brillante juventud e inexistentes más allá de ella.

    Por otra parte, si a este señor no le gusta el amor que no se enamore y si no quiere pareja que no la tenga, nadie le obliga, pero ¿por qué meterse con quien sí aprecia ambas cosas?

    ¿Habrá que definir la palabra amor (ya tan maltratada) por algo así como: “pulsión momentánea, mayormente hormonal, que tuerce los sanos instintos promiscuos de los homosexuales y los desvía hacia una enfermiza exclusividad afectiva de origen heterosexual, causa de trastornos psicológicos”?

    En este caso el amor sería para estos señores un tipo de desviación semejante al que la homosexualidad era para nuestros abuelos.


  22. q pena que la gente no sea capaz de comprender el sentido de esas palabras. y que en vez de analizarlo se lancen como salvajes porque han tocado el idealizado amor. Eso demuestra que al menos Saez ha dado en el clavo, el tema escuece y eso deberia hacernos pensar. cuantas veces nos hemos replanteado la necesidad, valor y poder social de algo que consideramos tan importante? porque esta mal hacer un discurso mas o menos acertado sobre el tema? intentemos analizar lo que ha escrito (como alguno ha hecho, lobo por ejemplo). es algo que requiere mucho tiempo para analizar y aunque uno llegue a la decision de que esta en desacuerdo por lo menos habra analizado su propia escala de valores


  23. Ummm yo veo que precisamente quien tiene idealizado el amor es quien no tiene pareja o quien le han durado poco tiempo sus relaciones.

    Además como si el único modelo de pareja fuera el de las pelis de hollywood. Existen las parejas abiertas, el living apart together…

    Tan estereotipada e influenciada por modelos externos puede ser la vida promiscua como la vida de pareja.


  24. dlareg: consigues sacar lo peor de mí, te has propuesto acabar con los cuentos de hadas, te odio, ojalán algún día me de el gusto de poder escupir sobre tu tumba.


  25. Si sigo más tiempo en estos foros acabaré en el cotolengo con los nervios podridos esperando a que amanezca un día mejor, para regodeo de verdugos como dlareg, sois todos unos animales, no tenéis sentimientos ni compasión ni nada. Os exaltáis en la desgracia ajena os importa una mierda lo que le pase a la gente, tu dlareg eres el peor de todos, un vicioso por la noches una persona altiva que va de intelectual por la vida, me das asco. Te odio.


  26. De todas formas yo ya no puedo hacer nada más, mi tiempo se acaba, he recibido la última visita.

    Adiós


  27. en fin te calificas a ti mismo con tu falta de educacion. disfruta…

    Rafa, estoy de acuerdo que hasta cierto punto el tener pareja te hace tocar la realidad y modificar la imagen idealizada de la convivencia en pareja. aun asi todos creo que damos un valor excesivo al amor por encima de otros valores mas utiles socialmente (solidaridad, respeto, justicia). Mi vision social de la humanidad me hace pensar que los segundos deberian primar.


  28. Desde luego que da que pensar. Estoy bastante de acuerdo contigo en lo que dices, dlareg.

    Ya escribiré más en otro momento en que tenga más tiempo, que ahora estoy un poco ocupada.


  29. Nos veremos todos en el infierno, ardiendo en el fuego eterno. Hasta entonces, yo me retiro, ya casi no me queda tiempo.


  30. Israel: no sé si es broma o no lo que dices, pero dime ****por favor**** si vives en una calle que empieza por C y acaba en N.


  31. Ave no vivo en ninguna calle que empiece por C y acabe por N

    ¿Por qué lo preguntas?


  32. Porque me he preocupado y estaba intentando dar con tu número de teléfono. Si quieres hablar envíame un correo a aveturuta arroba gmail punto com y te llamo.


  33. Toma si no mi dirección del messenger: adeavendetta arroba hotmail punto com.

    Te lo digo totalmente en serio: una cosa es tener diferencias y otra verte como te estoy viendo hoy. Hablemos, anda. Creo que te sentirás mejor si lo hacemos. Venga, ánimo.


  34. Para los que queráis profundizar en tan espinoso y controvertido asunto os recomiendo el ensayo “Contra el amor (Una diatriba)” de Laura Kipnis , Ediciones Algaba. Y a los cinéfilos vuelvo a recomendaros “Miradas insumisas” de Alberto Mira.


  35. Como está el patio…
    Pero bueno…

    En cuanto al escrito de Javier. Sí que creo que es cierto que la idea de “amor” nos domestica, nos ata, nos “hace ser como “hay que ser”".

    De manera breve, sintética y dejando muchos conceptos en el aire como el de la cultura grecolatina o la mentalidad judeocristiana:

    La relación de pareja hombre/mujer desde siempre ha tenido que ver con la procreación, la conservación del núcleo tribal o social, la conservación y aumento de bienes materiales…
    En definitiva hombre y mujer se unían con propósitos que nada tenían que ver con sentimientos. Aceptar y asumir eso era complejo y podía llevar a que muchos no tuviesen reparo en invertir el necesario orden social. Había que “revestirlo” con una pátina de nobleza que hiciese creer a los “emparejados” que la relación era sólo “de y para ellos”, estaba libremente aceptada y su finalidad era esa propia pátina. En ese momento surge el amor como concepto.
    Pero ese concepto no es más que una fachada.
    Una fachada heterosexual para conservar el Bien Social Común.

    ¿Dónde estaban los GLTB?: no estaban. No pertenecían al “Orden Social” y por tanto no eran tenidos en cuenta. Vivían de formas propias aberrantes para el resto del tejido social y generalmente tapadas con dobles vidas.
    Ese orden se mantiene durante miles de años.

    Hasta la actualidad. Hasta hace unos pocos años. Momento en el cual los GLTB se hartan, deciden “existir”, exigen “pertenecer al Orden Social” y reclaman ser tenidos en cuenta como parte de la sociedad que son.

    Tanto que reclaman lo que les corresponde: los mismos derechos que los heterosexuales. Pero esos derechos tienen un precio y el precio es la “domesticación”. La exaltación del concepto de amor como concepto sociabilizador supone para el GLTB perder su esencia de “ser distinto”. Si a eso se une que no existen paradigmas de vida GLTB libre nos encontramos con que estas personas caen (o pueden caer, no seamos tan drásticos), exigiendo los derechos que les corresponden, en el gregarismo que la propia sociedad hetero exige a los suyos para que se mantenga el Orden Social. Lo que dice Javier: un gai casado (por más que a algunos les moleste el concepto o la palabra) es un gai que ha dejado de ser promiscuo, de ser diferente, de ser libre y en definitiva ha vuelto al redil. Algo en plan: “vale si no queda más remedio aceptamos que existan pero en nuestro juego, con nuestras reglas y en nuestros esquemas”.

    Pero esto no sólo afecta a los GLTB. A título de ejemplo: una persona de mi entorno ha optado por vivir libremente sin “amar” a nadie. Tiene su trabajo, sus amistades, sus aficiones, sus amantes… Es feliz porque vive como le gusta. Durante tiempo le colgaron el sambenito de lesbiana. No lo es y al “demostrarse” aún fue peor: pasó a tener una imagen social de “rara”, “antisocial”, “egoísta”, etc, etc, etc. Es lo “normal”: alguien como ella debería haber formado (y desmontado) una familia, o tener un novio o algún amante más o menos estable, o estar amargada por no encontrar pareja…
    Rechina al “correctísimo orden social” que alguien no valore el amor como un bien en sí mismo, ni lo busque, ni se frustre al no tenerlo.

    Me ocurre un poco lo mismo que a esta amiga: siempre he sido mucho más feliz cuando no he tenido pareja que cuando la he tenido. Cuanto más tiempo pasa más me doy cuenta que quiero a mi familia, a mis amigos, a un monte o a un árbol. Pero que no necesito la “exclusividad de amar a una persona”. Me da una pereza hastiante infinita sólo pensarlo.

    Los GLTB teníamos (y creo que tenemos aún) la riquísima posibilidad de inventar y de vivir parámetros sociales nuevos, distintos, no encorsetados en arcaicas manipulaciones que en aras a un Bien Común sólo buscan el aborregamiento del individuo.

    A la vez debemos luchar ¡Faltaría más!, por tener los mismos derechos que los heterosexuales.
    Pero creo que sin tener miedo a “salirnos del redil” si es lo que nos hace ser libres/felices i creando modelos de vida que nos definan en nuestra diferencia respecto de los heterosexuales.

    Sí, cada vez me gusta más la acertada tesis de Javier: “El amor es heterosexual”.

    …y yo no lo soy ni quiero… :-D


  36. Israel, yo tambien te paso mi direccion, msnger y correo por si quieres hablar. Pero sinceramente prefiero que hables con alguien q tenga un criterio profesional. yo he sido consejero de adolescentes pero no psicologo.
    dlareg1980 arroba hotmail.com


  37. “Nos veremos en el infierno” ¿Eso no era de “Dinamita pa los pollos”? :D

    Bromas a parte y siguiendo el tema del hilo, no estoy de acuerdo con Javier Sáez. Respeto su forma de ver las cosas porque pienso que cada uno vive las relaciones según quiere pero no estoy de acuerdo con que el amor sea heterosexual.

    Yo he vivido en ambos lados de la calle y puedo decir que no supe lo que era el verdadero amor hasta que decidí hacer caso a mi corazón y venirme a vivir a la acera de enfrente.

    Así lo he vivido yo y así lo cuento.


  38. Pues a mi si me parece una afirmación correcta, aunque yo le daría un matiz distinto, el amor es heterosexual en tanto que la norma social impone la heterosexualidad y el amor como obligatoria “normalidad”. No es que el amor sea la forma normal de establecer relaciones afectivas, de desarrollo personal dentro de la heterosexualidad, es que el amor es la única vía lícita de desarrollo afectivo para un heterosexual en un orden social “tradicional”. En efecto, es lícito señalar como aspirar a desarrollar la homosexualidad dentro de forma imitativa a ese amor creado para esa heterosexualidad normativa, es en el fondo una forma de buscar la aceptación; hasta hay llega mi acuerdo, aunque más allá empezaría la discrepancia fundamental que me separa de la teoría Queer, y que no es otra que la pretensión ideológica por parte de buena parte de sus defensores de que la homosexualidad debe conducir necesariamente a la marginalidad social, pero prefiero cerrar aquí esa cuestión para no dispersarme.
    Yo creo que en cualquier caso la denuncia que hace el texto del amor, como una ideología impuesta que orienta al individuo a buscar una plena realización personal en la búsqueda de una vivencia afectiva, que en realidad no está concebida para satisfacer las necesidades de esa persona, sino para servir a un determinado orden social, es plenamente válida. El amor es además una coartada perfecta para discriminar y para justificar comportamientos de de otra manera serían inaceptables, y sirve además para imponer unos mecanismos de relación entre las personas que se oponen a la horizontalidad y buscan favorecer la estratificación jerárquica.


  39. ¡Hum! No sé, no sé… Para mí, el amor no es una ideología impuesta. Es algo que lo sientes o no lo sientes, así de simple.

    Ahora bien, insisto en que cada persona vive sus relaciones de la manera en que mejor las comprende.

    No es más que eso.


  40. Nazareno: creo que por ahí van los tiros del artículo de Javier, como escribí anoche.

    Aparte de eso coincido también con Frantic de nuevo: allá cada cual con su manera de vivir.
    Aunque sea bueno “matizar” ciertos conceptos que parecen universales y tal vez no lo son tanto…


  41. No sé Frantic, quizás estés tu en lo cierto y el amor no sea una construcción ideológica, pero yo no encuentro ejemplos de “amor”, por ejemplo, en ninguna relación afectiva entre los animales salvajes; sin embargo, entre los animales domésticos, si hay muchos ejemplos de “amor”, sobre todo hacia su amo. Aunque reconozco que me baso en mi propia observación, por supuesto.
    En mi opinión, el amor es una relación unilateral, entre un sujeto (el que ama) y un objeto (el amado), el primero es el único ente activo, y no hay interacción con el objeto amado. La decisión de amar es exclusiva del que ama, y es independiente del objeto amado, sin dar opción a este a expresarse como sujeto.
    Tradicionalmente, como muy bien expone el post, la violencia doméstica ha sido considerada dentro del epígrafe genérico de “crímenes pasionales”, sin duda vinculados al amor y justificados éticamente (y muchas veces reconocidos como atenuantes desde el ámbito jurídico) por el amor. Ha sido necesario desmantelar una parte de esa construcción ideológica levantada sobre el “amor” para poder abordar este fenómeno como lo que es, una horrible mutilación violenta de la autonomía personal, sin justificación alguna posible, y con el añadido de ser, generalmente, la expresión más brutal de la subordinación de género (de la mujer) en la que se fundamenta nuestro orden social.


  42. El amor, entendido como una intensa atracción incondicional hacia otro ser, existe pero no necesariamente contiene un ingrediente sexual.

    No cabe hablar, por lo tanto, de amor heterosexual ni homosexual sino, en todo caso, de un ingrediente homosexual o heterosexual en el amor, algo que puede existir o no.

    El sexo está muchas veces en el amor, puede ser incluso su componente más poderosa, pero no lo define como tal.


  43. A mi me suena todo a una dulce mentira para disfrazar el dolor por la falta de alguien a quien amar con ese amor de postal, de película de “jolibú”, ese amor inacabable, sin monotonía, sin mal humor, sin hedor, sin aerofagia…un amor dolorosamente inalcanzable y esa angustia es paliada con pequeñas mentiras gozosas que insultan ese sueño irreal convirtiendoló en un objeto de opresión pequeño-burgués y heterosexista.
    Mienteme dime que siempre me has querido Juanito Guitarra.


  44. Nazareno yo si he visto ejemplos de amor entre los animales salvajes… Recuerdo una excursion por el llano venezolano y sin querer matamos un mono, son una especie medianamente grande que les dicen Araguato… De repente estabamos rodeados de otros monos, uno se acerco al animal muerto y lo cogio en brazos… Oir a ese animal llorar era estremecedor… Como los demas no actuaron de la misma manera no seme ocurrio pensar otra cosa que aquello era un simple y puro acto de amor. Por otro lado, los albatros pasan toda la vida con su pareja y parece que los pinguinos tambien tienen preferencias muy marcadas hacia determinad@s miembros de su especie… Lo que en realidad me niego a creer es que cada vez que me enamore, estoy siendo una pequeno burguesa heterosexista, me parece la radicalidad in extremis. Esto ultio es un comentario hacia el contenido del post


  45. Soy de MEDEAK. Hemos participado en la organización de el seminario y tenemos un escrito que responde al de Javier. Por alusiones, creemos que tenemos derecho a que nos lo publiqueis.

    Sino aquí esta la contestación al artículo.
    http://medeak.blogspot.com/


  46. Vivimos en una sociedad tremendamente in dividualista, “El mundo Feliz” de Huxley, teorias como estas, que no me son desconocidas, no son mas que funcionales al sistema por mas que se vendan como revolucionarias, si hay algo que faltan en este mundo es precisamente amor, todo es más importante que este, el dinero, status, poder, las relaciones son en vez de yo-tu, yo-ello, el Otro se convierte en un objeto mas de consumo, cuando se pone viejo lo cambio por uno o una mas joven, amar de verdad a alguien te convierte en un mejor ser humano, al amarlo amas a todos los demas, ese uno se convierte en todos, prefiero ser idealista, que adaptarme a las imposiciones del sistema, de este “mundo feliz, sin poesia y sin amor. Por supuesto que se puede ser perfectamente equilibrado, llevar una muy buena vida sin el, de echo es la vida que yo llevo, no tengo pareja, ni hijos, si amigos, mi pintura, viajes etc, por lo tanto no cumpli con ninguno de los mandatos impuestos. pero el amor es un plus de intensidad de vida, de extasis que no te lo puede dar nada mas, que la gente este casada y tenga hijos, no significa que haya amor en esa relacion, simplemente es miedo a estar solo, la soledad tiene mala prensa, es mal vista, pero quien no puede estar solo dificilmente pueda estar con alguién mas, hay un gran vacio interior, mucho tacto y poco contacto, el amor requiere de un espacio-tiempo que muy pocos se permiten, creo que lo verdaderamente revolucionario es el amor, en realidad el amor nunca fue heterosexual, todo lo contrario en esas relaciones donde impera todavia el machismo es casi imposible encontrarlo, esa es para mi la falacia; y las relaciones de solidaridad, respeto, justicia, no van reñidas con el amor de pareja, ni tengo porque elegir uno sobre el otro, tampoco digo que necesariamente tenga que ser de dos puede ser de tres o mas, aunque si es dificil amar a una persona mucho mas a dos tres, pero eso no significa que no pase. Somos seres biologicos y culturales, por supuesto en determinado momento, sobre todo en la revolucion industrial, la familia nuclear fue necesaria para la disciplina, del obrero, de casa al trabajo y del trabajo a casa. Sabemos tambien como se arreglaban los matrimonios en otros momentos historicos, en donde el amor no tenia nada que ver, y aun sucede en otras culturas.
    El amor es una utopia, mayormente, aunque no para todos, no me extraña que eso ocurra en un momento de muerte precisamente de la utopias, en donde la mayoria ya no le interesa, ni un mundo mas justo, ni ser mejor persona, solo la satifaccion inmediato de lo mas primario, y consumir, producir, ser eficiente y maximizar ganancias, en mundo del fetichismo de la mercancia, el otro se convierte en una mercancia mas. Y vuelve a repetir el amor no es heterosexual todo lo contrario, desde siempre esto es lo que han dicho los mas homofobos, que los gay no podian amor, que solo se trataba de sexo, cuando en realidad los que no saben amor son los heterosexuales. Mutilar una emocion de tal intensidad con la excusa de que forma parte de la opresion heterosexual, es perder de vista el verdadero camino, pero cada cual es libre de elegir el que quiera, por supuesto tiene que ver con su historia personal, relaciones familiares etc, pero que no me la quieran vender como revolucionaria, porque es totalmente lo opuesto. Nuri


  47. Vivimos en una sociedad tremendamente in dividualista, “El mundo Feliz” de Huxley, teorias como estas, que no me son desconocidas, no son mas que funcionales al sistema por mas que se vendan como revolucionarias, si hay algo que faltan en este mundo es precisamente amor, todo es más importante que este, el dinero, status, poder, las relaciones son en vez de yo-tu, yo-ello, el Otro se convierte en un objeto mas de consumo, cuando se pone viejo lo cambio por uno o una mas joven, amar de verdad a alguien te convierte en un mejor ser humano, al amarlo amas a todos los demas, ese uno se convierte en todos, prefiero ser idealista, que adaptarme a las imposiciones del sistema, de este “mundo feliz, sin poesia y sin amor. Por supuesto que se puede ser perfectamente equilibrado, llevar una muy buena vida sin el, de echo es la vida que yo llevo, no tengo pareja, ni hijos, si amigos, mi pintura, viajes etc, por lo tanto no cumpli con ninguno de los mandatos impuestos. pero el amor es un plus de intensidad de vida, de extasis que no te lo puede dar nada mas, que la gente este casada y tenga hijos, no significa que haya amor en esa relacion, simplemente es miedo a estar solo, la soledad tiene mala prensa, es mal vista, pero quien no puede estar solo dificilmente pueda estar con alguién mas, hay un gran vacio interior, mucho tacto y poco contacto, el amor requiere de un espacio-tiempo que muy pocos se permiten, creo que lo verdaderamente revolucionario es el amor, en realidad el amor nunca fue heterosexual, todo lo contrario en esas relaciones donde impera todavia el machismo es casi imposible encontrarlo, esa es para mi la falacia; y las relaciones de solidaridad, respeto, justicia, no van reñidas con el amor de pareja, ni tengo porque elegir uno sobre el otro, tampoco digo que necesariamente tenga que ser de dos puede ser de tres o mas, aunque si es dificil amar a una persona mucho mas a dos tres, pero eso no significa que no pase. Somos seres biologicos y culturales, por supuesto en determinado momento, sobre todo en la revolucion industrial, la familia nuclear fue necesaria para la disciplina, del obrero, de casa al trabajo y del trabajo a casa. Sabemos tambien como se arreglaban los matrimonios en otros momentos historicos, en donde el amor no tenia nada que ver, y aun sucede en otras culturas.
    El amor es una utopia, mayormente, aunque no para todos, no me extraña que eso ocurra en un momento de muerte precisamente de la utopias, en donde la mayoria ya no le interesa, ni un mundo mas justo, ni ser mejor persona, solo la satifaccion inmediato de lo mas primario, y consumir, producir, ser eficiente y maximizar ganancias, en mundo del fetichismo de la mercancia, el otro se convierte en una mercancia mas. Y vuelve a repetir el amor no es heterosexual todo lo contrario, desde siempre esto es lo que han dicho los mas homofobos, que los gay no podian amor, que solo se trataba de sexo, cuando en realidad los que no saben amor son los heterosexuales. Mutilar una emocion de tal intensidad con la excusa de que forma parte de la opresion heterosexual, es perder de vista el verdadero camino, pero cada cual es libre de elegir el que quiera, por supuesto tiene que ver con su historia personal, relaciones familiares etc, pero que no me la quieran vender como revolucionaria, porque es totalmente lo opuesto. Nuri


  48. Muy interesante el artículo de Javier Saez y me parecen muy apropiadas las puntualizaciones realizadas por Lobogrino y dlareg. Las múltiples reacciones (algunas agresivas) nos hacen ver que Saez ha tocado un tema que parecía in-tocable.

    Desde mi punto de vista, y retomando alguno de los comentarios realizados, creo que los LGTBQ no solo debemos poner sobre la mesa el tema de la diversidad sexual sino algo más profundo como es la diversidad de formas de vivir. Como dice Lobrogrino, en la marginalidad los LGBTQ tuvieron que inventar formas de relacionarse que se escapaban a los moldes tradicionales heterosexuales. Ahora tenemos la oportunidad de llevar estos nuevos parametros sociales al encasillado mundo heterosexual para enriquecerlo. No se trata de derribar las formas tradicionales heterosexuales (el amor de pareja), sino poner sobre la mesa que hay otras formas diferentes de relacionarse y de vivir. Tampoco se trata de ajustarnos a los modelos heterosexuales que hemos mamado desde la cuna para ser “felizmente integrados”…debemos ser subversivos diciendo al mundo que, tomando las palabras de Saez, hay otras “gafas” con las que ver, sentir y relacionarse diferente a las únicas gafas que nos dieron desde que eramos pequeños.

    Gracias Javier Saez por tu artículo


  49. “Y vuelve a repetir el amor no es heterosexual todo lo contrario, desde siempre esto es lo que han dicho los mas homofobos, que los gay no podian amor, que solo se trataba de sexo, cuando en realidad los que no saben amor son los heterosexuales”

    Me quedo con esta estupenda frase del comentario de Nuria. Efectivamente: a los maricas y bolleras el sistema nos negó siempre, siempre, siempre la capacidad de amar. Lo nuestro no es amor: es “vicio”, “perversión”, etc. etc. etc. Y resulta que ahora “amar” es algo…. heterosexual.

    Ya digo: los palabros teóricos molan, pero a la hora de la verdad, explica mucho más el ejemplo del mono que ha contado Mercedes (primatología primatología y más primatología) que cualquier teoría sobre la “performatividad”). Yo también leí a Butler allá en los 90, ; como todo, a España llega con retraso (mucho) y parece lo más de lo más, pero… todo en su justa medida: son debates académicos de poca “chicha” para los maricas y bolleras que vivimos en un mundo real.


  50. Para Rafa y Fanta Letal, yo no idealizo el amor ni lo considero una mentira de postal para suplir la carencia de alguien a quien amar.

    El amor verdadero es alegría y felicidad, aunque no lo compartas con nadie. El amor verdadero es el que uno empieza a sentir por uno mismo. No tiene nada que ver con la idea romántica (en el sentido de movimiento literario)de sufrimiento, ni con la idea ultramontana de sacrificio, ni con la idea medieval de amor cortés que tanto daño nos ha hecho a todos (especialmente a las mujeres). Para mí, el amor es mucho más que todo eso. El amor es sentirte bien con tu pareja y ser capaz de sentirte bien si estás sola. Es no obsesionarse por tener pareja porque tú ya te quieres lo suficiente. Es no cerrarse a tener pareja porque tienes amor para dar y regalar. Y nada de esto tiene que ver con la orientación sexual.

    No sé, igual soy rara pero yo lo veo así.


  51. “No se trata de derribar las formas tradicionales heterosexuales (el amor de pareja), sino poner sobre la mesa que hay otras formas diferentes de relacionarse y de vivir”.

    Wolfillo: dudo mucho que sea eso lo que dice el artículo de Javier Sáez, muchísimo menos cuando utiliza (para mí de forma completamente desafortunada) una frase de Audre Lorde como conclusión que nos lleva precisamente al camino contrario. A eso, en inglés, se le llama “tirar al niño con el agua de la bañera”. Está muy bien hablar de performatividad y sugerir que quienes han organizado nuestra vida de una forma que a J.S. le parece “heteronormativa” es porque son lelos, porque no saben lo que hacen, o porque son “víctimas del heterocentrismo” y no hacen sino “repetir códigos”. Amén de determinista (¿qué es eso de que un código “nos determina”?) parece más bien al contrario: ninguna forma de vida es válida más que la que J.S. propone, es decir, un rechazo absoluto de determinadas formas de convivencia que, le guste o no, forman parte de las vidas de muchas personas, que ni son idiotas ni son “víctimas” en ninguna relación de poder, que mantienen relaciones más o menos equilibradas y cuya orientación sexual es lo de menos. Más heteronormativo y heterocéntrico me parece a mí identificar el maltrato con el amor (o decir que “están muy cerca”); supongo que lo dirá porque nunca ha sido víctima de malos tratos dentro de la pareja. Yo sí, y de amor no tiene nada de nada. Y más heteronormativo todavía me parece el hecho de que ahora nos salgan con la misma cantinela que hemos oído durante décadas de los hetero-normativos: que maricas y bolleras somos incapaces de amar. Y una mierda. Amamos a nuestra gente, a nuestras parejas si las tenemos, damos y recibimos y nos interconectamos y relacionamos de mil formas diferentes. Eso sí que es heteronormativo, pero como casi siempre, la teoría queer cae en su propia trampa: dado que el des-centramiento en forma de bucle infinito es imposible en la práctica, en algún sitio hay que parar. Y J.S. para, en este texto, precisamente en el mismo punto en el que paran los homófobos que nos atacan: maricas y bolleras no amamos ni tenemos derecho a amar si queremos el carnet del buen marica, es todo una ilusión.

    Ja. Y una porra frita.


  52. Bueno Mercedes, por lo que describes quizás se tratase de la reacción de una madre hacia su cría, se trataría de una relación distinta de que plantea el post.
    En todas los comentarios que una y otra vez defienden el amor se aprecia más bien una argumentación más voluntariosa que racional, Nuria plantea que incluso se podría amar a más de uno, pero la naturaleza del fenómeno impone una relación unilateral, exclusiva y excluyente. (insisto, no es una relación bilateral, es una decisión que pertenece exclusivamente al ámbito del que ama, el amado sólo interviene como objeto).
    Para mi el amor, más que favorecer las relaciones afectivas, las dificulta, convence al individuo de que sólo puede alcanzar la felicidad y la plenitud vital si encuentra algo que en realidad es una construcción intelectual abstracta. El individuo entra así en un juego de ensayo/error en sus relaciones, una especie de test del embarazo para comprobar si esa relación es la que le proporcionará ese paraíso ideal que sólo otorga del amor, y como este sentimiento es exclusivo y personal le impide entrar en un auténtico intercambio afectivo con la persona con la que se relaciona.


  53. “Para mi el amor, más que favorecer las relaciones afectivas, las dificulta, convence al individuo de que sólo puede alcanzar la felicidad y la plenitud vital si encuentra algo que en realidad es una construcción intelectual abstracta. El individuo entra así en un juego de ensayo/error en sus relaciones, una especie de test del embarazo para comprobar si esa relación es la que le proporcionará ese paraíso ideal que sólo otorga del amor, y como este sentimiento es exclusivo y personal le impide entrar en un auténtico intercambio afectivo con la persona con la que se relaciona”

    Yo a esto no lo llamo “amor”, Nazareno. Lo llamo directamente inmadurez.


  54. Precisamente, creer que una relación puede llevarte a un paraíso ideal no es amor, sino desamor y del malo. Si sientes amor, no esperas que la felicidad te venga de fuera, la creas tú mismo.


  55. Frantic, Ave, si al final vamos a estar todos de acuerdo. Ese amor que nos venden en las pelis, ese de “contigo pan y cebolla”, va a resultar que ni siquiera se concibe en el mundo LGTB…


  56. Este debate si que es interesante. y veo muy buenos post tanto pro como anti la teoria presentada por Saez.

    Creo que es muy importante analizar el hecho de que lxs homosexuales son seres humanos que se enfrentan a las mismas presiones y convenciones sociales que lxs heterxs. Nos afecta la publicidad, la moral publica, las ideologias todo. Por tanto nos afecta la vision actual del amor (que sinceramente es una contruccion social, no la emocion que sentimos sino todo el ideario social que lo acompaña) Es la interpretacion que hacemos de la sensacion lo que es una imposicion social. Por eso mismo me gusta diferenciar del amor individual (lo que sienten las personas por separado, que es muy respetable) del amor socializado (las constricciones, normas y mitos que acompañan socialmente al amor)

    No me parece mal que una persona ame al uso tradicional occidental del termino. Lo que me gustaria es que esa decision en la forma de amar y en la valoracion del amor fuese algo decidido tras un proceso autocritico profundo. Que es y de donde viene el mito amoroso que yo tengo. Que parte es buena y cual es mala de ese mito. Que sea una construccion social no quiere decir inmediatamente que sea malo (asi como que fuese heterosexual tampoco).

    Hay que ir más allá. Hay una presion social a amar de una manera concreta. Asi como esa presion social antes negaba el amor homosexual, esta forma de amar ha sido asimilada al ideario actual, pero siempre que cumpla los requisitos ancestrales de: pareja, estable (mas o menos, o al menos con la intencion de serlo) monogama, prioritaria (convertirlo en lo mas valioso), exclusivista, comprometida y obligatoria.

    No creo que el concepto actual de amor se crease como forma de control social, pero el sistema autoorganizado complejo que es la sociedad actual si que reutilizado el sentimiento para crear patrones de control. Es sobretodo importante el hecho de que el amor se haya convertido desde el punto de vista individual en lo mas necesario, mientras que la sociedad nos exige exito y produccion. Que nnos hayan inculcado la supravaloracion del amor y a la vez nos exijan exito es un juego muy util para evitar movimiento social. LA vida personal esta “completa” en el ideario social teniendo pareja, ese es el maximum de felicidad humana. Y tu parte profesional y laboral se completa trabajando más. Creo sinceramente que eso es alterar el orden de las cosas realmente importantes. Y creo que la vision del amor actual como obligatorio y necesario crea mas problemas sociales y emocionales de los que soluciona.

    Yo nunca dire que un maltratador ama. Pero si tiene miedo a no tener el objeto deseado, a la soledad (por eso muchos se suicidan tras matar), exagera los principio adjuntos al mito del amor. Creo que es esta imposicion del amor sobre todas las cosas la que lleva a estas alteraciones de la mente y el comportamiento.

    Llegar a analizar el amor en animales es muy arriesgado. Es una antropologización del animal. Sinceramente hablar de amor macaco es un salto de fe muy amplio. Aunque si es posible que tengas emociones de cercania y lejania con otros miembros del grupo el posible amor animal no esta cargado de ideario social. ni es realmente monogamo, ni es lo más importante, ni va asociado a toda una mitologia romanticona-idiotizadora holliwoodiense. Hasta los animales monogamos por excelencia que serian los aves tienen un altisimo porcentaje que ronda el 40% de crias que no son del padre que luego las cuida (que listas las pajarass jejeje)


  57. “No creo que el concepto actual de amor se crease como forma de control social, pero el sistema autoorganizado complejo que es la sociedad actual si que reutilizado el sentimiento para crear patrones de control”.

    Creo que lo resumes perfectamente con esta frase sin necesidad de recurrir al molde teórico en el que luego debemos encajar realidades muy diversas. Estoy totalmente de acuerdo contigo, y también me parece muy interesante tu distinción entre sentimiento privado o individual y regulación social de ese sentimiento. Es evidente que uno no está más o menos enamorado por estar casado o vivir o no en pareja; se puede estar enamorado sin tener relaciones sexuales, se puede follar sin estar enamorado…. En fin. Que a lo que yo me opongo es a que de forma sistemática se nos diga que el “amor”, así en abstracto, es heterosexual y que si digo que estoy enamorada de alguien resulta que estoy “reproduciendo patrones”. A mis años, y después de lo que llevo a rastras, lo siento, pero no.

    Sobre el tema de los animales te recomendaría la lectura de los libros de Frans de Waal, un primatólogo que lleva mucho tiempo estudiando sobre estas cuestiones (habla también del tema del riesgo de la antropomorfización que tú apuntas).


  58. “Frantic, Ave, si al final vamos a estar todos de acuerdo. Ese amor que nos venden en las pelis, ese de “contigo pan y cebollaâ€?, va a resultar que ni siquiera se concibe en el mundo LGTB…”

    Pues claro. Yo tenga una amiga que siempre que conoce a alguien nuevo me dice que es “la mujer de su vida”. Creo que ya por la cuarta o la quinta “mujer de su vida”, si no me equivoco. Yo a mi…. llámalo X (¿novia? ¿pareja? ¿podré decir “pareja” sin ser heterocéntrica) le digo siempre lo mismo: “te quiero provisionalmente”. A lo que ella me responde que me quiere… como puede. Pero es que somos un poco viejas ;-)


  59. Muy bueno el post de Nuria y el diálogo (¡por fin!) posterior.

    Tampoco creo que el autor haga la distinción: amor=negativo/sexo=positivo. Me da que quiere ir un poco más allá de esa simpleza y llegar a que debatamos sobre un concepto del término “amor” que por lo visto a nadie nos gusta.
    y m permito una cierta licencia: conociendo (un poco) a Javier Sáez me da que tampoco está demasiado en desacuerdo con muchas de las opiniones expuestas.

    Salvo con una de Ave con la que disiento TOTAL Y ABSOLUTAMENTE: de que “somos viejas”: ni hablar!!!.
    Lo que ocurre es que hay otr@s “excesivamente jóvenes que vienen empujando”. Pero es culpa suya…

    Por cierto Ave: jmlper73arrobahotmail.com Por lo de “cierta afoto”… ;-)


  60. Lo de “somos viejas” lo decía porque ya no nos creemos lo de las pelis de Jolibú y eso. Yo estoy megajoven (de hecho JS es bastaaaaaaante más “viejo” que yo, jajajaja).

    Besos lobo, te lo mando.


  61. Antes de seguir con las sesudeces, me gustaría hacer un poco de periodismo del corazón (filosófico) y recordar cómo murió Foucault: solo, más que solo y rematadamente solo, con la mayor parte de sus amigos pasando de él desde que se confirmó que era seropositivo.

    Porque, además de una colosal fuerza intelectual de cuyas teorías deriva todo este discurso, monsieur Michel era un misántropo inaguantable que sólo concebía los vínculos entre personas como relaciones de poder. O sea, y resumiendo, que sólo se le ponía dura cuando hacía numeritos SM. Como suele ocurrir con los filósofos, gran parte de su cosmovisión se basa en extrapolar esta sed de control que le corroía y aplicarla al conjunto de las relaciones humanas. Y es que lo que servidor encuentra más irritante de Foucault y compañía (Butler, de Lauretis y demás) es su empeño en convencerte de que, en el fondo, eres igual que ellos. Aunque no lo sepas. Aunque no quieras.

    Por suerte, yo no necesito tener un látigo en la mano para follar. Me consta que la mayor parte de mis amigos tampoco, y mi pareja aún menos. Con lo cual, el día en el que la “heteronormatividad” de las relaciones de pareja se vea sustituida por el modelo sexual queer y foucaultiano (sadomaso, promiscuidad y modificaciones corporales a granel) me colgaré de un pino.

    Por favor, no supeditemos lo que nos pide el cuerpo a las divagaciones de un postestructuralista que, además y para acabar de arreglarlo, la tenía pequeña.


  62. Nazareno, es que lo que nos venden (o lo intentan, al menos, porque a mí ya ni eso) en las pelis y lo de “contigo pan y cebolla” es cualquier cosa menos amor.

    A eso me refería cuando hablaba de la idea de amor cortés que tanto daño nos había hecho, sobre todo a las mujeres.


  63. Ya que nos ponemos, el Amor Cortés era una forma de normativizar el adulterio entre las clases altas. No creo que quede mucho de él en el concepto de “amor” que manejamos hoy en día, salvo la idealización babosa del sujeto amado.

    Ahora bien, puestos a elegir entre Judith Butler y Leonor de Aquitania, me quedo con esta última.


  64. Es que el amor, entre otras funciones, está para someter a la mujer al hombre. Y ese modelo de relación en el que un individuo se somete al otro, también se traslada a veces al ámbito de relaciones LGBT.


  65. Respuesta al escrito de Javier Saéz:
    El amor es heterosexual, ¿¿y las bicicletas??
    Después de algunas reflexiones, hemos decidido modificar ciertas partes del artículo.
    Tenemos la sensación de haber caído en una pequeña trampa. No dejamos de pensar que la
    crítica dal matrimonio y el amor, viene de alguien que presentó una campaña, con el sello de la
    Flaglate (FGLTB). No es personal, pero es que cuanto más lo pensamos, de más mala hostia nos
    ponemos. No nos parece mal que se colabore con la flagelate, ni incluso ser la FLGTB pero esa
    flagélate es la que hace campañas a favor de las lesbianas y luego nos invisibiliza en la mani.
    ¿Cuántas lesbianas hay en las carrozas? ¿Cuál es la erótica lesbica que podemos sacar a la calle?.
    ¿¿Desde donde nos hablas??. NOSOTRAS NO ESTAMOS EN CONTRA DE QUE LA GENTE
    SE CASE. ¡Qué tontería es esa! Lo que no nos gusta, es que crean que con eso ya esta todo. Lo
    de casarse, será depende, ¿no? ¿No os casarías para conseguir papeles de residencia? ¿Ni para
    que tu pareja pueda disfrutar de seguro médico? ¿Para desgravar en hacienda? ¿O porqué os da
    la gana?�. A ver gente!! La política no se hace desde el pulpito, no hay receta, no hay dogma que
    valga. Hay veces, que decir solo no, es lo más cómodo. Pero hay veces que esas posturas nos
    hacen caer en el absurdo total. Estamos a favor de que la gente haga lo que le apetezca, el acceso
    al matrimonio de lesbianas y gays, es un gran logro. Nosotras somos críticas con que en nuestro
    contexto, en Euskal Herria, la Flagelate haya invisibilizado a los colectivos que han trabajado
    durante 30 años por los derechos de bollos, marikas y travestis. Además estamos hartas de
    constatar en los espacios de obligada coordinación se nos trate como bitxos raros desde ópticas
    completamente conservadoras.
    El baboseo (hágase constar que adoramos las babas) con Beto-Virgini es político. No se
    si os habéis enterado pero nos han regalado dos armas(libros) políticas afiladas y dispuestas.
    Armas para perras, lubricadas y mojadas.
    Sobre el amor, enfatizar algo que las Medeak ya dijimos en Arteleku. Más que nada
    porque como también hablamos de amor, y como también somos un poco ñoñas-superorgullosas.
    Nosotras hablamos del amor de la manada, de nuestro colectivo y nuestras redes de
    lucha. El amor no es a-historico, debe leerse en contexto siempre, en las realidades de la gente.
    No me refiero al amor de pareja, no al que “imita� al de un hombre con una mujer, que claro
    2
    dicho así, pues no tiene mucho sentido, porqué, ¿qué es eso de ser un hombre o una mujer�.
    Tengo colegas (que ellas no se definen como heteros, suele ser un empeño externo lesbico-gay)
    que tienen relaciones mucho más sanas que muchas bollera y maricas. Menos posesivas, más
    permisivas y muchas veces, muy transgresoras.
    Decir que el amor es heterosexual, además de ser una soberana chorrada, es hacer una
    reducción. El amor se representa en espacios de hegemonía heteronormativa y ha sido un
    instrumento de dosmeticación muy potente. Pero, eso no quiere decir que no pueda
    resignificarse. De hecho, una de las aportaciones de Texto Yonki1, aportación al propio
    pensamiento de Foucault, es que el cuerpo es un núcleo de resistencia, un núcleo capaz de
    resignificar sus propias representaciones. No sé, pero creo que eso también lo dice Butler. Sino,
    ¿cómo explicamos lo que es una Drag Queen?
    Se de muchas mujeres que han sobrevivido gracias a las redes afectivas. Nuestra madre
    por ejemplo, una guerrera oculta, una que no da charlas, una que a luchado la hostia para salir
    adelante, sin hombre, ni amor heterosexual.
    Otra cosa, nos ha molestado profundamente la utilización que has hecho de las mujeres
    asesinadas. Ostras, al loro. Las feministas llevamos mucho tiempo diciendo que eso no es amor.
    Justamente, creemos que uno de los problemas es que muchos hombres están educados en el
    analfabetismo afectivo. Otra cosa es, que ellos digan que es amor y que las chantajeen para luego
    matarlas. Pero una de las cosas más importantes del Movimiento Feminista ha sido señalar que
    eso no era amor. Así que cuidadin con cómo usamos a las muertas y más cuando es para llevarse
    el gato al agua. Que por cierto, será la primera vez que las mencionas, sin criterio y sin
    conocimiento y esperamos que sea la última. Algunas lo hemos vivido en nuestras carnes y nos
    ha jodido un huevo lo que has dicho. Dejad de pensar que los malos tratos son cosas que están
    fuera de vuestra comunidad y por favor, pensaros dos veces las cosas que vais a decir.
    Estoy de acuerdo en que la familia nuclear heteronormativa esta fundamentada,
    principalmente en la violencia, y muchas veces en la inconsciente sumisión de una bajo el otro.
    Pero, de ahí, a decir que el amor, en general, es heterosexual. Eso es como decir que follar es
    heterosexual, también son practicas definidas desde una pretendida heterosexualidad.
    Creo que alguien te dijo algo así como que “había que aprender de los hombres sin polla�
    yo añadiría que también hay que aprender de ciertas mujeres con coños. Todo esto viene a que
    Javier Saéz, que tenía que hablar de la relación entre el Porno y el SIDA, nos presentó su
    campaña de osos y SIDA, que bueno, vale! El problema fue cuando se le pregunto por el sexo
    entre lesbianas y la relación con el SIDA. Nuestro super experto en mujeres maltratadas no supo
    1 Algo que a mi me enseñó Mari Luz Esteban “Antropología encarnada. Antropología desde una misma�.
    3
    qué contestar, ni él, ni el genial colaborador de su guía. Esto tal vez muestre que aun siendo
    marika-político-queer… Una vez más el androcentrismo siga siendo la medida de todas las cosas
    Volviendo al amor, sólo apuntar que para nosotras se trata de una cuestión fundamental,
    por que es costumbre, reducir su alcance, su importancia. Muchas hablan del amor de otra
    manera. Uno que empieza por una misma y que puede extenderse a las demás. También
    hablamos de incluir la afectividad en las ciencias, el conocimiento, para que nuestra relación con
    el mundo no sea tan sexista, androcentrica y destructiva. Sobre esto Evelyn Fox Keler hace una
    lectura muy interesante de la ciencia moderna (Bacon), sobre como se excluyó la
    afectividad(amor) en la constitución de las ciencias modernas, definiendo la relación entre el
    científico y el mundo a través del casto maridaje, desde la sumisión y la violación. El problema
    estriba en cómo se establece la relación, no en el amor en si. Como diría Carol Pateman, en su
    Contrato sexual, el matrimonio implica un contrato, que en sí no es un contrato, ya que se define
    como un contrato de esclavitud. El pacto depende, de la capacidad de decisión, del contexto
    limitador, y la autonomía de negociación.
    Por ultimo una cosa fundamental, Bed y Annie para nosotras son como Medeak, un
    grupo político, dos activistas que siguen currando a los 55. También decir que, cómo explicaron
    ellas mismas, sin el seguro médico de Bed, Annie no hubiera podido acceder al tratamiento
    médico para su cáncer de mama. Estas activistas siguen haciendo política, hablando de porno
    feminista y haciéndolo desde una edad en las que el cuerpo de las mujeres ya no existe, ya no se
    las considera activas sexualmente, la menopausia ese ritual hormonal de castración, niega la
    sexualidad a las mujeres de cierta edad. Solo te ha faltado decir, “El amor es heterosexual y
    femenino, una mierda de mujeres�. Las relaciones, el amor, el sexo, el cuerpo… siguen siendo
    los grandes temas, las políticas no termina en la piel, las palabras se tatúan, pero creemos que las
    cosas pueden cambiar. AUPA LOS CUERPOS INSUMISOS!!!!!
    MEDEAK


  66. Ave, si he leido a waal en etologia y en las clases de primatologia. aunque lo veia demasiado determinista. me gustan mas libros dentro de la teoria science for liberation o science for the people. bellas y bestias es un libro acojonante que muestra como usamos nuestras concepciones humanas para interpretar lo que vemos (macho alfa, y todas esas memeces). Tambien me gustan los libros contra la sociobiologia como los de lewontin o gould. tiro mas por esa rama de pensamiento.

    aun asi mi critica al amor como decia es solo social, como herramienta social, nunca como juicio a las emociones que cada uno siente.


  67. Pickman: plas plas y más plas. Yo no habría sido capaz de decirlo así, pero creo que quería decir más o menos lo mismo….


  68. Y es que lo que servidor encuentra más irritante de Foucault y compañía (Butler, de Lauretis y demás) es su empeño en convencerte de que, en el fondo, eres igual que ellos. Aunque no lo sepas. Aunque no quieras.

    Nunca más de acuerdo… Y con lo de Leonor de Aquitania también…
    Por cierto la frase es: “The Master’s Tools Will Never Dismantle the Master’s House”, más elegante que esa traducción… En todo caso me irrita un poco esta manipulación porque que alguien me diga en que parte de ese texto Lorde se refiere al amor como una “arma heterosexista o heteropatriarcal”. En fin para el que quiera, este es el texto de Lorde, una mujer que por otro lado no se caracterizó por negar el amor. A lo mejor le vendría bien a Saez darle una repasada a “Lo Erótico como Poder” antes de citar a Lorde tan fuera de contexto.

    Y ya solo por curiosidad ¿Que tiene que ver Sáez con la FELGTB? A este paso hasta los extraterrestres formarán parte de una conspiracion comandada por la FELGTB… Madre mia es que ni los del acido borico son tan machacones…


  69. Si a mi javi no me pega mucho en la FELGBT. pero bueno no entiendo muy bien como una contestacion a un articulo teorico de javier acaba metiendose con la FELGBT…

    no se, a mi en principio me parece que al menos la critica de javier va bien encaminada aunque lo de denominarlo heterosexual como una forma de demonizarlo no me va mucho..


  70. dlareg, el artículo me parece brillante, pero el término no es que sea muy atinado, no. “Patriarcal”, habría quedado mejor, o incluso “heteronormativo”, si no tuviera tantas sílabas :P


  71. Os cuento: lo que tiene que ver Javier con la FELGTB es que la fantástica campaña contra el SIDA (de las pocas campañas contra la pandemia) que está haciendo: “OSOS, especie protegida” lleva el sello de la FELGTB. Tan simple como eso.

    Entiendo (a la vez que me resulta penoso y lamentable) que se quiera machacar con críticas a quien escribe lo único que se ha dicho sobre un encuentro que ha pasado totalmente desapercibido. A fin de cuentas el excelente artículo de Javier les ha robado protagonismo…

    Y sigo pensando que las ideas que da Javier en su texto, como expuse más arriba en un post, son totalmente acertadas y llenas de sentido.
    Creo que sólo basta con meditar un poco, sin pasión ni prejuicios, para darse cuenta de ello.


  72. Sí, Pickman, eso es cierto. Pero ¿no digas que afirmar: “El amor es heterosexual” no es más rotundo e invita más a la lectura de algo que a priori nos chirría a todos que si utilizas otros términos que quizá se corresponden más con el contenido del texto?.
    Nada más que ver el resultado: setenta y pico posts debatiendo sanamente (sin insultos, trolls ni chorradas) sobre el tema.
    Javier, que sabe mucho, ha hecho lo que quería: con un titular impactante y un contenido certero crear un debate sobre algo que es absolutamente tabú, intocable e incuestionable.


  73. Yo pienso lo mismo. Un titulo impactante invita claramente a leer algo, y luego si el contenido es interesante mejor que mejor.


  74. recocozcámoslo, de todos los post que ha habido en esta página web es en la que se ha creado un debate interesante (salvo alguna excepción que no nombraré para no deshacer el Karma) en ambos bandos con mucho respeto sobre un tema que ni siquiera nos habíamos planteado; quienes están a favor del texto han tenido de dónde partir con su argumentario y quienes están en contra han tenido que defender usando argumentos para algo que hasta ahora se daba por hecho. Llevo tiempo diciendo que lo que necesita la comunidad LGTB es debate que no daña a nadie sino que nos beneficia a todos.


  75. Gracias Mercedes por recuperar el texto de Lorde, precisamente el Sister/Outsider es el único libro suyo que aún no he podido recuperar (hasta septiembre, nada) y se me llevaban un poco los demonios viendo cómo esa frase está absolutamente sacada fuera de contexto, como cuando uno busca citas célebres en cualquier buscador y las pega porque quedan bien. Lorde hablaba de otra cosa, y como tú dices, no fue Lorde precisamente una mujer que rechazara el amor en ninguna de sus formas y expresiones. La pobre era bibliotecaria, bollera y negra, no postmoderna. Pero hay gente que no se cansa de mal utilizar (para mí, maltratar) sus escritos.


  76. Creo que deberiamos Avecilla por una iniciativa personal y quijotesca :-P ver como podemos publicar aqui los textos de lorde de lo que solo se ha publicado una pequeña parte en español. Yo me doy de golpes con mi escaso dominio del inglés porque creo que leerla es fundamental, sobretodo para que no la incluyan en ciertos postulados que nada más lejos de su pensamiento.


  77. Sería cuestión de verlo/hablarlo. La verdad que no sé muy bien quién tiene los derechos (¿?).


  78. Vistas las respuestas dadas al artículo de Javier y vistas las sesudas argumentaciones. Creo que no merece perder el tiempo en defenderse de tanto insulto e imprecisión. Como bien ha resumido una buena amiga que no ha querido entrar al trapo lo mejor que puede se decir a las detentadoras del amor es: “psssssssssssssssssss!!! Oigan todos sus pensamientos y escriban su obra maestra en un rincón”

    Creo que Javier no se merece tamaña sarta de improperios y descalificaciones. A las que seguimos creyendo en el debate y el pensamiento critico, nos sigue interesando hablar de esto y tantas mas cosas. Las que creemos en el debate seguiremos planteando temas que nos siguen preocupando: que politicas se encuentran en estos espacios a los que se reduce lo queer? Que lugar ocupa el bussines en las agendas políticas? Como en los espacios institucionales, muertos, se ven legitimados por la complicidad de analistas de practicas subversivas? Acabara el activismo como una muestra de diferentes charlotadas que se expliquen luego ex cátedra? Se va a hacer del feminismo y de las luchas de las minorias sexuales una nueva secta de adoracion a un guru, o una nueva psicología de autoayuda new age?

    Son temas que creo se pueden comentar, a menos que pongan en peligro un futuro contrato o actuación.

    Creo que esto servirá para situarnos y saber un poco mas sobre nosotras mismas.

    Por lo menos esta dosmanzanas donde por lo menos hay algo de categoría intelectual y no tanto exabrupto.

    También la pagina de Javier, en donde se puede ver parte de su implacable trayectoria, su deseo de ver a las lesbinas muertas, su defensa de la Felgt y como trata de Bobos a la gente que admira y que tan mal trato le da.
    http://www.hartza.com/QUEER.html


  79. Sejo: ¿podrías explicarte un poco más?


  80. Ostras, ni falta. Acabo de leer algunas de las “reacciones” al escrito de Hartza en su página y he alucinado (para mal), además de la reacción de MEDEAK que acabo de leer y que me parece absolutamente exagerada e innecesaria (no diré nada de la forma de escribir porque luego me llaman “talibana ortográfica” o cosa peor).

    Que digo yo, una cosa es que el texto de JS a mí me parece cuando menos poco acertado en algunas de las cosas que dice, incluso cómo lo dice (ese título, ese título) o en el uso (para mí) extraño de esa frase de Lorde. Que no, que no estoy de acuerdo en algunas apreciaciones (especialmente las referentes al maltrato, por ejemplo)… pero ¡coño! (nunca mejor dicho), también lo veo como una propuesta que invita a la reflexión, y creo que aquí ha habido argumentos tanto en contra como a favor que al menos por lo leído aquí en DM contribuyen a enriquecer su texto sin necesidad de insultar.

    Yo no conozco a JS, hace algún tiempo que me desvinculé del mundo académico y ni ganas tengo de volver, pero está claro que se pueden decir las cosas sin insultar. Amos, digo yo. Y dudo mucho que JS quiera ver a ninguna lesbiana muerta (¿¿¿????!!!!).


  81. oh oh mi mensaje se quedó en la cola del spam. decía:

    Ostras, ni falta. Acabo de leer algunas de las “reacciones� al escrito de Hartza en su página y he alucinado (para mal), además de la reacción de MEDEAK que acabo de leer y que me parece absolutamente exagerada e innecesaria (no diré nada de la forma de escribir porque luego me llaman “talibana ortográfica� o cosa peor).


  82. Que digo yo, una cosa es que el texto de JS a mí me parece cuando menos poco acertado en algunas de las cosas que dice, incluso cómo lo dice (ese título, ese título) o en el uso (para mí) extraño de esa frase de Lorde. Que no, que no estoy de acuerdo en algunas apreciaciones (especialmente las referentes al maltrato, por ejemplo)… pero ¡coño! (nunca mejor dicho), también lo veo como una propuesta que invita a la reflexión, y creo que aquí ha habido argumentos tanto en contra como a favor que al menos por lo leído aquí en DM contribuyen a enriquecer su texto sin necesidad de insultar.


  83. Yo no conozco a JS si bien hace años que leo todos sus trabajos y los del GTQ, hace algún tiempo que me desvinculé del mundo académico y ni ganas tengo de volver, pero está claro que se pueden decir las cosas sin insultar. Amos, digo yo. Y dudo mucho que JS quiera ver a ninguna lesbiana muerta (¿¿¿????!!!!).

    perdón por ponerlo a cachos pero me lo mandaba a la cola.


  84. Sejo, yo en este hilo no veo descalificaciones por ningún lado…


  85. Ave: me acordé de ti cuando lo leí; con turbante. :)


  86. ave

    Estoy muy liado estos dias pero los chicos de la foto quieren hacerte llegar su agradecimiento. Les ha gustado mucho

    Muac


  87. Pickman: el post de Sejo es el mismo que hay en la página de Javier y creo que se refiere a otros comentarios. No a los de DM que el propio Javier recoge en su página imagino que para “ilustrar” las reacciones a su escrito.


  88. ZZZZZZZZZZZZ ROYO!!!!

    :)


  89. “SI QUERÃ?AS UNA NIÑERA HABERTE CASADO CON MARY POPINNS” decía la protagonista de “Todo por un sueño” de Gus Van Sant. Y esto viene a cuento del debate que se ha montado por un asunto que trae cola. La sociedad es heterosexual y una de sus instituciones más sacrosantas es el amor y en torno a él se han creado plataformas, matrimonios, familias… no queremos ser clónicos de nadie. Podemos amarnos pero mantened vuestras leyes de nuestros cuerpos. Pedro ama a Eva, Eva ama a Adán, yo me quedo con la serpiente. Que puede amar a otra serpiente mientras otros debaten sobre peras, manzanas o frutas prohibidas.


  90. Pero Eduardo si la serpienten “ama” por más que sea a otras como ella cae (o simplemente está) en el discurso de los Adanes las Evas y las manzanas…
    Quizá la serpiente lo que tiene que hacer es seguir reptando y siseando a su gusto con otras serpientes sin encasillarse en el discurso/criterio del “amor” tipo Adá/Eva/manzanas para no acabar siendo clon reptante de ellos.
    De lo que se trata es de, sintiendo y viviendo lo que a cada cual le de la gana, superar el concepto y las formas de “amor” de los heterosexuales.


  91. Ehh no he entendido muy bien el post de sejo.

    He estado leyendo un poquito comentarios por la red sobre el tema. Y cada vez el tema me parece más interesante. Y esta teniendo abstante repercusion en el pequeño mundo LGBT de foros.

    Voy a separar como siempre las relaciones afectivas individuales de los patrones que la sociedad nos marca y nos hace creer (a mi tambien, que no quiero que suene como que vengo a darlecciones desde la superioridad, algo que se ha criticado a lxs que hemos tomado postura por javier). Son esos patrones para lo que yo uso el termino Amor. Amor es un termino, un concepto, una idea, y por tanto va cargado de muchisimo ideario social. de constricciones y normas sobre como hemos de amar. Tiene un contenido en si mismo, en abstracto, se puede opinar sobre el amor, darle un valor y una prioridad.

    El amor así, se convierte en algo deseable que si no se consigue frustra. Se asocia a la perfección creando problemas en la aplicación real de la relacion (ya que señorxs, todxs cagamos y eso no va unido a la idea de amor, desvia de lo deseable). Se convierte en un bien necesario, con lo que mejor mantener una relacion disfuncional que estar solterx. Se vuelve exclusivo retirando a otra gente de nuestra red cercana. La persona se vuelve dependiente de un solo factor, algo bastante peligroso. Y toma prioridad sobre otros valores que son tan o mas necesarios.

    Otra cosa es que las relaciones afectivas sean malas. El problema es como de afectadas se encuentran por la idea de Amor. Las relaciones han de ser un acuerdo tomado por las personas que de ellas participan. Poniendo sus propios limites y beneficios. Pero se ha de intentar desligarlas de esa ideologia amorosa de exclusividad, importancia, necesidad. Y entonces todxs seremos más libres de establecer nuestras relaciones de forma consciente y maximizando el bienestar, el apoyo, la libertad y el colectivismo para todxs las que de esa red afectiva se nutren.


  92. Pues yo creo que lo importante es que la serpiente haga lo que se le pegue la gana, inclusive amar. Yo coincido en no estar de acuerdo con buena parte de los postulados de este artículo. Coincido con Nuria en que por mucho tiempo justo el discurso homófobo se ha afincado precisamente en el hecho de que nuestras relaciones no pueden verse ni llamarse desde el punto de vista del “amor” porque el amor es heterosexual y desde ahí veo que con postulados diferentes este tipo de propuestas llega al mismo camino y en cierta manera termina haciéndole el juego al dircuso heteronormalizante.

    Creo que el amor no es heterosexual ni de lejos como creo que cada quien tiene el derecho a plantearse el tipo de relación que le apetezca con amor o si amor, entre 2 o entre 20 o con ningun@. Pero lo que no entiendo es que quienes decidan plantearse una relación a dos basada en ese concepto que socialmente se da por llamar amor estén de repente contribuyendo al heteropatriarcado, el heterosexismo, la heteronorma. Menos que estén utilizando “las herramientas del amo” no sólo porque esa expresión de Lorde ni de lejos encaja sino porque si hay algo que la sociedad heterosexual jamás ha utilizado para interelacionarse con aquello que consideran “diferente”, ese algo es precisamente el amor.


  93. Estoy de acuerdo contigo en algunas cosas dlareg pero ese “amor” como construcción social que ha sido idealizado, inalcanzable que termina siendo objeto de frustración si bien puede ser un concepto heterosexual también lo es que es justo a la heterosexualidad a las que afecta más ese tópico. El otro día leía en no se que página sobre las diferencias de edades en las parejas lgtb y como es verdaderamente frecuente ver diferencias de edad significativas entre muchas parejas y lo mostraban, no entiendo porqué, como algo curioso. Si ya nos saltamos el tópico de que uan relación de afecto es solo entre un hombre y una mujer, supongo que los otros tópicos/barreras como las edades, razas, etc, son también fácilmente franqueables.

    También depende supongo de puntos de vista. No todo el mundo ve el amor como algo ligado a la “exclusividad, importancia, necesidad”. Y cuando dentro del concepto matrimonio que es donde por excelencia encuentras esas expresiones, se construye de esta manera, no es algo ligado al amor y si a las “obligaciones”. Es un discurso que nada tiene que ver con el amor y de hecho no ha cambiado o ha cambiado muy poco desde las épocas en que la mayoría de las uniones de pareja se hacían por razones bastante alejadas del “amor”. Creo que es un error relacionar el amor con este tipo de conceptos simplemente porque pertenecen más a esas normas opresoras que creo el heteropatriarcado. Madre mía si es que ahora mismo podría decir sin lugar a dudas que si hay algo poco heterosexual, a la vista de la historia, ese algo es el amor.

    A pesar de ser uno de los mayores y más dañinos reprimidos de la historia, la epístola de Pablo a los Corintios solo podía ser escrita por alguien que dejó que de su interior fluyera un sentimiento marcadamente homosexual. En fin… Desbarro… Hoy estoy espesa :-D acabo de tener una entrevista de radio y me da que he terminado hablando en Arameo :-(


  94. dlareg:

    El amor así­, se convierte en algo deseable que si no se consigue frustra. Se asocia a la perfección creando problemas en la aplicación real de la relacion (ya que señorxs, todxs cagamos y eso no va unido a la idea de amor, desvia de lo deseable). Se convierte en un bien necesario, con lo que mejor mantener una relacion disfuncional que estar solterx. Se vuelve exclusivo retirando a otra gente de nuestra red cercana. La persona se vuelve dependiente de un solo factor, algo bastante peligroso. Y toma prioridad sobre otros valores que son tan o mas necesarios.

    ¿Crees que hay mucha gente que cree/siente el amor así? ¿O es más un amor que todos vemos como peliculero y cursilón?


  95. Escribo esto porque no me puedo creer los artículos de respuesta de Virginie Despentes, Beatriz Preciado y el colectivo Medeak que acabo de leer.
    No me creo lo que he leído.
    El articulo de Javier Saéz, El amor es heterosexual, es un artículo teórico y un aviso para caminantes, polémico como muchas cosas de Javi, y la reacción que ha desencadenado es relativamente normal. Pero no entiendo esa reacción. Y todavía menos por parte de Beatriz Preciado, que en Manifiesto Contrasexual pedía que se prohibiera el matrimonio, mientras Javier y yo nos estábamos casando (o registrando de pareja de hecho, que era lo único que había entonces). Leímos el Manifiesto y no nos sentimos “afectadosâ€? ni sentimos descalificada nuestra relación. O a lo mejor sí, aunque no fuéramos tan importantes como Sprinkle o Despentes. Pero por lo menos no nos sentimos ni tan afectados ni tan descalificados. Quiero decir que Javier ha sido un compañero buenísimo durante los siete largos años que estuvimos juntos: el amado perfecto, cariñoso, sentimental, afectivo, mimoso, y que he vivido con él uno de los amores más hermosos que nadie pueda tener. Perdón, no lo “quiero decirâ€?, es que lo digo a voces. Así dicho, con la misma palabra: amor. Me gustaría que Beatriz pensara mientras digo esto en el amor que ella tenía en aquel momento. Y ahora tener que leer que Javier, precisamente Javier, quiere ver muertas a las lesbianas simplemente porque ha habido un problema semántico, me da más que miedo. No sé a quién demonios le está hablando Virginie Despentes, pero desde luego a Javier Sáez no es: ni lo conoce ni lo ha conocido nunca ni tiene por qué conocerle. ¿Pero a quién le habla Beatriz? Vamos, que yo me estoy casando y celebrando de una forma “ritualâ€? mi relación con Javier Sáez, y en eso momento leemos a Beatriz y su petición de prohibición inmediata de todo tipo de matrimonio, y decimos “mira lo que dice Beatriz, esto hay que pensarloâ€?… Y ahora me encuentro con un ataque personal de Beatriz a Javier, y además moviendo a toda su industria, incluyendo a su mujer, Virginie, justo por decir más o menos lo mismo que ella dijo hace poco… Vamos, por lo que más quieras, Beatriz: toma tierra y piensa. Javier vivía por y para ese tipo de relación -llámesele amor o pareja o hasta matrimonio- que ahora Beatriz Preciado defiende con una rabia inusitada, precisamente contra él, contra Javier, no contra lo que ella haya vivido o tenido, sino contra Javier. Y yo es que me parto de la risa por no llorar… Tuvimos él y yo largas conversaciones sobre esa idea de Beatriz de prohibir completamente el matrimonio, una idea ni tan cañera ni tan sorprendente ni tan original porque media teoría queer llevaba diciéndola no sé cuánto tiempo, y en su momento Javier y yo relativizamos y ahondamos y pensamos en lo que decía y nos lo aplicamos…
    No tengo la menor idea de qué tipo de buenas vibraciones luminosas y buenrollistas se están montando ahora en el entorno de Beatriz, pero Javier y yo teníamos las nuestras… Y no atacamos entonces el Manifiesto Contrasexual, ni ganas que teníamos, no escribimos para decir que quería ver muertas a todos los mujeres hombres maricas bollos casados, que es de lo que le acusa l pareja de Beatriz, Virginie, precisamente la directora de “Fóllameâ€?. Al contrario celebramos el Manifiesto como un libro fundamental… Pero a pesar de eso, ahora, muy pocos años después, voy y me desayuno con esto que Virginie y Beatriz dejan caer, así como muy ofendidas personalmente. Yo no entiendo nada y, perdonadme, pero esto no es un juego limpio, me pongo a buscar intereses por todas partes, a intentar entender. Y desde luego por la teoría no me sale nada: el planteamiento sobre la validez del matrimonio, sobre lo que la cultura occidental ha llamado amor prácticamente desde el siglo XII, no es que haya estado en la teoría queer de las narices, es que ha estado en cualquier reflexión literaria o artística o narrativa o filosófica desde entonces hasta ahora, por ejemplo en el Manifiesto Contrasexual… ¿Entonces qué pasa? ¿Que estamos ante una nueva gurú del flower power que va cambiando su mirada según sea el movimiento ideológico que más le conviene cada año? ¿O ante la apóstol queer que de repente se tira al cuello de Javier, mientras le dice que lo quiere, a ver si así consigue hacerse todavía más apóstol o hasta pasar a mesías queer? No quiero pensar eso, no quiero que sea eso y esa no es la imagen que quiero tener de Beatriz ¿O estamos ante alguien que se ha asustado precisamente porque ha vivido hace muy poco lo terrible y lo dañino que puede llegar a ser el amor, exactamente como indica el artículo? ¿O ante alguien que, como todo el mundo, no está seguro al cien por cien de la forma en la que vivimos, sobre todo cuando la forma de vivir ya le ha jugado, como a todos nosotros, unas cuantas malas pasadas? El artículo cabrea por lo mismo que Fóllame de Virginie Despentes cabreaba a los críticos: porque refleja, sin querer ser amable, muchos conflictos propios que no queremos ver, saca mucha mierda de dentro. Si al poder no le gusta lo que refleja el espejo, ¿qué suele hacer?: pues romper el espejo, lo mismo que la crítica hizo con Virginie y lo mismo que Virginie está haciendo ahora. Eso es microfascismo. Es como si sólo hubiéramos vivido después de los dos últimos versos de “Non, Je ne regrette rien” y nos obligaran a compartirlos mediante denuncia exaltada y amenaza de exclusión social en plan vigilar y castigar. Tenemos que compartir por exigencia del grupo todo el ideario sentimental de la canción de Piaf: nos han pasado cosas horribles a las que en su momento llamamos amor, pero no importa, eso no era amor que me equivoqué, pero aunque me equivoqué, no me arrepiente de nada y además, le decimos al nuevo o a la nueva, Aujourd’hui, ça commence avec toi… Y ay de la que nos recuerde algo, o de la que intente pensar por qué nos pudieron pasar a cualquiera de nosotros esas movidas, de la que intente hablar sobre en qué laberinto cultural nos podemos meter con esto de santificar el amor: le zampamos para empezar esa carta de Virginie Despentes y esa rectificación de las Medeak y todo el arsenal ideológico que haga falta. Quiero explicar, quiero entender esta mala baba (¿era eso lo de baboseo?), pero las razones me van dando igual, porque todo esto me recuerda espantosamente a las reacciones contra la gente que niega la religión verdadera, o la existencia de dios, o que blasfema contra el santo nombre, o que no se acaba de creer del todo lo que se dice en la misa. El último tabú no parece ser el amor, sino pensar sobre el amor de una forma no religiosa. Y las respuestas parecen peligrosamente las del sínodo de obispos ante una blasfemia. O las de un tribunal de inquisición ante una lectura “equivocadaâ€? del libro santo. ¡Si es que lo de agradecer Testo Yonqui a Jodorowsky parece que ha acabado endeudando demasiado a Beatriz! Igual que el buenrollismo de Disney, las respuestas a El amor es heterosexual me suenan a microfascismo ¿Y por qué? ¿Qué ha pasado? ¿Que a lo mejor resulta que a la profeta le ha dejado de gustar Javier Sáez? Y perdóname por llamarte así, Beatriz, pero todo esto me suena a un rollo como de alumnos de los maestros ascendidos… De hecho lo del artículo modificado de Medeak, me da muchísima risa: cambiar de un día para otro un comentario crítico pero amable sobre el texto para convertirlo en esa sarta de malas interpretaciones y además hacerlo justo después de las cartas de las líderes. En fin, es de traca. O más bien, de hoguera: los muchos años conviviendo con verdugos me ha dado, como a muchísima gente, una capacidad muy poco heterosexual: sé reconocer una jauría en cuanto la huelo de lejos. Y esto lo es. Si la teoría queer o la ex-teoría queer, o lo que quiera que sea esto, sigue así: yo me apunto a la Cienciología o a los Niños de Dios o al Opus o a algo menos nocivo.
    Y una cosa más: ya he dicho que Javier está intentando expresar simplemente en el texto la necesidad de una genealogía del amor. Pero del árbol caído todos hacen leña: tirarse sobre Javier de esta forma y en un momento como el actual, después de la durísima muerte de Paco Vidarte, justo en medio de la enfermedad por la que está pasando precisamente el hombre que Javier ama, y hacerlo además únicamente por ahondar un planteamiento teórico que lleva repitiéndose muchísimo tiempo, me parece ruin, cruel, alejadísimo del buenrollismo happy que se quiere aparentar. En estos momentos veo muchísimo más necesaria que una genealogía del amor, una genealogía de la caza de brujas.
    No conozco a Virginie y me reservo la opinión sobre las razones de su carta, aunque las tengo, por supuesto. Pero Beatriz, por lo que más quieras, a ti si te conozco, y te he leído y creo que hasta te he querido: pon los pies en el suelo de una vez, toma tierra… Aunque sea con rituales.
    e articulo de Javier Sáez…


  96. De acuerdo con Mercedes: el heterosexismo ha pretendido apropiarse de toda realidad social y humana, excluirnos a los no heterosexuales del mundo. Para el discurso heterosexista, la familia, el matrimonio, la pareja estable, el amor y hasta el sexo (lo nuestro, dicen, no es sexo, sino ‘psicopatología sexual’ o, en lenguaje llano, ‘vicio’ y ‘cochinadas’ inexcusables) son exclusivamente heterosexuales. Frente a la imposición de ese discurso, la lucha de los LGTB ha sido reivindicar nuestro lugar en el mundo y en la sociedad, ir reclamando la parte que nos toca de todo aquello de lo que se nos ha excluido o querido excluir: el sexo, el amor, la pareja estable, el matrimonio, la familia… Naturalmente, ello ha implicado una serie de redefiniciones: para empezar, hemos tenido que redefinirnos a nosotros mismos, pues la definición que nos asignaba el heterosexismo era incompatible con nuestra dignidad, nuestra igualdad y nuestros derechos humanos y civiles. A partir de ahí, lo lógico es ir redefiniendo también nuestra relación con la sociedad, lo que implica redefinir asimismo los diversos conceptos (‘sexo’, ‘amor’, ‘pareja’, ‘matrimonio’, ‘familia’…) que existen en nuestra cultura y en nuestro lenguaje.

    Lo que es heterosexual es el concepto de ‘amor’ que ha dominado nuestra sociedad durante siglos, pero nadie nos obliga –aunque desde luego el heterosexismo querría poder hacerlo- a dejar ese concepto intacto. Tenemos derecho y capacidad para modificarlo, para hacerlo nuestro; para vivir el amor a nuestra manera: nuestro amor.


  97. Mercedes desde el principio he dicho que no estaba de acuerdo en llamarlo heterosexual, primero porque creo que afecta a todos los colectivos y segundo porque juega a la demonizacion de lo heterosexual.

    Creo que en principio el colectivo LGBT es mas propenso a romper barreras impuestas sobre las relaciones afectivas. Ya que la marginación y haber tenido que enfrentarse a la norma y a no pertenecer al grupo “moralmente aceptado”, asupone una recalibración y replanteamiento de aquello que la sociedad nos inculca. Eso no quiere decir que en principio como miembros de esta sociedad todxs nos vemos afectados por la presion dogmatica sobre el amor. Por eso siempre hablo del amor en abstracto (no del aplicado) y de las consecuencias sociales y emocionales que tiene la hegemonia de esta ideologia. Que creo son realmente nefastas.

    Zare sinceramente creo que la gran mayoria de las personas coinciden en aceptar ese dogma como la idea personal de amor. Tambien creo que es esa idea (hollywoodiense, becqueriana) frente a la que comparan el hecho real de su viviencia. Lo que produce la mayor parte de los problemas de relacion interpersonal “de amor”. No todo el mundo acepta esos dogmas amorosos al 100% pero hasta cierto punto creo que la mayoria acepta casi todos completamente y los demas en cierto grado. Celos, dependencia, necesidad, atontolinamiento, exclusion…

    Como decia cada persona decide entablar unas relaciones sociales afectivas al modo que quiera y pueda consensuar (y eso es totalmente respetable). Pero la relacion “amorosa” (aquella que el propio sujeto y su entorno asocia al dogma de amor)tiene una serie de normas y constricciones muy superior a cualquier otra relacion electa (las relaciones no electas como las familiares tambien tienen un altisimo grade de imposicion normativa moral). Lo que creo es que como ejercicio de activismo social se han de derrumbar esas normas y conceptos para sentir mas libremente…


  98. Cuando hablas de exclusión, ¿en qué estás pensando? ¿En la monogamia? ¿En “Esta tarde no salgo con vosotras porque Pepe libra”? El post habla de “insolidaridad”, que no sé si es lo mismo.

    Para mí, el amor pintado así es más como de los 50 o de la angustia de Briget Jones, que el amor y la idea de amor que percibo predominante en mi entorno. De todas formas, veo este debate desde la barrera; me faltan muchas claves para entender la profundidad de lo que se está ventilando.


  99. Pues hablo de ambas la exclusion a “amar” de la misma forma a otrxs. y la autoexclusion de otra vida. Esta claro que no todo el mundo sufre esta exclusion pero el compromiso “especial” y “necesario” hacia la pareja fomenta esta exclusion. Y tambien fomenta la exclusion participativa social en temas de solidaridad, activismo y lucha.

    Por supuesto, repito no todo el mundo se ve afectado por estas imposiciones amorosas ni en el mismo grado. Pero si que es una tendencia constante de la relacion de pareja. Esta claro que es una vision hollywoodiense, pero eso no hace mas que fomentar el mito social. No creo que estemos inmunizados a este bombardeo cultural normativo sobre el amor, sus formas y sus usos.


  100. El amor correspondido es algo muy deseable porque conlleva una sensación de plenitud, por limitada que pueda ser en el tiempo. Ahí es nada: una persona me atrae profundamente, en lo más esencial, y yo también a ella.

    La aspiración a disfrutar de esa vivencia (que hemos conocido en otros) es profundamente humana. Otra cosa es que a veces se utilice esa palabra sin ton ni son, en función de los condicionantes sociales o como objeto de consumo.

    Para mí hay una prueba de la autenticidad de ese sentimiento en una pareja: son mejores que antes, quieren más a sus amigos y conocidos; es decir, se reproducen en lo mejor que tienen.

    Desde luego, adjetivar todo esto con lo de “heterosexual”, “homosexual” o “canario” me parece de un reductor que asusta.


  101. …”la aspiración a disfrutar de esa vivencia (que, al menos, hemos conocido en otros)”, quería decir.


  102. Entre la carta de Javier Sáez (cuyos escritos me parecen siempre muy interesantes, aunque no comparta algunos de sus puntos) como los comentarios a la misma, tanto a favor como en contra, están generando un debate de lo más interesante y que es una auténtica gozada leer.

    Pero me gustaría subrayar el comentario de Nemo: el amor no s heterosexual. Lo que es heterosexual es la idea de amor que el heterosexismo ha intentado imponer a lo largo de los siglos.


  103. Me llama la atención que entre los defensores del texto hay en realidad interpretaciones del amor muy distintas a las que hace Saez en el suyo. No sorprende porque en realidad hay tantos amores como puntos de vistas sobre el tema. En todo caso, creo que el texto de Sáez, con todo el respeto que le tengo es bastante impositivo y un poco descalificador y coincido bastante con los argumentos de Pickman. En todo caso animo a leer la respuesta que Beatriz Preciado xon la cual, extrañamente estoy de acuerdo casi de la A a la Z y también con la respuesta de Virginie Despentes con la que no coincido nunca, tampoco esta vez pero hay un par de frases que pueden responder muy bien al texto. .

    …”tu carta no me ha sorprendido: en realidad, en la cultura heterosexual dominante no es difícil encontrar tíos tan generosos como tú para explicarnos lo idiotas que somos con estas tonterías del amor, del romanticismo y de la ternura. En la heterosexualidad también son corrientes esas lecciones de inteligencia superior que a mí me parecen lecciones de buena conducta y advertencias de policía. Pero tú, como no eres heterosexual, no te pareces a ellos, porque vigilas demasiado tu actitud como para caer en una trampa tan evidente.

    Qué te crees, ¿que eres el primero que piensa en destruir o en criticar el amor? Prefiero pensar que bromeas. Pero, por favor, mira un poco dentro del mundo heterosexual antes de citarlo en cada frase. En el mundo heterosexual que yo conozco, amor es una palabra tonta, para las chicas idiotas. Sin embargo, tu discurso sobre la libertad, la independencia, las redes de amistad… lo encuentras en la cultura heterosexual si buscas cinco minutos. Ese es en realidad el discurso masculino heterosexual dominante sobre las chicas”

    . Virginia Despentes

    “…Yo lo que he sentido en tu texto es que nos tratabas de bobos: como si yo no supiera la crítica que Foucault y Butler pueden hacer a las estructuras normativas en torno a las que se construye la noción heterocentrada de amor. Pero no te olvides que Foucault tenía a Daniel y que Butler está casada con Wendy y tiene un hijo con ella. ¿Qué es lo que tanto te molesta? ¿Acaso desde la cultura feminista y queer no podemos transformar el amor, la pareja y la filiación como hemos transformado la masculinidad, la feminidad o el sexo? Hay que sobrevivir y nuestras vidas, tú lo sabes también como yo, son frágiles. Y ya basta de esa ecuación heterosexual= mal, es demasiado fácil. Como si nosotros no tuviéramos que aprender a relacionarnos, a amar, como si inventar nuevas formas de afección fuera tan sencillo. También he percibido en el texto una cierta forma de vigilancia: cuáles son las relaciones que merecen la etiqueta de políticas y las que no, de queer o no”

    Beatriz Preciado


  104. Chicos de DM he puesto un comentario en este hilo que está esperando moderación… Como están entrando toneladas de SPAM por eso lo advierto… Para que no se pierda :-D


  105. El eje del mal es amor.


  106. A mi las respuestas de Preciado y Despentes no me parecen ni desproporcionadas ni inapropiadas, otra cosa es que me parezcan incoherentes e incongruentes a tenor de lo que en otros tiempos han profesado, aunque debo decir que me alegra el cambio que cuestiona las imposiciones de criterios y las actitudes “vigilantes”, pero en fin parece ya costumbre esto y no solo de Preciado y Despentes. En todo caso lo que si sigo sin poder descifrar es la ilegible respuesta de MEDEAK, sus alusiones a la FELGTB y argumentaciones conspiranoicas entre lo poco que se puede entender…


  107. Impresionante y tremendamente clarificador el post de Marcelo Soto de ayer a las 12:27.
    Sin duda el tema es mucho más complejo que una reflexión y sus opiniones todo ello un tanto descontextualizado.

    Gracias, Marcelo, por aclarar y por el post.


  108. Yo creo que no deja de resultar paradójico que los apóstoles del antipoder (que no se me enfade nadie) anden precisamente peleados a cuenta de…. “ello”. Muy clarificadores los posts, desde luego aquí hay más tela que cortar que lo que sugiere el texto.

    Bright: te leo ahora. De nada :-)


  109. Muy buena acotación AVE… A ver no se porque me late que en esta hoguera de vanidades se cuece mucho más que una reflexión sobre el amor… A mi por el contrario el post de Soto me clarifica poco, será porque no tengo interés alguno en tener claridad en esto. Me parece de dudoso gusto, eso si… Pero en fin, cosas veredes, esto como que estará para verlo desde l abarrera con unas palomitas y cocacola :-D


  110. bastante menos público que ellas y que Javier Sáez, quería decir.
    Gracias, Lobogrino. Descontextualizado puede ser, pero ten en cuenta que el único debate abierto aqui no es ya el debate sobre el amor. Ciertas respuestas abren otro hilo: el paso de la teoría queer a la new age sin pasar por la casilla de salida… Eso sí que es para mi raro y descontextualizado y para decir lo de “cosas veredes…”. Sic transit gloria queer. Si es que alguna vez la tuvo o la quiso…
    También de acuerdo con AVE totalmente: se nos está quedando todo en una hoguera de vanidades que late… Probablemente desde posiciones ajenas ya se esperaba o se veía, pero desde dentro no. Y mira que Paco Vidarte lo advirtió.
    Por cierto: no me lo creí cuando lo señaló, pero cómo lo echo de menos ahora en este asunto.


  111. Marcelo: ya que andas por aquí, permíteme que aproveche para enviarte un beso bien grande y un cariñosísimo saludo.


  112. Mercedes: sabes, porque hemos hablado mucho de esto, que yo no dejé el mundo académico por casualidad. Lo dejé fruto de una larga y, al menos para mí, muy meditada y dolorosa reflexión sobre lo contradictorio que es hablar del antipoder, las luchas contra las represiones, etc. etc. etc. desde cátedras en universidades de prestigio (y no me refiero precisamente a las españolas: la universidad española es una gran piscina de mediocridad en líneas generales), mientras cobras 100.000 dólares al año y te pagan jugosas cifras por pronunciar extraordinarias conferencias donde se sienta cátedra sobre todo y sobre todos. “Ivory tower academicism”, lo llamábamos allí. Yo me bajé, y visto lo visto cada vez estoy más convencida de que me bajé ****muy**** a tiempo. Y ya ves: hoy mismo vengo de hacer piragüismo por el Ebro, que no es tan foucaultiano, pero te lo pasas la hostia de bien y encima no estás todo el día con la enredadera del dichoso poder a cuestas.


  113. Y por cierto: ser antiacademicista no es ser antiintelectual. Más bien al contrario. Últimamente me torturaba en exceso con la cosa del papel de los intelectuales en las sociedades modernas (Gramsci, Said, Spivak), y no le veo solución: el discurso académico sirve para autoperpetuarse, pero no soluciona problemas y hace tiempo que perdió cualquier capacidad de conexión con las necesidades reales de la gente real. Pero no sólo eso: de algunas dicusiones por estos mundos foreriles con maribolleras precarias y otras, he llegado a la conclusión de que yo, pobre bollera de pueblo, nunca podré contribuir en nada a un movimiento en el que si no utilizas palabras como “reasignación de significados”, “empoderamiento” o la dichosa “performatividad” de los hue…., no te comes una rosquilla ni media (o un donuts, lo que prefieras). Que vale, que sí, que ya sé que todos somos muy leídos, que es chachipiruli, que mola mogollón organizar conferencias donde se predica de forma continuada ante los conversos mientras se habla de “empoderamiento” y de sinergias y de hostias. Y al final, qué. Al final resulta que todo se reduce a un “quítate que no salgo en la foto”.

    Pues vaya mierda, con perdón.


  114. Recuerdo a una querida maribollera precaria de nombre ni sé, que en el blog de cierto señor homófobo se dedicó a llamarme “lesbi resentida”, ellas que son tan übertransformadoras, que lo han leído todo, que pueden recitarte a Santa Judith de memoria y más allá. Y resulta que al final, lo único que veo es dogmatismo, dogmatismo y más dogmatismo; el mismo discurso y cero práctica. Empoderamiento, pero de bolsillos y egos y poco más. Pues vale: si esa es la fiesta, yo no voy, gracias.

    Y de aquí, entre otras cosas, toda mi desilusión.


  115. (y sigo pensando)

    Y en este punto es precisamente donde vienen muy, pero que muy a cuento, las palabras de Audre Lorde: ¿cómo coño se desmantela un sistema tan injusto como el sistema educativo actual y todo lo que ello implica sentada en una cátedra de, pongamos por caso, 80.000 dólares anuales con privilegios de “año sabático”, mientras hablas de “performatividad” a niñitos y niñitas blanquitos en su mayoría, que han llegado a la universidad tras pasar una serie de filtros absolutamente discriminatorios (y después de pagar matrículas que rondan los 30 y 34.000 dólares ANUALES). Que me lo expliquen, porque algo no me cuadra. Resulta que los santos de la teoría queer nos hablan de cosas que luego, por un extraño juego de no sé qué, no es aplicable a su mundo, porque ellos sí tienen derecho a ocupar posiciones de poder y privilegio, pero oh, ¡tú no! ¿Contradictorio? No. Es, llana y sencillamente, al atractivo del poder.


  116. Conclusión: el mundo académico es, hoy en día, un engranaje más del poder. Y dudo mucho (muchísimo) que asumir una posición de absoluto poder (normativo, castrante y hasta, en el caso español, con estatus de funcionario del Estado) sea precisamente el camino para cambiar nada.

    Fin. Me voy a cenar y perdón por el rollo.


  117. Para calificar un texto de bueno o malo (independientemente de que esté o no de acuerdo con él) me hago la siguiente pregunta:

    ¿es mejor/peor/distinto el mundo desde la publicación del texto o sigue todo igual?

    evidentemente, las multiples (y desproporcionadas en algunos casos) respuestas indican que el mundo post-texto es distinto, nos ha hecho pensar.

    La sensación que me dan esas respuestas es que Javier ha puesto en evidencia que el emperador está desnudo, como casi siempre, y que siempre habrá alguien más queer que tú. Y eso jode.


  118. Nuevas formas de parentesco
    Viernes, 25 de Julio de 2008

    SON

    Un amparo para el viudo
    Toda una vida juntos en la que trabajaron y se cuidaron mutuamente no sirvió para que Adolfo Adaro pudiera reclamar la pensión por la muerte de su esposo. El recurso judicial, rechazado en primera instancia, espera en Cámara el impulso del Inadi que advirtió que éste es un caso claro –el cuarto de este tipo– de discriminación y se comprometió a gestionar un cambio en la normativa de la Anses para evitar nuevos casos.

    Por Leonor Silvestri

    Adolfo Adaro es un poeta de 67 años que comenzó su relación amorosa con Pedro Cutuli en el año ’78, relación que duró hasta que la muerte los separó, literalmente, 27 años después. Con las ganancias de su primer negocio (una tienda de bijouterie), Pedro y Adolfo se compraron su primera casa. En 1984, bajo el halo del destape de la democracia, abrieron el primer pub gay del país, Teleny. La crisis económica —que no discrimina por sexos— los llevó a la bancarrota y, a partir de allí, subsistieron trabajando de lo que pudieron. Adolfo no volvió a tener un empleo fijo o en relación de dependencia, por eso él fue quien se encargó de cuidar a la madre de su compañero, Doña Vicenta, enferma de Alzheimer, hasta que murió en 2002. En 2005 se unieron en el Registro Civil de la ciudad de Buenos Aires, supuestamente para que las instituciones democráticas los cobijaran cuando ellos mismos no pudieran protegerse el uno al otro. Pedro falleció dos meses después y esa unión poco le sirvió a Adolfo para no quedar también huérfano de la pensión por viudez que le correspondería a cualquier pareja que “hubiera convivido públicamente en aparente matrimonio durante por lo menos cinco años inmediatamente anteriores al fallecimiento�, según dice el artículo 53 de la ley 24.241.

    La Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) se negó siquiera a permitirle iniciar el trámite, alegando que la convivencia entre dos varones, por más civil y pública que sea y por mucho que haya durado, ni siquiera simula un “aparente matrimonio�.

    Adaro presentó un amparo por discriminación en los Tribunales de Seguridad Social para al menos iniciar el trámite y volvió a recibir una cachetada cuando estos tribunales lo rechazaron. Finalmente, el amparo logró ingresar en la Sala I de la Cámara Nacional de Apelaciones de la Seguridad. Por su parte, el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) intervino por tercera vez en casos similares y emitió el dictamen Nº 145/08, que determinó que la Anses cometió un acto de discriminación según la ley, al negarle los beneficios de la pensión a Adolfo.

    “Pedro era la persona a la que yo más quería, siempre me protegía y estuvimos juntos en todo�, recuerda Adolfo. Mientras tanto, ¿adónde va el dinero de los aportes hechos por Pedro, que le corresponderían a su viudo? ¿Y por qué es tan importante para nuestra sociedad que las uniones de hecho simulen “aparentes matrimonios�? Casos como el de Adolfo, que quiere disfrutar de lo que le corresponde hoy y que no tiene tiempo de seguir esperando hasta mañana, demuestran que las instancias de negociación con el Estado por la lucha por los derechos civiles de la comunidad Glttb deben ser revisadas de un modo más efectivo, para poder sortear las trampas que presenta tener como referente al modelo hegemónico heterosexual, y que deja afuera no sólo a uniones de personas del mismo sexo sino a toda una gama de nuevos vínculos afectivo-amorosos: familias de hermanas o hermanos, tríos de amigos íntimos con o sin ejercicio de la sexualidad, madre e hijos que viven con el mejor amigo gay de ella, familias de travestis, y la lista sigue hasta el infinito. Nuevas formas de parentesco que espontáneamente constituyen su deseo por fuera de lo que el Estado puede concebir como deseable.

    Viernes, 25 de Julio de 2008

    A LA VISTA

    Una luz en la otra orilla

    Las parejas uruguayas del mismo sexo que vivan en concubinato están cada vez más cerca de poder adoptar niños legalmente. El Senado uruguayo ya aprobó el proyecto de ley que modifica el Código de la Niñez y la Adolescencia propuesto por el partido oficialista, Frente Amplio. Ahora falta la sanción de Diputados.

    Al igual que la Argentina, Uruguay autoriza a un individuo a adoptar, independientemente de su orientación sexual (que no es lo mismo que su expresión de género), pero si se trata de una pareja, entonces deben estar legalmente casados, y ya sabemos, allá y aquí sólo se pueden casar los heterosexuales. Los opositores al proyecto son los de siempre: el Partido Nacional, la Comisión de Adopción del Movimiento Familiar Cristiano y la Iglesia Católica, que a través de monseñor Luis del Castillo señaló que la prohibición a la adopción por parte de parejas homosexuales “se inspira en la ciencia y en el sentido común�. Esta prohibición no es sólo un acto discriminatorio y un obstáculo para la igualdad de los homosexuales (y de las parejas hétero que no quieren casarse) sino también un acto de crueldad hacia los niños, puesto que muchas personas adoptan como solteras y crían con sus parejas: uno de sus integrantes carece ante la ley de derechos sobre el niño y no cuenta con una manera consistente de protegerlo o conservarlo si algo le ocurriera al otro.

    El proyecto uruguayo es progresivo porque también agiliza los plazos en los trámites de adopción, garantizando que el niño no esté institucionalizado por un período prolongado, e impide la eliminación de la partida de nacimiento para que puedan conocer su pasado, si así lo deseasen. Ciertamente un avance hacia la igualdad que le sigue a la ley nacional de unión concubinaria entre personas del mismo sexo, promulgada por el presidente Tabaré Vázquez.


  119. creo q lo lei algo tarde….

    hace mucho q no leia algo tuyo…

    el maestro de mi maestro decia… las palabras son solo ruidos… lo importante es el contenido q le damos a ellas… creo -yo en lo personal… no atrevo comparar mi opinion con la tuya, ya q tu tienes kilometros de letras mas q yo- q el amor… es lo inefable… lo q no se llena… y si cada uno intenta llenar siempre es diferente el contenido en relacion a la persona de al lado…

    tu quieres matar el amor… te parece una herramienta de control… pero tu lo viviste… tu ya estubiste controlado… q queda para personas como yo, yo creo en amor… no se lo que es… y soy gay… pero busco mi amor… busco el amor gay… ese golpe q te hace ser menos inteligente y mas impulsivo… el amor nos hace dociles… mezquinos…. idiotas… y sin el podemos ser de cierta manera mucho mas productivos… pero es el, el q hace grande a las personas q no se resignan… es el, el q empuja a vivir a miles de almas penadas…
    yo en lo personal… creo en el amor… creo en el amor… entre alguien -q espero- y yo… por q si no fuera asi… mi vida seria solo un plan diagramado…
    tengo 22 años y soy virgen… no tube novio… por q espero a mi amor… tal vez sea un estupido… un iluso… pero como todo ser racional… no puedo vivir en la torre esperando a q mi pelo crezca, dejare de creer en el… algun dia…. pero todavia no…
    recien estoy comenzando a formarme… como alguien gay… y muchas veces de la nada…
    hartza fue una de las primeras pag q entre con tematica queer
    y paco sinceramente… me inspiro con lo poco q lei de el…
    lo siento por el… pero esto es asi… muchos se van muchos otros vendran….

    es solo un comentario… y espero q lo leas… y yo.. en lo personal… necesito hablar con un gay q no sea basico… ^__^-jejeje si supieras lo q cuesta….-

    ah.. cierto… soy de argentina ^__^ un gusto

    atte… yop











Escribe tu comentario

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar en nuestra página. No podremos admitir los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar el comentario poniéndose en contacto con el autor del mismo para comunicarle los motivos.

You must be logged in to post a comment.