Jornadas en torno a Maria-Mercé Marçal, poetisa catalana

h1 Escrito el 12-12-2008 por Raul Madrid

El Palau Robert de Barcelona acoge desde el 11 de diciembre unas jornadas en torno a Maria-Mercé Marçal, considerada una de las mejores autoras en lengua catalana, así como una exposición de fotografías sobre su intensa y comprometida vida.

En 1977 apareció su primer libro de poemas, Cau de llunes (Premio Carles Riba 1976). Desde entonces publica diversos poemarios. Entre otros, Sal oberta (1982) o La germana, l’estrangera (1985). En Desglaç aglutina su obra poética entre 1984 y 1988. También es autora de una novela, La passió segons Renée Vivien, con la que obtuvo los premios Carlemany (1994) y el Crítica Serra d’Or (1995), y en la que narra la vida de Renée Vivien, una autora de origen inglés, que escribía en francés, y que a lo largo de su vida tuvo varias relaciones amorosas con mujeres. En su actividad como traductora, aporta al catalán obras de Colette, Yourcenar y Leonor Fini.

De 1979 a 1985 coordina la sección de Feminismo de la Universitat Catalana d’Estiu de Prada y se implica en numerosas iniciativas culturales de índole independentista, feminista y lésbica. Algunos de sus poemas son musicados por cantantes de la Nova Cançó. En 1980 colabora en la fundación de Nacionalistes d’Esquerra, pero paulatinamente se decanta por una militancia netamente cultural, y en la tarea de la recuperación lingüística. El mismo año nace su hija Heura, y afronta la maternidad en solitario.

Si queréis saber más sobre María-Mercé Marçal, podéis encontrar información muy completa en la página dedicada a ella en el portal lletra.com.

Me resisto a terminar esta noticia sin incluir un fragmento de la obra de Marçal, así que aquí tenéis este poema que he encontrado traducido al español.

Te amo cuando te sé desnuda como niña,
como una mano abierta, como un reclamo agudo
y tierno que me llama desde un árbol desnudo,
como un pez que ha olvidado que existen los anzuelos.

Como un pez asustado que ha mordido un anzuelo.
Como el daño en los ojos del niño mutilado
en el sueño, en la carne. Como sangre que mana.
Desnuda como sangre.

Te amo cuando te sé desnuda como una espada,
hoja viva y dispuesta, como un rayo que abrasa,
ciego. Como la hierba, como el agua de lluvia.
Como sombra, desnuda tras el espejo helado.


del.icio.us Guarda esta noticia en del.icio.us








Escribe tu comentario

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar en nuestra página. No podremos admitir los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar el comentario poniéndose en contacto con el autor del mismo para comunicarle los motivos.

You must be logged in to post a comment.