Archive for June, 2007

Día del Orgullo Gay

h1 Thursday, June 28th, 2007

Por si alguien no lo sabía o no se había dado cuenta, hoy es el día del Orgullo Gay. El 28 de junio, un día multicolor en el que las banderas del arcoiris ondean bien altas, un día en el que cientos de personas empiezan a salir a la calle para celebrar este día.

La celebración coincide con el 28 de junio, fecha en la que los disturbios de Stonewall (Nueva York), en 1969, que marcaron el inicio de este tipo de manifestaciones que luego se han extendido por ciudades de todo el mundo. La policía irrumpió en dicho local intentado arrestar a todos los presentes, pero se resistieron el hecho terminó con la muerte de varios gays.

Quisiera desearos a todos un buen día del Orgullo Gay y desear que seamos cientos de miles de personas en las calles celebrándolo, todos los que podamos. Parte del equipo de dm, yo incluido, estamos en Madrid, así que… os espero ver a todos por estas calles multicolores y rebosantes de gente.

Este es el segundo año que dosmanzanas celebra el día del Orgullo Gay con todos vosotros y, al igual que el primero, quiere hacerlo con Over the rainbow de Judy Garland cantada por Barbra Streisand, que sonaba en el local justo en el momento en el que hizo su entrada la policía.

Desde dosmanzanas muchas gracias a todos… por hacer posible este gran sueño.


Hazte ver

h1 Thursday, June 28th, 2007

Con esta carta de elputojacktwist estrenamos una nueva sección, ‘la columna de dosmanzanas.com’ en la que los colaboradores habituales irán expresando su opinión sobre los diferentes temas que nos interesan a todos.

La columna de dosmanzanas.comA pocos días del desfile del orgullo LGTB en Madrid (el Europride este año) volvemos a escuchar las mismas palabras de siempre: circo, plumas, fiestorro, desnudos, músculos, cuero, publicidad, irreverencias. Siempre habrá a quien la parezca fatal que empresas privadas se anuncien en el desfile, a quien le parezca fatal que chicos y chicas de este mundo con cuerpos de otro (mundo) se desnuden y bailen y disfruten de la fiesta. Alguno dirá que las transexuales y los trasformistas acaparan las portadas de los periódicos (lógico por otra parte: entre sacarme a mí o una chica con las tetas de una diosa mesopotámica no cabe la menor duda), otros alegarán que se critica a la Jerarquía Católica o al Partido Popular (no olvidemos el vergonzoso recurso contra la Ley de Matrimonios). Algunos recordarán al PSOE que no está todo hecho y falta un año para las elecciones y que la homofobia no es patrimonio de la derecha. Incluso algunos criticarán la propia manifestación del Orgullo desde dentro, en un ejercicio meta-reivindicativo de difícil comprensión para la mayoría de los mortales, pero muy necesario. Soy de los que opinan que hay que permanecer gritando en el sitio en el que queremos estar, para que nos hagan caso (llámese Iglesia, Partido Popular u Orgullo LGTB). Difícil, ya lo sé. Tampoco debemos olvidar que el desfile del Orgullo (y concretamente su asistencia masiva en Madrid dado su carácter estatal), a pesar, o quizá gracias a, su carácter lúdico, ha sido fundamental en el camino a la consecución de los derechos que ahora tenemos. Y siempre ha sido reivindicativo.

Debemos evitar que la resistencia ante la homofobia reproduzca entre nosotros ese mismo discurso al que nos resistimos (una lacra omnipresente en la historia de la liberación LGTB). Porque lo interesante es que se nos vea, y no importa que se manifiesten nuestras diferencias ni nuestras contradicciones, nuestros absurdos o nuestras vergüenzas. Porque la comunidad LGTB no tiene que ser perfecta: nada lo es.

Así que hazte ver, sal a la calle, vestido de novia, marinero, con un kaiku, en camiseta y vaqueros, traje, desnudo o de lagarterana. Critica, grita, pregunta, reflexiona, duda, cuestiona, aplaude. Baila hasta caer extenuado, siéntate en un banco al solecito y da gracias por haber vivido para ver esto, llora si quieres por los que no están y por tantas y tantas agresiones en Irán, Estados Unidos, Cuba, México, China, Polonia o España. Todos podemos aprender de todos, pero lo realmente importante es lo que el resto del mundo puede aprender de nosotros: que el ser humano es diverso, poliédrico, tan complejo como uno de esos conjuntos de dimensión fractal. Tan complejo como la propia naturaleza: ni categorías, ni etiquetas, ni descripciones médicas o psiquiátricas, ni pesados tomos llenos de casos clínicos. Nada que describir, ni limitar, ni clasificar: la realidad está por encima de todo eso.

Porque el desconocimiento y la ocultación acaba en la homofobia (ni siquiera el corrector de Word reconoce la palabra. Pura homofobia). Porque nuestra mejor arma es la visibilidad en todos los ámbitos: en la calle, en el trabajo, en la familia, en el barrio, en el ejército, en misa o en la mezquita, en las instituciones, en los partidos políticos, en los medios de comunicación, en los colegios y en el supermercado.

Hazte ver. Se lo debemos a ese chaval que mira el telediario de reojo mientras come, a esa niña que será feliz con la portada de un periódico dominical descubriendo que sí hay futuro para sus sueños.

elputojacktwist

(Y aunque odio parecerme a la DGT: haz que tus condones también se vean)

Otras columnas de dosmanzanas

Humo

h1 Thursday, June 28th, 2007

Una carta en dosmanzanas

I

Sobre las puertas del infierno, Dante colocó, en su Divina Comedia, la siguiente inscripción: Lasciate ogni speranza, voi ch’entrate. Abandonad toda esperanza, los que por aquí entráis. Sobre las puertas del infierno construido por el ser humano no se leía nada parecido: allí la inscripción era mucho menos dura, pero también mucho menos honesta, pues al parecer en este caso los verdugos no se conformaban con ser sólo verdugos; algo en ellos les pedía, además, burlarse de sus víctimas con un cruel sarcasmo. Allí, sobre la puerta enrejada de Auschwitz, quien entraba al infierno podía leer: Arbeit macht frei. El trabajo os hará libres.

El camino que conducía a la puerta de Auschwitz no estaba pavimentado –a diferencia de lo que ocurría en otros campos de exterminio cercanos, como el de Plaszów (el que aparece en la película La lista de Schindler)– con lápidas centenarias arrancadas de los cementerios judíos. Según el historiador británico Ian Kershaw, “El camino que llevó a Auschwitz se construyó con el odio, pero se pavimentó con la indiferencia”: con la indiferencia de la gran mayoría hacia el destino que pudiera aguardar a una minoría.

Y es que el camino que llevó a Auschwitz y a los demás campos de exterminio se había iniciado años atrás en el terreno del discurso político: un discurso, el de los nazis, que, por cierto, nunca habló abiertamente de exterminar a los judíos; en lugar de eso, se esforzó por ir inoculando poco a poco a la sociedad su virulento odio hacia ellos. Poco a poco se fue señalando a los judíos como una amenaza para la raza aria y para el pueblo alemán; una amenaza, se añadía, particularmente insidiosa para la juventud, para esa juventud que era el futuro de Alemania. Era necesario impedir, por cualquier medio, que los judíos siguieran contaminando a la juventud aria alemana con su “carácter degenerado”, había que proteger a los niños y jóvenes de la propaganda judía que intentaba pervertir y confundir sus mentes aún en pleno desarrollo. En mayo de 1933, pocos meses después de que Hitler llegara (por la vía constitucional de la República democrática) a la Cancillería, los nazis decidieron asestar un golpe espectacular a dicha “propaganda”: decenas de millares de libros escritos por judíos y otros “traidores y degenerados” (incluyendo homosexuales como Marcel Proust) fueron quemados públicamente en las principales ciudades del Reich por estudiantes universitarios vestidos con el uniforme pardo de las SA. En Berlín la quema de libros tuvo lugar en la elegante plaza donde se encuentra la Universidad Humboldt; en ese mismo lugar, una placa en el suelo recuerda hoy la profecía que el poeta alemán y judío Heinrich Heine hiciera a principios del siglo XIX: Dort, wo man Bücher verbrennt, verbrennt man am Ende auch Menschen. Donde se queman libros, al final se acaba quemando también seres humanos.

Pero en 1933 la inmensa mayoría de la gente, judíos incluidos, estaba muy lejos de reconocer, en el humo de aquellos libros de “propaganda degenerada”, el presagio del que habían de expulsar no muchos años más tarde las chimeneas de los hornos crematorios de Auschwitz y los demás campos de exterminio. Desde Berlín, Betty Scholem, judía y madre del historiador y filósofo Gershom Scholem, escribía a su hijo, que residía en Palestina desde hacía diez años, que en realidad eran los socialdemócratas, y no los judíos, quienes tenían más motivos para estar preocupados por la llegada al gobierno de los nazis, y se quejaba además de que el 99% de lo que se publicaba sobre Alemania en la prensa extranjera no era más que propaganda basada en cuentos de terror y en mentiras. Según el historiador Amos Elon, “Una exagerada fe en la Kultur [la avanzada civilización alemana] bloqueó la conciencia del peligro y produjo un sentido de la realidad altamente selectivo” incluso entre muchos de los judíos más brillantes de la época. La ceguera más o menos voluntaria y la inacción de muchos judíos correspondía, pues, a la misma ceguera y a la indiferencia generalizadas de la opinión pública mayoritaria alemana y europea. El camino hacia los campos, construido por el odio, se iba pavimentando.

Sin embargo, las medidas tomadas por el gobierno de Hitler para dar cobertura legal a su persecución de los judíos podían parecer, en los primeros años, relativamente moderadas, por lo menos si se las comparaba con lo virulento del discurso antisemita en que dichas medidas hallaban su justificación: había que ir acostumbrando a la opinión pública a las nuevas realidades, procurando no escandalizar demasiado, en los primeros momentos, a los espíritus sensibles y moderados de Alemania y el extranjero. En abril de 1933 se aprobó una ley que excluía a los judíos de la función pública (administración, enseñanza, judicatura, etc.), y poco después se les expulsó también por ley de determinadas profesiones liberales como la abogacía o la medicina. Se hicieron, sin embargo, una serie de excepciones, en las que encontró amparo legal un gran número de judíos; en 1934 dichas excepciones fueron eliminadas, y el amparo suprimido. Hasta mayo de 1935, con todo, no se prohibió a los judíos ingresar en la Wehrmacht, el ejército.

Poco a poco se había ido acostumbrando a la sociedad a aceptar que los judíos fuesen tratados por el Estado como una especie de ciudadanos de segunda clase. En setiembre de 1935 se dio un nuevo e importante paso: las leyes de Núremberg, además de prohibir los matrimonios entre “alemanes” y judíos, introdujeron y oficializaron la distinción entre Reichsbürger (ciudadanos del Reich) y Staatsangehöriger (miembros del Estado), dejando claro que sólo los primeros podían disfrutar de plenos derechos civiles. Los segundos eran los judíos, que quedaban, mediante esta distinción terminológica y legal, desposeídos de la ciudadanía alemana y de los derechos que ésta comportaba. La pensadora alemana y judía Hannah Arendt subrayó, en su libro Los orígenes del totalitarismo, que privar a los judíos de la ciudadanía era el paso que se requería para poder despojarlos más adelante de su humanidad misma –y con ella, de sus derechos humanos más básicos–. Así pues, a finales del verano de 1935 el camino que habría de llevar hasta Auschwitz había quedado finalmente libre de obstáculos legales.

II

Cuando, hacia el final de la Segunda Guerra Mundial, los horrores de Auschwitz y los demás campos quedaron al descubierto ante el mundo, el shock fue considerable. Mucha gente, incluso en los mismos países aliados contra Hitler, se había negado hasta ese momento a creer que tales monstruosidades pudieran tener lugar en un país europeo y civilizado como Alemania, a mediados del siglo XX: “Eso no son más que mentiras y exageraciones de los propagandistas judíos”, decían –algunos, ciegos vocacionales o manipuladores abyectos, han seguido diciéndolo hasta nuestros días–. La evidencia, sin embargo, estaba allí, la insoportable realidad estaba allí.

La Europa de los años 30 y primeros 40, arrastrada por un vendaval de demencia y de odio sin sentido, había quedado devastada, sepultada bajo incontables toneladas de escombros y de cadáveres. Sobre sus ruinas se quiso levantar una nueva Europa que no se pareciese ni remotamente, y que no pudiera volver a parecerse jamás, a aquella Europa de pesadilla. Una Europa construida sobre cimentos sólidamente democráticos y liberales: nuestra Europa, la Unión Europea, la Europa en la que vivimos… O en la que creíamos vivir, hasta que hace poco tuvimos que contemplar con sorpresa y estupor cómo de nuevo el gobierno de un país europeo (miembro además de la UE) se empeñaba en difundir un discurso de odio hacia una minoría, la de las personas homosexuales, marcando a sus miembros ante la sociedad como “pederastas asquerosos” e identificando sus “comportamientos” con “manifestaciones de depravación”; una depravación de la cual, se añade, “es preciso proteger a niños y jóvenes”. Este discurso homófobo es el fundamento ideológico de la ley que prepara actualmente dicho gobierno para defender a los miembros más jóvenes –y por ello, más vulnerables– de la sociedad de “los contenidos que amenazan su normal desarrollo psíquico y moral”, entre los cuales el texto del proyecto de ley cita expresamente “la propaganda de la homosexualidad”. Eso sí, para perseguir a los profesores homosexuales, se aclara, éstos tendrán antes que haber sido acusados de hacer “propaganda homosexual”; un concepto, obviamente, lo bastante amplio para que en él pueda incluirse sin grandes problemas la afirmación –o hasta la mera insinuación– de que, contrariamente a la ideología que pretende imponer el gobierno, la homosexualidad no es ninguna depravación, ni constituye amenaza alguna para la sociedad.

Que se haga objeto a la minoría homosexual de un discurso de odio y una actuación persecutoria por parte del Estado no es, por supuesto, nada nuevo; el mismo régimen hitleriano consideró también a los homosexuales como seres degenerados y depravados de los que había que proteger a la sociedad y, en particular, a la sana juventud aria alemana, y por ello encarceló a decenas de millares de homosexuales e internó a algunos miles en sus campos de exterminio, de donde relativamente pocos lograron salir con vida. Pero los avances conseguidos por la lucha por los derechos LGTB en los países occidentales en las últimas décadas habían provocado que llegásemos a creer que el regreso del odio oficial abierto y sin tapujos y de la persecución legalizada era tan improbable en nuestro caso como en el de la minoría judía de Europa. Y sin embargo…

El país donde se vive en nuestros días este alucinante retorno al pasado es precisamente Polonia, el país donde los nazis construyeron Auschwitz y otros muchos campos similares. ¿Es que no han aprendido nada los polacos de las lecciones de la historia? ¿No hemos aprendido nada el resto de los europeos? Si dejamos que de nuevo se construya en Polonia, en nuestra nueva Europa, un camino basado en el odio hacia una minoría y pavimentado con la indiferencia de la mayoría, ¿hacia dónde nos conducirá dicho camino? Quizá no hacia nuevas cámaras de gas para “depravados” homosexuales; ciertamente hoy eso no parece demasiado probable… aunque tampoco a mediados de los años 30 parecía probable que un día existiese un Auschwitz. En todo caso, no hace falta que sea probable que la historia se repita literalmente y a corto plazo para que cualquier persona razonable y demócrata tema las consecuencias de lo que está sucediendo hoy en Polonia, y de lo que puede suceder mañana. Lo prudente y democrático es no permitir que el odio y la indiferencia sigan con su trabajo.

Después de las durísimas lecciones que hemos recibido de la historia del siglo pasado, sería tan insensato como cobarde que los europeos de hoy –homosexuales o no– nos limitásemos a asistir pasivamente al vergonzoso espectáculo de un gobierno de la UE que vuelve a poner en marcha la vieja e infame dinámica de la estigmatización de una minoría, marcándola ante la sociedad como una grave amenaza –sobre todo para los más jóvenes e indefensos– y preparándose para promulgar leyes que den cobertura legal a sus prejuicios sin fundamento racional y amenacen la plenitud de derechos civiles de los miembros de la minoría perseguida. El discurso y los proyectos del gobierno polaco respecto de la minoría homosexual son, sencillamente, inaceptables, incompatibles con la Europa democrática de nuestro tiempo. Si los europeos no somos capaces de dejar eso meridianamente claro, y más pronto que tarde, correremos el riesgo de ver cómo aquellos valores democráticos y liberales que creíamos que eran los sólidos cimientos en los que se basaba nuestra nueva Europa se convierten poco a poco, ante nuestros propios ojos, en humo… y nada más que humo. Sobrarán entonces los motivos para temer que el futuro que nos aguarde será tan oscuro e irrespirable como ese mismo humo metafórico; o como aquel otro humo del pasado –un humo real, a pesar de estar hecho de palabras y de ideas– de los millares de libros quemados en las plazas, premonición del que había de salir, años después, de las chimeneas del infierno que para el ser humano construyó el ser humano.

Nemo

Otras cartas en dosmanzanas.com

Lectura del pregón en la plaza de Chueca

h1 Thursday, June 28th, 2007

Este año queremos ofrecer un amplio reportaje fotográfico de la celebración del Europride.

Fotografias tomadas ayer en la lectura del pregón en la plaza de Chueca.


Creative Commons License
Estas fotografías están bajo
licencia de Creative Commons

Fangoria tendrá carroza propia en el Europride

h1 Thursday, June 28th, 2007

Alaska EuroprideEl grupo Fangoria, con Alaska y Nacho Canut, tendrá una carroza propia en la manifestación del Europride, este sábado 30. El grupo ofrecerá un pequeño concierto desde un escenario móvil, que compartirá con las Nancys Rubias y con otras veinte personas.

El número de carrozas se ha incrementado este año con respecto a ediciones anteriores, tras la llegada del Orgullo Gay europeo a Madrid. La marcha comenzará en la Puerta de Alcalá y finalizará en la Plaza de España, recorriendo parte de la calle de Alcalá y la Gran Vía de la capital.

Concierto de Andrés Lewin en el Orgullo

h1 Thursday, June 28th, 2007

Andrés LewinEl cantautor argentino Andrés Lewin, que ya entrevistamos en su día en dm, también estará presente en la programación musical de Chueca para este sábado del Orgullo. Su concierto comenzará a las 21.30-22 horas en Libertad 8 (Metro Chueca).

El propio Lewin se presenta como una ‘alternativa’ para los actos y grandes fiestas previstos tras la manifestación estatal del sábado, prometiendo “un espectáculo tranquilito en el que nadie se despelotará”.

Hoy se estrena una nueva serie gay en Internet

h1 Thursday, June 28th, 2007

let it biHoy se presenta una nueva serie gay ‘Let it bi’, y que podremos seguir por Internet y dispositivos móviles desde su web.

Los chicos de LIB nos presentan la serie como una serie de “es una serie gay grabada en Barcelona que cuenta las historias independientes, aunque conectadas, de todo tipo de gente. La serie combina elementos de series como Friends, Frasier o QAF.

Aunque la serie intentara huir de los tópicos, su objetivo principal no es luchar por la normalización, aunque también lo haga. LIB explica la historia de un chico de 23 años que se ve forzado a la prostitución y al porno, una cantante transexual, un famoso actor de cine, una pareja a punto de separarse y sus respectivas relaciones con managers, novios, periodistas, directores, proxenetas, etc.�

Podemos ver el episodio piloto desde su propia web.

El Europride arranca con el pregón de Chueca

h1 Wednesday, June 27th, 2007

EuroprideChueca ya está inmersa en el ambiente festivo del Europride. La lectura del pregón en la plaza que da nombre al barrio (21 horas), con especial protagonismo para el equipo de la película ‘Chuecatown’, servirá como pistoletazo de salida para este gran evento lúdico-reivindicativo.

Entre los artistas invitados encontramos nombres como Marta Sánchez, José Galisteo, Edurne o Massiel. Comienzan así los actos centrales del Orgullo Gay europeo, que tendrán su momento central en la gran manifestación del sábado 30.

Y Dos Manzanas estará allí, para contarlo en primera persona y mostraros nuestra visión de estos días.

El Congreso rechaza una propuesta del PP para suprimir Educación para la Ciudadanía

h1 Wednesday, June 27th, 2007

Congreso de los DiputadosEl Pleno del Congreso de los Diputados rechazó ayer una propuesta del PP que pedía al Gobierno de Zapatero que eliminará la asignatura Educación para la Ciudadanía. Todos los grupos, salvo el PP, votaron en contra del texto.

El popular Eugenio Nasarre defendió la propuesta, asegurando que es una materia en la que “se rebasan ampliamente los límites de acción educadora del Estado”.

El líder del PP, Mariano Rajoy, ya ha asegurado que si llega al poder en 2008 terminará con EpC, mientras que la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, prometió en campaña que la asignatura no será obligatoria en la Comunidad de Madrid.

El rechazo de ciertos sectores de la sociedad a su implantación, recordemos, parte de la inclusión en algunos libros de texto de menciones al matrimonio entre homosexuales, legal en nuestro país desde 2005, y a la homofobia al mismo nivel que el machismo o la xenofobia.

El Foro de la Familia arremete contra el Orgullo Gay y critica la subvención municipal

h1 Wednesday, June 27th, 2007

Foro de la Familia

El Foro de la Familia no quería permanecer ajeno a la fiesta del Europride y ha arremetido con dureza contra el Orgullo Gay, del que asegura que “insulta a la religión y a todas las personas que piensan diferente“, recordando que en anteriores manifestaciones ha habido parodias y disfraces de curas, monjas “y hasta de Jesucristo“.

El presidente de esta organización ultraconservadora, Benigno Blanco, ha criticado también que el Ayuntamiento de Madrid subvencione este evento al considerarlo “ofensivo” y agresivo en anteriores convocatorias.

Gordon Brown ya es primer ministro

h1 Wednesday, June 27th, 2007

Gordon BrownGordon Brown será a partir de hoy el nuevo primer ministro del Reino Unido. El nuevo ocupante del 10 Downing Street, sede del Gobierno británico, ha sido hasta ahora ministro de Finanzas. En el cargo sustituye a Tony Blair, que se va voluntariamente tras un fuerte desgaste por su apoyo a la guerra de Irak.

Uno de los legados del Gobierno Blair será la ley de uniones homosexuales, que no recogen el término ‘matrimonio’ como en Holanda, Bélgica o España. El propio Gordon Brown ha hecho balance de los 10 años de Blair antes de tomar posesión y ha destacado el avance en los derechos de los homosexuales como uno de sus principales logros.

Madrid y Cataluña siguen a la cabeza en el número de bodas entre homosexuales

h1 Wednesday, June 27th, 2007

felgtbLa FELGTB ha aprovechado la semana del Orgullo Gay para hacer su balance de los dos años de matrimonio homosexual en España. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (y sin incluir aún datos de 2007 de Canarias), se han celebrado 4.000 bodas gays y lésbicas en nuestro país desde julio de 2005. La tasa de nupcialidad ha aumentado en el último año.

En el desglose por Comunidades Autónomas vemos cómo Madrid y Cataluña siguen estando a la cabeza, tanto en número total como en número de bodas por cada 1.000 habitantes. Desde la FELGTB se ha asegurado que las fuertes desigualdades regionales evidencian que la “homofobia social” afecta más en zonas rurales o alejadas de grandes núcleos de población.

Abu Hamza pide no ser atendido por un gay

h1 Wednesday, June 27th, 2007

Abu HamzaEl clérigo radical Abu Hamza, encarcelado en el Reino Unido, ha rechazado ser atendido por su enfermero auxiliar homosexual, que hasta ahora ha sido el encargado de sus cuidados higiénicos y de salud básica.

Tras conocer la orientación sexual de su cuidador, ha pedido que le sea asignada otra persona. Abu Hamza, uno de los imanes más radicales del Reino Unido, ha sido acusado en varias ocasiones de colaborar, justificar y alentar el terrorismo internacional.

Las Juventudes del PSC muestran su rechazo al manifiesto del Orgullo Gay de Barcelona

h1 Wednesday, June 27th, 2007

PSCLas Juventudes del PSC -PSOE catalán- han anunciado que no participarán en la manifestación del sábado del Orgullo Gay de Barcelona al no estar de acuerdo con el manifiesto redactado por la organización de la Plataforma 28-J.

El motivo de las diferencias son las críticas que el texto recoge contra la aprobada Ley de Identidad de Género, a la que califican de “incompleta” porque excluye a menores de edad, inmigrantes y disminuidos psíquicos, una afirmación que no ha gustado a los jóvenes del PSC.

Un lingüista de la Universidad de Alicante reúne 1.500 términos en un diccionario gay-lésbico

h1 Wednesday, June 27th, 2007

Universidad de AlicanteUn lingüista de la Universidad de Alicante, Félix Rodríguez, ha elaborado una obra bajo el título ‘El diccionario gay-lésbico: vocabulario general y argot de la homosexualiad’, que saldrá publicado por Gredos en los primeros meses de 2008 y que reúne más de 1.500 términos y expresiones.

En el ‘diccionario’ aparecerán también palabras que suelen utilizarse con ánimo ofensivo, como ‘tortillera’, ’sarasa’ o ‘trucha’ explicando su significado y el origen. Para la palabra ‘gay’ se dedicarán cuatro páginas.